Hoy es 15 de julio

"no se han detectado daños estructurales y sí de conservación, responsabilidad del hércules"

El IVF dice que está "a punto de publicar el proyecto del Rico Pérez" ante las críticas de Compromís

17/03/2023 - 

ALICANTE. Primero fue Ciudadanos y ahora es Compromís el partido que pone sobre la mesa el asunto del lamentable estado del estadio Rico Pérez de Alicante.

El tema tiene miga porque se trata de una instalación de titularidad pública, es propiedad del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) o lo que es lo mismo de la Generalitat, en la que precisamente gobierna Compromís en coalición con el PSPV-PSOE.

El caso es que este viernes el candidato a la alcaldía de Alicante por la formación valencianista, Rafa Mas, anunciaba el registro de una batería de iniciativas relacionadas con el mantenimiento y conservación del Rico Pérez, otrora emblema de la ciudad y hoy símbolo de la indiferencia con la que los políticos de todos los signos la han tratado en las últimas décadas cuando han tenido responsabilidades de gobierno sobre ella. 

El edil de Compromís recordaba que "es un recinto público" y que "se encuentra en un estado ruinoso; es peligroso e insalubre para los aficionados del Hércules y las personas que vienen de fuera a ver a su equipo cuando juega contra el blanquiazul". 

A continuación, Mas ponía el foco sobre el gobierno municipal del PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Alicante, del que decía que "no puede mirar a otro lado, como siempre hace con el Hércules", adelantando que va a solicitar a la concejalía de Urbanismo "una inspección de urgencia ante los problemas estructurales que creemos que tiene el campo, que en 2024 cumplirá 50 años y que tiene que pasar obligatoriamente una inspección técnica". "Pedimos es que se adelante esa inspección porque el estado que presenta es preocupante", explicaba. 

Ahora bien, Mas también apuntaba al IVF y a la Generalitat de Ximo Puig, señalando que va a solicitar "datos de la auditoría que tuvo que hacer para presentar ese proyecto de remodelación [...] que duerme el sueño de los justos; queremos saber los datos, conocer el proyecto y su presupuesto y cuándo se va a ejecutar. Aquí nadie se puede lavar las manos con el Hércules porque está en peligro la seguridad de la afición", señalaba.

Como los lectores de Alicante Plaza conocen, el banco del Consell encargó hace justo un año la elaboración de una 'due diligence' sobre la instalación como paso previo a su cesión onerosa a la Generalitat para que esta desarrolle en ella el anunciado proyecto 'Alicante Arena' (así lo bautizó en su día el president Ximo Puig) la reconvierta en un espacio multidisciplinar que pueda acoger todo tipo de acontecimientos y eventos (no solo deportivos, también culturales), erigiéndose en icono de la ciudad y su provincia. 

La citada auditoría legal y técnica fue obra de SGS Tecnos, una consultora a la que este viernes se referían desde el IVF como "de máxima solvencia", añadiendo a continuación que su auditoría refleja "que no se han detectado daños estructurales". Eso sí, como también adelantó en su día este medio, recordaban que "sí se han detectado diversos problemas de conservación de las instalaciones, que el IVF ha denunciado también reiteradamente y que ha instado a resolver a los actuales responsables", en referencia velada al Hércules, club al que le corresponde el mantenimiento con base a un contrato de arrendamiento cuyo destino está judicializado, es objeto de un litigio ante el Juzgado de lo Mercantil número de Alicante. Al tiempo, desde el banco del Consell apuntaban que ya se ha licitado (se adjudicó definitivamente a finales de diciembre) se está "a punto de publicar el nuevo proyecto del Rico Pérez con el objetivo de convertirlo en un centro deportivo, social y cultural, abierto para todos los alicantinos y alicantinas". 

De la elaboración del citado proyecto se encarga la firma Eguesan Energy, que también tiene encomendada la tarea de consensuar con el Hércules un borrador del nuevo régimen de uso del estadio, que recoja las condiciones económicas en virtud de las cuales el club aceptaría la cesión del uso del estadio para que disputar en él los partidos de las competiciones oficiales en que participe y un número máximo de amistosos, al tiempo que renuncia "a cualquier derecho relativo al convenio celebrado entre la anterior propietaria del estadio (la desaparecida Aligestión Integral), con él y otros".

Noticias relacionadas

next
x