X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de agosto y se habla de alicante TEMPORAL DE LLUVIAS grupo cdv alzis benidorm port hotels

encuesta aP (I). resultados en el ayuntamiento de la capital

Sondeo: Vox irrumpiría en Alicante con 6 concejales y sería clave para un pacto a la andaluza

27/01/2019 - 

ALICANTE. Las elecciones municipales del próximo 26 de mayo podrían conducir a la formación de un gobierno de centro-derecha en el Ayuntamiento de Alicante en el que Vox jugaría un papel decisivo. Lo haría tras irrumpir en la corporación con hasta 6 representantes (el 19,20% de las papeletas) para convertirse en la tercera fuerza más votada tras PSOE y PP. Así lo refleja el sondeo de la consultora SyM Consulting realizado para Alicante Plaza entre el 15 y el 16 de enero con un total de 528 encuestas válidas realizadas (ver ficha técnica abajo). 

Según el estudio demoscópico, el partido presidido por Santiago Abascal -que todavía no ha dado a conocer quién será su candidato a la Alcaldía- obtendría los mismos escaños que el Partido Popular (PP), ahora en el poder, y podría incluso llegar a superar a Ciudadanos (Cs): una de las sorpresas de la convocatoria electoral de 2015 que ahora (igualmente, sin alcaldable conocido) se quedaría a las puertas de igualar la misma representación de hace cuatro años (entre 5 y 6 ediles ahora, frente a los 6 que cosechó entonces) con el 18,36% de los votos. Los populares, por su parte, continuarían en la senda del retroceso en la que se adentraron en 2015 (de 18 ediles pasaron a 8) y perderían otros dos concejales: de 8 bajarían a 6, con un 20,75% de los votos, sin sacar rédito a su atípico mandado de un año de duración. 

Eso sí, la suma de las tres fuerzas de centro-derecha (PP, Vox y Cs) tendría la llave para elegir al próximo alcalde o alcaldesa en todas las combinaciones de acuerdos postelectorales posibles: tripartito con competencias compartidas, bipartito con apoyo externo de uno de los tres socios o solo pacto de investidura en un hipotético gobierno monocolor. Es decir, se daría un escenario similar al que se ha registrado en las elecciones autonómicas de Andalucía con el concurso de los tres mismos protagonistas. En el caso andaluz, un pacto de gobierno entre PP y Cs y un acuerdo de investidura paralelo entre PP y Vox han permitido que el popular Juan Manuel Moreno se convierta en nuevo presidente de la Junta tras 36 años de hegemonía socialista.  

La encuesta de SyM Consulting para Alicante Plaza, elaborada precisamente en pleno proceso de negociación del gobierno andaluz (y por consiguiente, en un contexto de sobreexposición política y mediática de Vox), daría cabida a esa misma situación para el tablero de la ciudad de Alicante. En ese escenario, el actual alcalde del PP, Luis Barcala (candidato de la lista más votada de las tres), podría afianzarse en el cargo que asumió el pasado abril, tras la dimisión del socialista Gabriel Echávarri. En esa hipótesis, las tres fuerzas deberían negociar los términos de ese posible acuerdo y cuál sería el grado de implicación de cada uno de ellos. Es decir, si los tres estarían dispuestos a compartir competencias de gobierno.

En todo caso, con esa probable alianza de los 17-18 concejales del bloque de centro-derecha, el sondeo sí da por descartada toda opción de un gobierno de corte progresista como el que se configuró en 2015. De hecho, los números de los tres partidos juntos depararían la misma mayoría que el PP obtuvo en 2011 con Sonia Castedo como candidata. Se trataría de la histórica cifra de 18 ediles en los que el centro-derecha consolidaría su techo electoral en Alicante. Ese techo podría volver a repetirse, aunque esta vez con el voto repartido entre tres siglas, como demostración de que el electorado de ese bloque -como en el conjunto del país, según apuntan la mayoría de las encuestas- está en su máximo nivel de movilización.

Pese a ello, curiosamente, según el estudio de SyM Consulting, el PSOE pasaría a ser la lista más votada (a menos de un punto de distancia del PP). Lograría entre 6 y 7 concejales y el 21,58% de los votos. Con ese resultado, obtendría los mismos regidores o uno más de los que consiguió en 2015, cuando cosechó su peor registro electoral en la capital. Todo, pese al efecto que pudiese atribuirse a la presencia de Pedro Sánchez en La Moncloa y de Ximo Puig en el Palau de la Generalitat. De acuerdo con el sondeo, los socialistas, que todavía no tienen candidato definido para tratar de recuperar la Alcaldía de la capital, no rentabilizarían en Alicante su doble presencia a los mandos del Gobierno y del Consell. Lograrían estabilizarse, sí, pero no el despegue que se vaticinaba tras el efecto de la moción de censura a Mariano Rajoy de mayo de 2018.  

