X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de dénia CIUDADANOS alicante ecisa CINE DOCUMENTAL primor COMERCIO

barcala acusa a psoe, guanyar y compromís de obviar el problema cuando gobernaron

El PP revisa ahora los antecedentes para clarificar la propiedad del Monasterio de Santa Faz

16/11/2018 - 

ALICANTE (EFE/AP). El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, del PP, ha asegurado que la actual problemática sobre la inmatriculación del monasterio de la Santa Faz "estaba encima de la mesa y se ha mirado para otro lado" desde el inicio del mandato, con el gobierno tripartito de PSPV-PSOE, Guanyar y Compromís.

En declaraciones a los periodistas, el primer edil ha asegurado que fue en 1979, con un gobierno socialista, cuando se "inmatriculó toda la propiedad a nombre de la Iglesia", y ha manifestado que le "hubiera gustado que ese ánimo" reivindicativo de la actualidad "se hubiera tomado ya entonces", en relación a las peticiones registradas por los tres grupos políticos para que el Ayuntamiento reivindique la titularidad del inmueble. 

"Ahora la responsabilidad es mía, yo no miro para otro lado, no eludo la responsabilidad de proteger lo que es un patrimonio, no solo material sino, sobre todo, inmaterial de algo que les importa muchísimo a todos los alicantinos", ha señalado. Barcala ha resaltado que a su partido no se le puede cuestionar "el apoyo y el interés que han mostrado siempre por la reliquia y la Peregrina" y ha criticado que "ahora otros se apunten a este carro". "Estamos hablando de los alicantinos, de sus sentimientos, no hagamos ni demagogia ni política con este tema", ha reclamado. 

Según ha informado, ya ha solicitado toda la información obrante en el Ayuntamiento para "estudiar los antecedentes" y, en base a ello, concertar una reunión con el Obispado para abordar la situación. Igualmente, se ha mostrado sorprendido de que "hasta el día de hoy no se haya dicho nada" y de que "nadie haya afrontado el estudiar con seriedad cuál es la situación y cuales son los derechos que pudiera tener el Ayuntamiento y los alicantinos".

También ha criticado que exista "mucho abogado 'amateur' que se pronuncia sobre cuestiones de posesiones y propiedades, sin tener la más remota idea de lo que realmente están diciendo". Por ello, ha insistido en la necesidad de conocer "los antecedentes históricos" y de mantener un diálogo "con todo el mundo", es decir, con el resto de los grupos políticos de la corporación municipal. 

En un comunicado posterior a las declaraciones del primer edil, el equipo de Gobierno ha precisado varias puntualizaciones. Primero, que "en ningún momento se ha planteado, ni decidido emprender acción alguna relativa a la reclamación de la propiedad del monasterio de la Santa Faz". "Lo que sí se ha decidido, y así se ha encomendado a técnicos municipales, es documentar histórica y jurídicamente los orígenes, el devenir y la realidad actual, con la finalidad de que todos los alicantinos tengan acceso a esa información y no dar pábulo a propuestas, opiniones e incluso rumores que,     sin fundamento alguno, y lo que es peor, desde la más absoluta ignorancia, se están haciendo". 

En segundo término, el comunicado incide en que "no vamos a avalar, ni vamos a apoyar propuestas ni iniciativas demagógicas, carentes de     fundamento que lo único que pretenden es sembrar la confusión con la clara intención de obtener réditos no siempre claros. No es la primera vez que se abre este debate, y que pareció zanjado en 1989 por el alcalde Lassaletta con motivo del 5º Centenario de la Santa Faz".

En tercer lugar, según el comunicado "será sólo tras tener un preciso y claro conocimiento, cuando se podrán tomar las decisiones     oportunas. Hasta entonces, no alentaremos, promoveremos, ni respaldaremos unas iniciativas relativas a un tema tan sensible. Apelamos a la     responsabilidad de todos, y a algo tan evidente como el sentido común, que aconseja no hablar, ni decidir sin antes saber". 

Y la nota pública abunda: "Ahora mismo lo     prioritario es que se resuelva la complicada situación que se ha generado tras la salida de las monjas que residían en el monasterio; que la orden de las Clarisas vuelva a reponer la comunidad en el monasterio y las funciones de custodia que desempeñaban; y que la reliquia y nuestras tradiciones puedan ser disfrutadas por todos los alicantinos como hasta ahora".

Noticias relacionadas

next
x