Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

distintivo sobre el cumplimiento de medidas frente al coronavirus

Turismo extiende los protocolos de prevención de 'Alicante Segura' a cruceros, museos y tiendas

23/06/2020 - 

ALICANTE. El Patronato Municipal de Turismo persiste en el objetivo de reforzar la imagen de Alicante como destino seguro y extiende el compromiso de implantación de protocolos específicos de medidas higiénico-sanitarias frente al coronavirus en otras actividades ligadas a la actividad turística. 

Así, al margen de los establecimientos hoteleros y hosteleros, campos de golf e instalaciones deportivas de la ciudad, con los que se concertó la expedición del distintivo 'Alicante Segura' a finales de abril, se acaba de alcanzar acuerdos concretos para poder implantar también esos protocolos específicos en la terminal de cruceros del Puerto de Alicante, gestionada por Costablanca Portuaria en régimen de concesión, en las playas, y en instalaciones de uso común de los establecimientos hoteleros, como las piscinas o los gimnasios.

En todos ellos, se ha sistematizado condiciones concretas adaptadas a cada actividad para que sus titulares puedan disponer del distintivo municipal, tras la presentación de una declaración responsable en la que se asume el compromiso de cumplimiento de dichos protocolos. Como viene informando este diario, los técnicos de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic) deben evaluar y comprobar, después, que los establecimientos aplican realmente esas medidas, de modo que podrían acordar su retirada en caso de que se detectasen posibles incumplimientos.

El Patronato trabaja, además, en la incorporación de otros puntos de interés turístico de como los museos o los comercios, de modo que también puedan optar a lucir el distintivo siguiendo las medidas de seguridad adaptadas a las condiciones singulares en las que se desarrolla el acceso del público en cada uno de ellos. Esas condiciones incluyen las recomendaciones y disposiciones recogidas por el Instituto para la Calidad Turística de España (ICTE), las desarrolladas por Turisme Comunitat Valenciana y las acordadas con la aportación adicional de las propias asociaciones empresariales de cada sector, en algunos casos más exigentes que las delimitadas por el Gobierno central o por el Consell, según fuentes del Patronato.


Esos medidas se han ido ampliando y ajustando a las condiciones de cada actividad. En lo sucesivo, además, se trata de incorporar nuevos sectores también vinculados a la llegada de visitantes y a la afluencia de público, que han manifestado su voluntad de sumarse al cumplimiento de los protocolos frente al coronavirus para poder lucir el distintivo. Las mismas fuentes recalcaron que no se trata de un sello oficial ni de un certificado expedido por una consultora especializada, ya que no existe ningún protocolo que garantice la eliminación de riesgo de contagio de la enfermedad. De hecho, esa fue la circunstancia que motivó la modificación de la nomenclatura de la iniciativa desde la inicial Alicante Covid Free a la actual Alicante Segura que ahora también se está desarrollando en condiciones similares en otros municipios turísticos de la provincia como Benidorm.

En el caso de Alicante, los primeros distintivos podrían facilitarse a finales de esta misma semana, cuando se prevé la reapertura progresiva de la mayor parte de los hoteles de la ciudad agrupados en la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA), animados por las condiciones menos restrictivas acordadas para su funcionamiento con la llegada de la llamada nueva normalidad, como la recuperación de los desplazamientos entre provincias o la apertura de fronteras y la llegada de vuelos internacionales.

Reactivación del turismo, sin Fogueres

Por lo pronto, la vicealcaldesa y edil de Turismo, Mari Carmen Sánchez (Cs), apuntó este lunes, tras su participación en la ofrenda solidaria de alimentos organizada por el Ayuntamiento y la Federació de Fogures, que "afortunadamente, el trabajo desarrollado durante estos meses previos, Alicante está preparada para adoptar cualquier decisión como la apertura de playas y la llegada del turismo". "Desde el momento en el que anunciamos que las playas estaban preparadas para la reapertura y de que disponíamos del contrato de socorrismo en vigor, cuando prácticamente no estaba en marcha en las playas de ningún punto de España, ha generado una muy buena imagen de la ciudad y las reservas se han ido avivando cada vez más", dijo. "Las previsiones que tenemos no son tan malas como esperábamos; no va a ser un año bueno, pero no va a ser un año tan malo ni tan negro como preveíamos, ya que se va animando el mercado nacional y el mercado internacional", recalcó. "Alicante tiene todos los elementos necesarios que puede desearse en cualquier estancia: mar, gastronomía, museos, lugares para pasear... por lo que estamos seguros de que las reservas van a ir aumentando", añadió. 

Respecto al impacto de la suspensión de les Fogueres de 2020, una de las principales enseñas turísticas de la ciudad, el propio alcalde, el popular Luis Barcala, incidió en que esa decisión conlleva la pérdida de unos ingresos próximos a los 90 millones, y recordó que las fiestas arrancan con las aportaciones de los foguerers para que cada año se puedan plantar los monumentos. Así, invitó a todo el tejido productivo de la ciudad a colaborar con las fiestas para que pueda producirse ese efecto retorno en las próximas fiestas de 2021.  

Noticias relacionadas

next
x