Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Balance de la pandemia en la ciudad

Covid-19 en Elche: baja infección con puntuales repuntes y pocos test PCR, aunque con la mejor tasa de 'rastreo'

14/05/2020 - 

ELCHE. Este jueves se reúne la consellera de Sanitat, Ana Barceló, con el ministro de Sanidad Salvador Illa, para abordar de nuevo la situación autonómica por el coronavirus, y el posible paso de la Fase 0 a la Fase 1 del desconfinamiento. Eso sí, con condiciones. La noticia de la pasada semana cogió de improvisto también a nivel local, desde los sectores económicos y los distintos partidos. El propio alcalde Carlos González, que daba por hecho el cambio de fase, exigió explicaciones a Sanidad. Como se ha explicado estos días, a pesar de la tasa de infección local tan baja, con ligeros repuntes, se han hecho pocos test PCR —los más efectivos—, aunque con la mejor tasa de rastreo autonómica. Pero en un marco de gran densidad de población y con otros datos a tener en cuenta.

Situación actual y rastreo PCR

Actualmente, la situación de los hospitales con respecto a la pandemia es buena en líneas generales. En el General se quiere dejar solo una hemiplanta (media planta con algo más de 20 camas) para positivos, cuando ha llegado a haber tres plantas. Según fuentes hospitalarias, la UCI siempre ha estado a mitad de su capacidad y nunca ha habido saturación en esta, por lo que no hicieron falta las alternativas que tenían pensadas para aumentar la capacidad. El 4 de mayo tenían 22 personas en la UCI. Asimismo, en el departamento del General se han enviado mil test PCR a sus centros de Atención Primaria para reforzar la detección precoz y rastreo que tienen que tenían que empezarse esta semana. Al tiempo, siguen realizando test PCR en el propio hospital y en el coche en los centros de salud de Altabix y Santa Pola.

Por su parte, en el Vinalopó y su departamento Elx-Crevillent aún hay menos ingresados que en el General. Eso sí, el 4 de mayo tenían 16 pacientes en la UCI. Ahora, para el rastreo, lo que han hecho con las nuevas indicaciones, reordenar su procedimiento para el rastreo, de forma de que desde Enfermería se tome registro de los casos que van llegando. Se siguen haciendo test PCR en Urgencias y en los centros de salud en el caso de que se tenga algunos de los síntomas, fiebre, tos o dipnea, aparte de alguno complementario como pérdida de olfato. En el caso de sintomatología leve, se ordena y se cita en agenda de enfermería. Hace unos días, el alcalde señaló que las UCI de Elche están ahora libres al 80%.

Respecto al rastreo hecho hsta ahora, quedó patente tras el informe de Conselleria que el Hospital General de Elche es el que ha hecho más seguimientos en 14 días, un total de 45 frente a los 97 contagios detectados, y que en tercer lugar aparece Elx-Crevillent con 27 seguimientos respecto a 77 positivos. Aunque en general, con las cifras de finales de abril y principios de mayo, salta a la vista los poco test PCR realizados por los criterios que se venían utilizando (el día 28 de abril 30 en el General y 115 en el Vinalopó, un día después 9 y 39 o el 4 de mayo 13 y 41, respectivamente) frente a los test rápidos.  

De momento, aún no se ha concretado si se recibirá más refuerzo de personal sanitario para poder ejecutar un efectivo rastreo a positivos y sospechosos para poder recuperar la trazabilidad de la covid-19. Eso sí, los anteriores datos mencionados puede que expliquen por qué no en todos los departamentos se ha pedido cruzar con la misma con las mismas condiciones

Las cifras acumuladas en Elche

Con fecha del pasado del miércoles 13 de mayo, los positivos en el departamento de salud Elx-Crevillent, que gestiona el Hospital Vinalopó, se han elevado a 209; en el caso del departamento del Hospital General, son 432. Esto significa que la tasa de infección por cada 100.000 habitantes es de 0,001335% y de 0,002551% respectivamente. Es decir, cifras realmente bajas, de las que más de toda la Comunitat, y lo mismo se puede decir para los fallecidos totales, 11 y 9. Con números tan abrumadoramente bajos, podía ser lógico pensar que el municipio estaba preparado para cambiar de fase. 

