X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

mientras tanto, ciudadanos a la espera

El martes, primer round negociador en Elche: el PSOE busca gobierno solo y Compromís bipartito

31/05/2019 - 

ELCHE. Después de las reuniones de las respectivas Ejecutivas locales de PSPV y Compromís, cada una de ellas ha designado a sus comisiones negociadoras: la socialista formada por Ramón Abad, Miguel Serna, Patricia Macià y Héctor Díez, y la de Compromís formada por Esther Díez, Felip Sànchez, Pascual Ruiz y Héctor Cámara. Después de los primeros tanteos mediáticos y la especulación, el martes 4 de junio por la mañana empieza la negociación seria con su primera reunión.

Esta primera cumbre —porque habrá varias— tendrá lugar en la sede socialista. Un pequeño detalle de quién juega primero en casa y quién lleva la batuta tras las elecciones, como los hay (o mejor dicho, gestos) en ambas comisiones. En la del PSPV está Miguel Serna, de la confianza de González, junto a dos ediles con los que el alcalde ha estado la legislatura, y en la de Compromís, los dos concejales que han quedado fuera, Díez y Sànchez, están en esta comisión en la que también participa Pascual Ruiz, responsable de Relaciones Institucionales del partido y con quien hay una buena sintonía —como en general el grupo de Compromís—.

Sin líneas rojas: primero tanter, concejalías lo último

Tanto unos como otros Abad y Díez, los portavoces de una y otra comisión, señalan que negociarán sin líneas rojas, lógico por otra parte teniendo en cuenta que han gobernado juntos durante cuatro años, generando un equipo de gobierno estable, a pesar de las inevitables erosiones que crea un gobierno diverso de tres formaciones. Todo ello aparte de la obvia cercanía política: tienen una coalición en el Botànic que se volverá a fraguar y a nivel local comparten objetivos muy similares en lo estratégico con la capitalidad verde europea de 2030. 

Sin embargo esos pequeños roces han hecho que en algunos sectores del grupo municipal se hayan generado tensiones durante el gobierno en diversos ámbitos, por lo que hay quien está más predispuesto a una legislatura en solitario sin un compañero de viaje que a veces puede ser incómodo pero con el que hay que lidiar. En cualquier caso, en el seno socialista, algunos ven de forma positiva una reedición del pacto, pero eso sí: antes toca explorar la opción de un gobierno en solitario. 

Con el tanteo del martes se verá qué opciones hay de estirar ese chicle y ver hasta dónde podrá tensionar Compromís a los socialistas para evitar que intenten llevar a cabo su fin con el que han estado incidiendo en las últimas fechas. Se prevé que haya varias reuniones, por lo que habrá que tener paciencia. Y cintura. El PSOE está cómodo porque aunque no se les invista a la primera, en segunda votación sí porque son la fuerza con más votos. Por lo pronto, el próximo martes ya se conocerán las concreciones y la receptividad por ambas partes, pues las intenciones de unos y otros ya se conocen: Compromís quiere bipartito. PSPV no.

Días de cerrar estrategias; Cs en el banquillo

Así pues, lo que resta de días hasta el martes serán jornadas de preparación de la reunión. De hecho, Compromís tendrán una asamblea con la militancia el lunes para comentar cómo está el tema de cara a la reunión y saber cuál es su pulsión. Los socialistas tendrán también que consultar a sus bases. Eso sí, después de un posible pacto, para que se refrende. 

Por último, hay un último factor en juego: Ciudadanos. Eso sí, por lo pronto, la formación naranja aún no se ha reunido en clave de pacto postelectoral, por lo que no hay comisión negociadora. Están ocupados ahora con el asunto de la conformación de la nueva Diputación e incluso con repaso de recuentos de las elecciones. En cualquier caso, tampoco tienen prisa porque saben que son el segundo plato. Aunque en un hipotético gobierno autonómo de Carlos González puedan jugar con unos o con otros dependiendo de lo que busquen, el socio prioritario es Compromís, así que tendrán que estar a la espera. No ha habido contactos, y como las otras dos formaciones, los cinturones sanitarios se desabrochan a nivel local y no se cierran a nada. Eso sí, si pueden evitar que Compromís esté en el gobierno, quizá pongan la oreja con especial interés. 

Noticias relacionadas

next
x