Compromís, por su parte, igualaría el éxito de 2015, cuando entró por primera vez en la corporación alicantina con 3 concejales. A las puertas de elegir a su candidato en votaciones primarias, la coalición obtendría el 9,27% de las papeletas tras cuatro años en el Consell del Botànic y tres en los que también se vio afectado por las tribulaciones del tripartito en Alicante.

Por último, la hipotética lista conjunta que todavía negocian Podemos y Esquerra Unida (EU) sería la que obtendría peores registros si se compara con los logrados por la plataforma electoral Guanyar Alacant (liderada por EU con apoyo de Podemos, aunque sin llegar a integrarse en ella) de la que hasta cierto punto podría considerarse heredera. Esa confluencia bajo la denominación Unidas-Podemos se quedaría con el 6,21% de los votos y solo 2 concejales, frente a los 6 que consiguió Guanyar en 2015.

La caída de esta última opción política (en un momento en el que la marca Podemos también está bajo el punto de mira de la atención mediática por sus episodios de crisis en otros territorios), junto a la sorprendente penetración de Vox (pese a la polémica desencadenada sobre su ideario programático) es la que impediría que el bloque progresista volviese a gobernar. Según el sondeo, además, en el pleno de Alicante no habría espacio para ninguna otra formación política, pese a que se pronostica un 3,17% de votos a otros partidos (4.603 papeletas).

Así, los porcentajes reflejados en el trabajo de SyM Consulting para Alicante Plaza se ajustarían a las cifras que se manejan para las siglas de implantación nacional (excluido Compromís) en el conjunto de los sondeos difundidos por los medios de comunicación hasta ahora. Según el portal El Electoral, el valor medio de votos asignados a cada partido es el siguiente: PSOE, 24,7%; PP, 20,8%; Cs, 19,6%; Unidas-Podemos, 16% y Vox, 9,6%. En consecuencia, las principales diferencias se darían en estas dos últimas marcas: Vox quedaría en Alicante 11 puntos por encima de la media de las encuestas y Unidas-Podemos, 10 puntos por debajo.

La transferencia de votantes

Por lo que respecta a la transferencia de voto respecto a la opción política escogida en las municipales de 2015, destaca la fidelidad del votante del PSOE: el 100% de los que prevén votar al partido del puño y la rosa ya eligieron esa papeleta hace cuatro años. Otro tanto sucede con los que aseguran que votarán a Unidas-Podemos, ya que todos aseguran que entonces votaron en bloque a Guanyar.

También confiesan que pretenden reeditar su confianza los electores que anuncian su voto para el PP, aunque no con el mismo grado de permanencia en esas siglas. Un 84,6% de ellos dicen que ya se decantaron por esa opción en 2015. El 15,4% restante, no sabe o no contesta a quién votó hace 4 años. Por su parte, Cs roba un más que notable porcentaje de apoyos al PP: el 71,4% de los que prevén votar al partido de Albert Rivera aseguran que eligieron la papeleta popular en 2015.

Compromís, por su parte, consigue pescar entre los votantes de Guanyar: el 50% de los que aseguran que votarán a los nacionalistas se decantaron por esa plataforma electoral hace cuatro años y el 50% restante dice que ya introdujo la papeleta de Compromís entonces.

Por último, Vox captaría sobres entre los votantes que eligieron a PP y Cs en 2015 (un 25% por cada partido)  y conseguiría un plus de movilización al sumar también un 25% de electores que no acudieron a las urnas hace cuatro años. De ese poder de movilización -arrastrado por los movimientos en el tablero nacional- se desprendería la intensidad de su entrada en la corporación, según el estudio.  

FICHA TÉCNICA

Censo electoral municipio de Alicante INE 1/11/2018: 237.230 personas. Nivel de confianza:  95,45%
Margen de error máximo para Alicante: 4,26%
Total de encuestas previstas: 500. Distribución proporcional por sexo y edad. Realizadas válidas: 528

Trabajo de campo: Del 15 al 16 de Enero de 2019
Técnica: Telefónica asistida por ordenador (IVR).
Muestreo: aleatorio probabilístico y estratificado por sexo y edad. Llamadas realizadas a Alicante: 13.731 mediante proceso de generación automático de números telefónicos. Tratamiento de Datos SPSS

Director: Eduardo San José Requejo 
Licenciado en Ciencias Políticas - Colegiado Número: 5.647.

Noticias relacionadas

next
x