X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los empleados ya no pueden aportar más horas extra para dar continuidad a su labor

La plantilla de la residencia Oriol reclama cubrir las bajas para asegurar el servicio en Orihuela

14/12/2018 - 

ORIHUELA. La plantilla de la residencia Oriol reclama la cobertura de personal en sus instalaciones para poder dar el servicio a sus 28 usuarios. Los ocho trabajadores en plantilla que realizan su labor en las instalaciones que gestiona el Ayuntamiento de Orihuela y que recibe financiación del Consell, han cubierto el máximo de horas extra por año dentro del convenio con Orihuela y piden que se refuerce a los trabajadores para poder sacar adelante la labor asistencial.

La residencia alberga a 28 de los más de 60 usuarios que también acuden al centro ocupacional Oriol. Los trabajadores ven que tendrán que echar horas extras de más hasta final de año. Aseguran que aún no saben cómo se cubrirá la plaza de jubilación en discordia que está haciendo a los profesionales trabajar más horas de las previstas. Creen que puede haber efecto bola de nieve  a partir del año que viene, acumulando horas, y reclaman una respuesta desde el Ayuntamiento oriolano. 

Al parecer, la solución que baraja el equipo de Gobierno es una contratación externa hasta que los trabajadores pongan el contador a cero y puedan volver a su labor, según convenio. Los trabajadores piden celeridad en la solución. 

Ante esta situación, la portavoz del PSOE de Orihuela, Carolina Gracia, reprochó "la pasividad" de la edil de de Bienestar Social, Sabina Galindo, ante esta situación.

Desde la jubilación en enero de uno de los trabajadores  la dirección del centro, se comunicó al área de Recursos Humanos la necesidad de cubrir esta plaza para garantizar el servicio adecuado hacia los residentes. De momento, la plaza sigue sin persona asignada y no se han abierto las bolsas de trabajo indicadas para ocupar las bajas laborales o periodos vacacionales. Actualmente, son dos las bolsas de las que podría nutrirse el centro residencial, una de educadores y otra de cuidadores, que están virtualmente paralizadas, según denunciaron desde Cambiemos Orihuela.

Los trabajadores aseguran que llevan asumiendo la carga de trabajo de la baja por jubilación y las bajas laborales a través de sus horas extras y por eso han llegado al límite permitido.

Las socialistas advierten que la gestión del Ayuntamiento  ha sido deficiente y que ahora proponen que la plantilla continúe trabajando y que les compensará con horas libres, pero advierten de que si no se cubre ese personal, será imposible que la plantilla pueda hacer efectivos esos días. "Una vez más el Ayuntamiento actúa con improvisación y premura ante un asunto que considero de mucha gravedad e importancia, porque no se nos puede olvidar que estamos hablando del cuidado de personas que necesitan un servicio y atención especial", apuntó Gracia.

Ante esta situación  la portavoz socialista ha acusado a la edil de Bienestar Social de "dejadez de sus funciones como responsable de bienestar social y máxima garante del bienestar de estos usuarios".  Además, asegura que el departamento cuenta con 300.000 euros para mejorar el servicio en la residencia Oriol. Por eso, reclama la cobertura de plazas con más personal  garantizando el servicio en cualquier época del año para que el resto de plantilla puede descansar. 

Desde Cambiemos Orihuela, en noviembre, mostraron sus sospechas de una posible privatización del servicio. Y es que, aseguran que cada plaza que no se cubre podría suponer abrir la puerta a un discurso privatizador. En este sentido, apuntaron que "ya hay una empresa privada que gestiona actividades de ocio en parte de la temporada vacacional -veinte días de agosto, parte de Navidad y Semana Santa".

Noticias relacionadas

next
x