Sin embargo, la falta de información, propiciada a veces por la falta de transparencia de Conselleria y el Ministerio, o los volantazos en los criterios desde Madrid, hicieron que muchos dieran por hecho el cambio de fase. De hecho, si bien Barceló denunció que se habían cambiado los parámetro para con los test PCR a realizar de un día para otro sin que la Conselleria lo supiese —lo cual podría explicar la baja tasa de estos test hasta entonces, ya que hasta la semana pasada solo se hacían a sanitarios y casos con síntomas para hospitalizar—, en la jornada del martes se hablaba también de la movilidad. Otro criterio que surgió cual fascículo y que no se conocía; en medio de ambos, también el criterio de la densidad poblacional. Ambos criterios, densidad y movilidad, son también factores clave a controlar para prevenir un hipotético y futuro rebrote en dos departamentos cuyo grueso de pacientes está en Elche, pero que junto a Crevillente, Santa Pola y Aspe, son más de 325.000 personas.

Así, y en el dato acumulado, son 641 las personas que han dado positivo en ambos departamentos, con pequeños aumentos de seis, una, cuatro u ocho personas en los últimos días. Los repuntes más altos, aunque ligeros, llegaron hace unos diez días. El 5 de mayo con 18 nuevos infectados y el 6 con 16 positivos. Los más altos desde el 1 de mayo, que había registrado 20. Unos números estables si se comparan con los de finales de abril, con un promedio de entre 5 y 8 personas salvo algunos repuntes como los nuevos 18 afectados del 23 de abril. 

Para poner en contexto los datos, aunque en global son cifras buenas, y sabiendo que el Ministerio aún no ha aclarado qué parámetros y en qué términos no se han superado los estándares para pasar al siguiente nivel del desconfinamiento —salvo esas generalidades mencionadas a cuentagotas—, hay datos interesantes que pueden ayudar a entender la situación junto a los ya conocidos de menos test PCR, más contagios y mayor densidad en las grandes áreas, frente a la superior cantidad de test PCR y menos contagios en los departamentos que han pasado a Fase 1

La transmisión autonómica ha subido

Uno de ellos es el de la Rt, el número de reproducción básico instantáneo que marca el promedio de casos secundarios que cada sujeto infectado puede llegar a infectar en una etapa de tiempo. En la Comunidad Valenciana su máximo pico llegó el 14 de marzo con una Rt7,69,  es decir, que cada positivo podía infectar a casi 8 personas. El pasado 10 de mayo esa cifra llegó al 1,07. Es decir, que cada persona con coronavirus podía infecta a otra persona por contacto. Ahora ha vuelto a bajar y se sitúa en el 0,82, pero por ejemplo este número era mucho más bajo el 22 de abril, con 0,46, con la pandemia en una situación mucho peor. El 3 de mayo, por ejemplo, era de 0,62, por lo que en los últimos días ese número se ha estado acercando al Rty oscilando sobre él, lo que muestra una capacidad transmisión del virus para contagiar a tener en cuenta porque se ha perdido terreno en las últimas semanas. Eso sí, esta variable está ahora en descenso otra vez. 

Otros datos a tener en cuenta es que durante esta semana la comunidad ha estado entre las que más positivos ha registrado y con picos como la tercera con más ingresos en la UCI —aunque en la provincia sigue el descenso—, como ocurrió el día 10 de mayo. Lo que concuerda con los datos que está acumulando el Laboratorio de datos Montera 34, estando la provincia entre las diez primeras que más positivos registran en la última semana. Cuestiones a tener en cuenta a pesar de que el Ministerio sigue sin aclarar estos ámbitos.

Noticias relacionadas

next
x