X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

'asunción busca la pau i la igualtat' escrito por pepa guardiola

Un cuento didáctico para recordar a la xabiera Asunción Cruañes, una de las 'constituyentes'

30/11/2018 - 

XÀBIA. Los libros de historia, la sociedad y los medios de comunicación nos ha vendido la moto de que la Constitución fue cosa de un grupo de hombres. Los padres de la Constitución nos decían. Pero pocos saben que si bien esa afirmación es cierta, no es menos cierto que hubo 27 mujeres valientes que formaron parte del pleno de las Cortes Constituyentes, aquellas que aprobaron ahora hace 40 años la Carta Magna. 

Hubo 27 madres entre los 597 diputados que debatieron el documento, y entre ellas dos mujeres alicantinas: Asunción Cruañes y Pilar Bravo. Hace unos años un documental ya destacó su trabajo, ahora es el municipio de Xàbia, el que quiere difundir el trabajo que hizo Cruañes, que nació en esta localidad de la Marina Alta.

Para ello, han editado junt oa la escritora y activista del feminismo, Pepa Guardiola un cuento didáctico para narrar su historia y darla a conocer entre los escolares se titula Asunción busca la pau i la igualtat. Lo edita el Ayuntamiento y Edicions 96 dentro de una serie de libros para relatar la vida de diferentes personajes valencianos.

Alicante Plaza ha conversado con la escritora xabiera para conocer un poco más sobre la vida de una de las dos diputadas constituyentes, a quien conoció de cerca en aquellos años cuando se juntaban en el Club de Amigos de la Unesco. Guardiola recordó que la diputada que falleció en 2012, recibió el premio de la Xarxa de Dones de la Marina Alta en 2009 por su contribución a la igualdad y al feminismo.

Cruañes nació en Xàbia en1925 y se trasladó en 1935 junto a su familia a Mutxamel, su madre era maestra de la 'Escuela Republicana', mientras su padre fue el primer alcalde republicano de Xàbia. Allí vivieron la Guerra Civil y tras la contienda su madre fue desterrada a la pedanía de Cruz de Galindo de Almoradí. Un sitio donde, según evocó Guardiola pudo ver “el tercer mundo”. Se casó y tuvo seis hijos, y en la década de los 60 se volvieron a Alicante ciudad para que estos pudieran iniciar sus estudios.

Según destaca Guardiola, Cruañes era “una persona muy sensible socialmente y con un gran espíritu solidario” lo que le hizo -destacó- integrarse en los movimientos cívicos en la ciudad, eso fue lo que le llevó a formar parte de la lista del PSOE para las Cortes, un partido que en Alicante lideraba García Miralles, y en la que “se integró sin ser consciente de que podía llegar a ser diputada”. La escritora hizo un apunte en este momento y quiso reconocer el valor del marido de Cruañes que “le apoyó en todo momento” en una época en la que las mujeres no “podían ni tener una cuenta a su nombre”.

Cruañes fue diputada hasta 1993, y de la aprobación de la Constitución, Guardiola evoca una frase que le dijola diputada “no fue todo lo que podía ser para la mujer” y “la influencia de lamujer fue escasa porque nosotras éramos escasas”, pero subrayó que la intenciónde esas 27 madres entonces fue “estar presentes en todas las comisiones que seabrieron durante el debate de la Carta Magna”. 

En todos los años que estuvo en el Congreso participó de importantes avances para la mujer, como la ley del Divorcio que fue aprobada en el 86 o la del Aborto. Normas que, no obstante,tampoco satisfacían del todo a la diputada alicantina, tal y como recuerda la propia Guardiola. Fue entre otras, presidenta de la Comisión del Defensor del Pueblo y vocal en la de Control a RTVE.

La xabiera conoció a Cruañes en el Club de Amigos de la UNESCO allí coincidían en las reuniones una especie de clandestinas, la primera hablaba de coeducación, la segunda de política de planificación ¡eso en 1975!. Las reuniones, se realizaban en la sede de la antigua CAM, uno de sus primeros encuentros fue en 1975 el año en que se conmemoró por primera vez el día Internacional de la Mujer. Unos encuentros en los que “se hablaba poco de feminismo como lo entendemos ahora” añadió.

Guardiola y Cruañes se centraron en sus respectivos empleos y se reencontraron en 1991 cuando la novelista lideró la lista del PSPV en Xàbia y la diputada participó en alguno de los actos de campaña.

Y posteriormente a través dela Xarxa de Dones de la Marina Alta logró que le dieran el reconocimiento anual en 2009. Cruañes fue “una gran defensora de los derechos humanos, muy cercana,con ideas muy claras y muy generosa”, subraya la escritora xabiera y fue en gran medida la gran impulsora del Archivo de la Memoria de la Universitat d'Alacant.

A ella y su memoria, Guardiola le ha dedicado el cuento didáctico que cuenta con las ilustraciones de Pau Cruañes, que aunque lo parezca no es familiar de la protagonista. El cuento será presentado este viernes en Xàbia, un acto en el que participarán los dos autores, así como los hijos de Asunción Cruañes.  


Noticias relacionadas

next