Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 9 de julio y se habla de alicante coronavirus inmobiliario VIVIENDA solvia benidorm Turismo

medidas de prevención para la reapertura

El distintivo de 'seguridad turística' de Alicante: turnos de comida, platos individuales y mamparas

24/04/2020 - 

ALICANTE. El protocolo de medidas preventivas diseñado desde Alicante para planificar la desescalada en el sector turístico y procurar condiciones de seguridad frente al riesgo de contagio por coronavirus contempla un cambio drástico en el funcionamiento habitual de hoteles y restaurantes. Sobre todo, por lo que respecta al uso de sus espacios comunes: la recepción y los salones comedores. Todo aquel negocio turístico que pretenda optar al distintivo Alicante Covid Free deberá reunir esas condiciones, en función de ese plan coordinado por el Patronato de Turismo del Ayuntamiento de Alicante y la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante (APHA), con las aportaciones del grupo hotelero Servigroup, de la Asociación Provincial de Empresarios de la Hostelería de Alicante (APEHA) y la Asociación de Restaurantes de Alicante (ARA). Además, se incorporan las recomendaciones del Ministerio de Sanidad en su Guía de Buenas Prácticas para Establecimientos y Trabajadores del Sector Turístico.

¿De qué tipo de requisitos se trata? En primer término, todo negocio turístico que pretende contar con ese dispositivo deberá acreditar que ha acometido una completa desinfección de su establecimiento antes de afrontar su reapertura al público (utilizando lejía, preferentemente, entre otros productos de limpieza).

En segundo lugar, cada hotel o restaurante debe formar a su plantilla de trabajadores sobre las condiciones de higiene personal recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que incluye un correcto y frecuente lavado de manos, no tocarse ojos, boca y nariz, y utilizar guantes en las tareas de limpieza de las instalaciones.

Además, deberá abordarse una revisión de los sistemas de aire acondicionado y emprender una limpieza y desinfección de los filtros. Al tiempo, se recomienda mantener una temperatura de 23-26 grados en el sistema de climatización y, sobre todo, airear todas las estancias para asegurar "una renovación del aire suficiente".

De igual modo, en zonas como la recepción de clientes, se apuesta por la colocación de mamparas protectoras, además de la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico y de papel para su secado, sometido a un estricto control diario para garantizar su reposición. Igualmente, se conmina a retirar material que pueda ser manipulado por varios clientes, como folletos o publicaciones en papel, que puedan funcionar como vector de transmisión del virus.

Por lo que respecta al servicio de comidas, se recomienda el establecimiento de turnos para garantizar una limitación de aforo. Tanto en su acceso como en su salida, también se sugiere recomendar, cuando no obligar, a los clientes a la desinfección de manos. Además, las mesas deberán guardar al menos una separación mínima de metro y medio. Y se conmina a retirar dispensadores de aceite, vinagre, sal o pimienta. En los bufés también deben retirarse las pinzas y en las mesas deben utilizarse manteles individuales desechables o lavables después de cada uso. Y, respecto a los menús, se recomienda recurrir a productos de kilómetro cero y apostar por platos individuales. Todo el personal (incluidos camareros) deberá trabajar provistos de guantes.

El protocolo establece, además, que después de cada servicio de comida deberá procederse a la ventilación del salón y a su limpieza. Y se insta a fomentar los cargos a la cuenta de la habitación de los consumos realizados para evitar los pagos en metálico. De igual modo, se incide en la necesidad de reforzar la limpieza de las cocinas y las barras, con los parámetros recogidos en la reglamentación sanitaria habitual. Además, también se recomienda intensificar esa limpieza en los baños, se conmina a habilitar vasos desechables para los enjuagues bucales y a proveer cada habitación de hotel de gel desinfectante. Además, se insta a revisar el correcto funcionamiento de las máquinas de lavandería y de lavaplatos, para garantizar que funcionan a las temperaturas adecuadas.

Por último, el documento también recoge recomendaciones sobre qué hacer en el caso de que un cliente o un trabajador pueda presentar síntomas de padecer coronavirus. En esta línea, se establece que se debe actuar conforme a las recomendaciones de aislamiento formuladas por las autoridades sanitarias y comunicar esa sintomatología con una llamada al número de emergencias 112.

Noticias relacionadas

next
x