Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

modificaciones de crédito para cubrir ayudas sociales y al tejido productivo local

El bipartito de Alicante ajusta sus cuentas frente a la crisis del covid entre reproches de la oposición

6/07/2020 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante, compuesto por PP y Cs, supera el trámite y consigue aprobar las dos primeras modificaciones de crédito sobre el presupuesto de 2020 (menos de dos meses después de su entrada en vigor), en el transcurso de un pleno extraordinario celebrado este lunes. Eso sí, los dos ajustes contables para dar respuesta a las necesidades generadas por la crisis del coronavirus no han suscitado unanimidad. Es más, solo uno de ellos ha recabado mayoría absoluta, tras un debate en el que los cuatro grupos de la oposición (PSPV-PSOE, Unides Podem, Compromís y también Vox) no han escatimado en críticas respecto a las formas y el procedimiento seguido por el equipo de Gobierno para promover esas dos decisiones.

Así, el primero de esos cambios presupuestarios, por un importe de 2,7 millones para atender ayudas sociales, ha prosperado con los votos de PP, Cs y Vox (16 síes), frente al rechazo de los dos ediles de Unides Podem y la abstención de los concejales de PSPV-PSOE y Compromís (once votos). El segundo ajuste contable, que asciende a 5 millones de euros para cubrir la línea de ayudas para pymes y autónomos, también ha quedado validada con los votos a favor de PP y Cs (14 síes), el voto en contra de Unides Podem y las abstenciones de PSPV-PSOE, Compromís y Vox (13 votos).

La edil de Hacienda, Lidia López (PP), ha defendido las dos propuestas para sostener que se trata de atender cuestiones de emergencia planteadas por la crisis sanitaria y que su desarrollo permite mantener "el equilibrio presupuestario", a partir de los mecanismos extraordinarios habilitados por el Gobierno central, como viene informado Alicante Plaza. Así, el primer ajuste contable, por 2,7 millones, se financia con cargo al límite del 20% de la estimación de superávit del presupuesto de este año, mientras que el segundo, por 5 millones, se cubre a partir del gasto que no se va a ejecutar en determinadas partidas asignadas a varias de las concejalías: en su mayor parte, procedentes del capítulo de Personal o de la Concejalía de Infraestructuras.

En la argumentación de voto, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha sostenido que "era previsible que esto tuviese que pasar", aunque ha remarcado que "lo que no era previsible son los bandazos del Gobierno central" por lo que respecta a las posibilidades de uso del remanente de crédito del que disponen las corporaciones locales. Así, ha reprochado el uso de los fondos públicos por parte del Ejecutivo central y ha lamentado que el ayuntamiento no pueda hacer uso de ese remanente. Respecto a las modificaciones, Ortolá ha avalado la primera de las modificaciones de crédito, aunque respecto a la segunda, ha avanzado su abstención al considerar que "podría haberse dado un paso más y haberse extraído más dinero de otras partidas que ahora no son urgentes". En esta línea, ha incidido en las subvenciones o fondos destinados a subvenciones a asociaciones vecinales, a la participación ciudadana o a la contratación de publicidad en medios de comunicación, además de iniciativas destinadas al fomento de la movilidad sostenible o, de nuevo, las actuaciones previstas en materia de cooperación internacional. También se ha referido al Plan Municipal de Igualdad o al área LGTBI. A su juicio, se podía haber extraído una suma global por un millón de euros que podían haberse destinado a reforzar esas ayudas a pymes y autónomos.

Su homólogo de Compromís, Natxo Bellido, ha reconocido que "la pandemia ha puesto a todas las administraciones a prueba" y, también al Ayuntamiento de Alicante, "que ya arrastraba situaciones de desigualdad social". En esta línea, ha criticado la "incapacidad" del bipartito para gestionar esa situación, entre otros ejemplos como la falta de renovación de contratas de servicios públicos o ante situaciones como el permiso para el funcionamiento de la terminal provisional de autobuses en suelo del Puerto. Con todo, también ha adelantado la abstención de su grupo, pese a reprochar que no se hubiese consultado con el conjunto de la oposición o que no se hubiese informado al detalle sobre el alcance de las renuncias a la ejecución de determinadas partidas, como la dedicada al área de Personal. En esta línea, también ha vuelto a reprochar la desatención respecto a la exclusión social mientras se impulsa "el autobombo" para tratar de "lavar la imagen de la edil de Acción Social", Julia Llopis (PP). Igualmente, ha reconocido que "no ayuda que el Gobierno central impida el uso del remanente" para afrontar nuevas medidas a partir del mes de septiembre. "Se debe acabar con ese austericidio", ha añadido.

