X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

conflictos, desprotecciones o protecciones insuficientes

Las cuentas pendientes de Elche para con la protección de su patrimonio

18/11/2019 - 

ELCHE. Al menos desde que se intentó extender la protección arqueológica a la zona del Núcleo Histórico Tradicional en el pasado 2018, con el entonces edil de Urbanismo, José Manuel Sánchez, este señaló que se estaba trabajando en el nuevo catálogo de edificios protegibles. Una revisión necesaria después de los numerosos inmuebles que la ciudad ha perdido fruto de la presión urbanística, no sólo ampliando los que ya hay, sino mejorando la protección de algunos. Y no sólo de los edificios, también del Palmeral, aunque en este caso el siguiente paso lo ha de dar la Generalitat. Mientras que el nuevo catálogo no llegue, que a priori se aprobará con el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), se pueden dar conflictos de intereses hasta entonces. En algunos casos, ya han llegado. 

Conflictos urbanísticos o protecciones ligeras

Hace tan sólo unos días, este medio señalaba varios de estos casos, entre ellos, el del edificio de San Fermín, con un grado de protección ambiental según el Plan General vigente, a pesar de que la Fundación DO.CO, MO.MO Ibérica destacó de su importancia por el uso y la arquitectura moderna. Así que si finalmente Conselleria de Sanitat lo decide, se podría optar por derribar todo el inmueble y hacer uno nuevo a la de su imagen y semejanza. También se podría conservar la fachada y actuar en el resto del inmueble. En cualquier caso, ahí está la opción porque es el grado de protección actual, el mismo que el de la Casa de las Palomas del Parque Empresarial, que será restituido en otra parcela, después de que Pimesa lo adquiriera de propietarios privados en 1997, ya en estado ruinoso. Otro punto aparte a abordar, el del control municipal para con propietarios que poseen edificios de interés general, caso contrario al de la casa de la Plaza de Benidorm construido por Serrano Peral. 

Al tiempo, el presidente ejecutivo de FIATC Seguros, Joan Castells, también exvicepresidente del FC Barcelona de Joan Gaspart, ha solicitado una licencia de obras para construir un geriátrico en el solar de la Hiladora, que está en la zona de amortiguamiento del Palmeral, por lo que a priori, no se podría hacer cualquier construcción. Además, era una parcela reservada para hacer un centro de recepción del Palmeral. Al menos, así lo reflejaba el borrador del Plan Especial de Protección del Palmeral elaborado por el Ayuntamiento. Sin embargo, este plan es tan sólo el procedimiento de actuación para aplicar la ley. El problema es que la ley no se ha aprobado todavía y es competencia de la Generalitat —por eso el plan municipal no se ha sacado adelante—. Los trámites estaban bastante avanzados en la pasada legislatura pero por el momento no se conoce nada. Así pues, en situaciones como esta de conflicto de intereses hay un limbo normativo por el que el Consistorio va a consultar a la Conselleria. La actual ley en vigor sobre el Palmeral data de 1986, por tanto. 

Más situaciones contradictorias que se están dando son las de la urbanización del sector E-16 en el que está la finca El Arsenal. Más allá de que ocurre algo parecido ya que la intervención afecta a dos huertos Unesco, también hay en esta parcela una casa tradicional de campo, similar a la faeneta del Camp d'Elx, de lo que se conoce como 'arquitectura popular'. Como señaló el arquitecto Gaspar Jaén en su guía arquitectónica y urbanística de Elche, tiene un color amarillo, uno de los colores puntualmente utilizados para pintar estas casas de arquitectura popular típicas del siglo XIX. Una casa que está sin proteger. Otra falla en la protección de hitos urbanísticos o arquitectónicos locales. Bien pueden ser inmuebles sin proteger, bien protecciones que han bajado su grado, como el caso de Nuevos Riegos El Progreso. El inmueble se incluyó en el primer Catálogo de Edificios Protegibles de 1982, con nivel de protección estructural. Después se introdujeron modificaciones para adecuarlo a los Planes Generales de 1986 y 1998, aunque en este último puede haber contradicciones, como denunciaron el pasado año varios colectivos. En cualquier caso, la Conselleria de Cultura destacó que Elche otorgó la licencia del edificio sin la preceptiva indagación arqueológica

