Hoy es 17 de abril y se habla de

entrada en verano

La futura Línea M del bus en Elche discurrirá por las zonas de expansión de la ciudad y nuevas infraestructuras

23/01/2023 - 

ELCHE. La concejalía de Movilidad Sostenible espera que la nueva Línea M del autobús sea operativa en el próximo verano. Como estaba previsto, ello afectará a la remodelación de todas las líneas, que se redistribuirán con el recorrido de este nuevo servicio, que discurrirá por las nuevas zonas de ampliación de la ciudad como Altabix o entorno de El Corte Inglés y hasta el centro comercial El Sauce, y en áreas de futuras infraestructuras como el Palacio de Deportes, el centro de salud de Travalón o el centro social Altabix/San Antón. 

La línea tendrá un recorrido de 13,9 kilómetros, contará con seis vehículos, algunos de ellos eléctricos con los ocho que llegarán con los fondos europeos Next Generation, y la frecuencia en cada una de las 43 paradas será de 11 minutos. A su vez, de esas 43 paradas, 11 serán nuevas. La edil del área Esther Díez señala que con su puesta en marcha se espera "ampliar el servicio en un millón de pasajeros al año". El objetivo de esta línea, que complementará la línea K, "que funciona muy bien al ser un recorrido largo, como la nueva Línea M", es el de coser parte del cinturón de la ciudad y conectar con el centro. Cruzará el término municipal de Este a Oeste. 

Permitirá optimizar los recorridos de las líneas E y F y cambiará el de la línea H, actualmente demasiado largo, por lo que se reducirá el mismo para hacerlo más ágil. A las nuevas zonas de Altabix en las que se ha ido estirando será donde llegue ahora la M. El coste de la misma será de 800.000 euros, aunque el gerente de los autobuses urbanos, Ángel Luis Andreu, especifica que con el ingreso por los viajeros ese coste pasa en la práctica a ser de 600.000 euros. Como se ve en el gráfico, la nueva línea pasará por la Policía Local en Altabix, el polígono, así como el centro, Antonio Machado, Doctor Sapena, L'Aljub o la Avenida de Crevillente. 

Zona de Bajas Emisiones

Respecto a la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), que tenía que entrar por ley en todas las ciudades de más de 50.000 habitantes en 2023, pero el Estado ha dado un plazo de año y medio para su implantación, Díez indica que están a la espera de que se resuelva la convocatoria en marcha de los fondos europeos Next Generation. En ella solicitaron 1,5 millones para implantar la ZBE, que a priori, como ya ha recordado en varias ocasiones, no tiene por qué suponer la restricción al tráfico debido a que la calidad del aire en el centro no es mala. "Salvo ocasiones puntuales cuando llega el aire subsahariano, ahí las partículas sí que empeoran la calidad". En todo caso, recuerda que se centrará sobre todo en digitalizar el tráfico, con cámaras de control y medición, así como de "seguir impulsando el transporte público y alternativo". Dentro de esta cantidad de 8,6 millones de euros que se solicitará para los fondos está por ejemplo la remodelación del principal intercambiador de la Pasarela que se iba a financiar con los Edusi.

Noticias relacionadas

next
x