Unides Podem vota en contra de los dos ajustes tras recriminar la falta de información y Vox solo vota a favor del ajuste contable para cubrir las ayudas sociales tras lamentar que no se haya reducido otras partidas para conceder más subvenciones a pymes y autónomos

El portavoz de Unides Podem, Xavier López, ha considerado que "globalmente estamos de acuerdo" con el contenido de las modificaciones de crédito, aunque ha criticado el incumplimiento de promesas por parte del bipartito como el hecho de que no se esté convocando cada quince días una reunión para tratar sobre las medidas adoptadas desde la Oficina Municipal de Emergencia Social (OMES) para conocer la evolución de su asistencia. López ha recordado que esa reunión no se ha producido desde hace dos meses. Así, también ha recriminado la falta de información previa facilitada a los grupos de la oposición hasta el mismo momento de la comisión de Hacienda, la semana pasada.

Por parte del PSPV-PSOE ha intervenido el concejal Miguel Millana, quien ha lamentado la falta de atención a los problemas sociales que afectan a la ciudadanía por parte del bipartito. "La falta de sensibilidad y de eficacia para afrontar la emergencia social se ha evidenciado en las protestas vecinales para atender situaciones de falta de alimentos que el Ayuntamiento ha sido incapaz de atender o coordinar", ha dicho. También ha advertido sobre la posibilidad de desaparición de las empresas que constituyen el tejido productivo local. Así, en contraposición, ha recordado algunas iniciativas adoptadas por el Gobierno Central o por el Consell, como la prolongación de los ERTE o la puesta en marcha del Ingreso Mínimo Vital (IMV). Sin embargo, ha incidido en la respuesta organizada por el bipartito, con un presupuesto "tardío" del que ahora se plantean dos modificaciones de crédito. En esta línea, se ha dirigido a los concejales de Cs, a quienes ha advertido que "están abducidos" por el alcalde, Luis Barcala, y a quienes a recriminado "su falta de gestión". Así, les ha cuestionado abiertamente si prevén continuar prestando respaldo al PP. 

Ya en el turno de réplica, el líder de Vox ha apuntado, a colación de las intervenciones de los grupos del eje progresista, que la situación de la Zona Norte también deriva de la falta de atención por parte del Ejecutivo central o del Consell, en relación al retraso en cobros de cuestiones como los ERTE o la duplicidad entre el IMV y la Renta Valenciana de Inclusión Social. Eso sí, también ha considerado que la edil de Acción Social, Julia Llopis, debió haber atendido a la situación del distrito al menos con una visita presencial a sus barrios.

Bellido ha replicado a Ortolá para asegurar que se está trabajando en la coordinación para mejorar la respuesta a la crisis por parte del Consell y se ha mostrado "preocupado" por el devenir de la crisis de 2008, en la que "se dio 70.000 millones para el rescate de la banca y no han devuelto ni uno". Así, ha incidido en el "riesgo" de que, otra vez, en esta crisis, se dejé atrás a la ciudadanía. Además, ha remarcado la necesidad de que el primer edil tome las riendas y afronte la crisis social.

López ha reprochado "el capote" de Vox a Llopis y ha insistido en reclamar las reuniones de la OMES, mientras que Millana ha abundado en que el PSPV-PSOE no comparte los criterios seguidos para la convocatoria de ayudas de pymes y autónomos al no ser compatibles con las ayudas habilitadas por el Consell, por ejemplo. También ha considerado que esas ayudas resultarán insuficientes en la medida en que se calcula que en la ciudad existen en torno a 34.000 autónomos y solo se prevé atender unas 6.000 peticiones. En esta línea, ha asegurado que se había propuesta  soluciones alternativas que no se han tenido en cuenta. 

Por último, la edil de Hacienda, López, ha explicado que se ha tenido que recurrir "a las economías" del presupuesto, los ahorros o bajas por anulación, tras el esfuerzo realizado por cada una de las concejalías, para alcanzar la suma de los 5 millones de euros en ayudas para pymes y autónomos. 

Por su parte, el alcalde ha recalcado que las dos modificaciones de crédito se plantean con el fin de atender la atención a situaciones de emergencia social y las ayudas a pymes y autónomos. Así, ha recalcado, en respuesta a Millana, que sí se había atendido las aportaciones de los grupos políticos en la confección de las bases de la convocatoria, por lo que ha señalado que se estaba tratando de buscar excusas para no respaldar la propuesta de modificación presupuestaria. Además, ha incidido en que en cuanto se aborde la próxima modificación de crédito, la tercera, sí se deberá plantear una negociación política con el conjunto de los grupos de la oposición.

Noticias relacionadas

next
x