Décadas de pérdida de patrimonio

Por otra parte, la historia del municipio y su pérdida de edificios emblemáticos viene de largo, como larga es su lista. Entre algunos de los casos más sonados, la Casa Gómez —derribada por sus dueños poco antes de que se aprobara el primer catálogo en 1982—, el mal estado de la casa del Hort de Mezquita (a la derecha), rodeada de cemento, o la desaparición de la casa de Villa Carmen en el Camino del Gat, que fue incendiada y expoliada. De ella decía Jaén que "era del color encarnado más bella que se ha visto en Elche", donde se daban recepciones a a las personalidades que acudían al pueblo; "buena parte de la historia de la historia del primer cuarto de siglo XX ha desaparecido con Villa Carmen, de una manera totalmente impune", relataba. En 1979 aún se conservaba relativamente bien. Ejemplos que el próximo catálogo puede evitar, lo que pasaría por la recuperación y/o recuperación de elementos como el Hort del Gaten deterioro progresivo—, del que Jaén destacó su eclecticismo y neopopularismo, la casa del Huerto de San Plácido, la abandonada casa de López Mezquita en Cruz Roja, el Molí Real, todo el patrimonio hidráulico o casas como las del Hort de Pontos, Hort de Portes Encarnades, o torres como la de Vaíllo o la de Ressemblanch. Incluso la Basílica de Santa María —competencia de la Diócesis Orihuela-Alicante—, en varias de sus fachadas, sobre todo la que da a la Calahorra, que lleva esperando una rehabilitación profunda y que tras la caída del cascote pareció que iba a haber movimientos del Ayuntamiento para ponerse en marcha. Después ya vendrían los procesos de pensar qué hacer en espacios que se conservan bien como Las Clarisas

Por otra parte, como señaló el arquitecto técnico José F. Cámara Sempere, miembro del Institut d'Estudis Comarcals del Baix Vinalopó (IECBV) en un manifiesto en La Rella en 2013, por un nuevo catálogo, precisamente los planes generales anteriores se utilizaron en vez de para ampliar y proteger los diferentes hitos arquitectónicos e históricos, para intentar recuperar el aspecto exterior de estos, sustituyendo casas modernistas por copias, "como ocurrió con el antiguo edifico de la Coral Ilicitana y con el edificio de viviendas y fábrica neoárabe de la calle Almórida, todo siguiendo el mal ejemplo del nuevo edifico de la Mutua". Por otra parte, entre esos ejemplos de esa protección ambiental, destaca Cámara que se adecuaron las fachadas de los cines Capitolio y Alcázar, pero no así sus interiores, especialmente reseñable en el caso del cine racionalista. Con este mismo grado de protección, se derruyeron y restituyeron la antigua casa de la Guardia Civil en 2008 o la casa nobiliaria de los condes de Torrellano en 2001. 

Asimismo, sobre el estado de las protecciones municipales, incluso las de la casa del Huerto del Cura, la fábrica de harinas o la del Gran Teatre son ambientales. Sobre este último, como señala el arquitecto técnico, "se trata de la única muestra de los teatros que seguían el modelo del siglo XIX y el único que nos queda que mantuvo una actividad continuada de cine, teatro y espectáculos a lo largo del siglo XX". Un manifiesto de hace algo más de un lustro que todavía sigue vigente y que propone un inventario tanto en el casco urbano —proponiendo la protección del asilo de Coquillat o el Cementerio Viejo, incluido en una red europea de estos espacios— y sobre todo en el campo, donde se ha perdido mucho patrimonio pero aún sobreviven casas de campo modernistas como la de Sant Maties (a la izquierda) en Asprelles, privada. Como curiosidad, el catálogo de protección de 1982 no incluía los edificios que ya estaban considerados por su interés historicoartístico local dentro del Pla Especial d’Ordenació Urbana de la Vessant de Llevant del Vinalopó (1975-1976). 

Así pues, queda mucho por hacer en lo patrimonial a muchos niveles para poner en valor la historia de la ciudad y dar a conocerla a través de su urbanismo, tanto en nuevas protecciones como en la ampliación de edificios con un grado insuficiente que puede dar lugar a conflictos, como sigue pasando, o a futuras pérdidas, como lleva pasando durante décadas por la presión urbanística. Una forma de evitar casos como el del reciente caso del Ideal en Alicante, donde se trabaja a contrarreloj para tramitarlo como Bien de Interés Cultural (BIC) ahora que hay una oferta privada, tras años de inactividad y puesta en valor. También ha pedido un colectivo que se declare Bien de Relevancia Local (BRL), lo que elevaría su protección a integral, aprobando el catálogo municipal de protecciones lo antes posible. En Elche, por el momento, se aprobará cuando se apruebe el nuevo Plan General. Eso sí, hay un informe técnico de 2017 que plantea nuevas protecciones como la del yacimiento de La Alcudia, la torre del Pinet o La Senieta, la casa del Hort del Gat, Xocolater o Hort dels Pollos (Plaza Benidorm), la oficina de Turismo, el pantano y su entorno, la centuriación romana...

Noticias relacionadas

next
x