Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

proyecto para su recuperación y transformación en hotel

Alicante revisa el informe de Cultura para reforzar el blindaje del Ideal y paraliza la licencia de Baraka

18/12/2020 - 

ALICANTE. El proyecto promovido por el Grupo Baraka para rehabilitar y convertir el edificio del antiguo cine Ideal en un hotel de cuatro estrellas sigue vivo. Al menos sobre el papel. El requerimiento de protección del interior del inmueble remitido por la Dirección General de Patrimonio de la Conselleria de Cultura, después de que los técnicos del departamento inspeccionasen y valorasen su estado, no permite dar por descartado su desarrollo de manera oficial, ya que la empresa sigue a la espera de que el Ayuntamiento de Alicante responda su solicitud de licencia presentada hace un año. 

Ahora bien, ese proceso de tramitación queda literalmente suspendido, o -si se prefiere- paralizado temporalmente de manera cautelar, a instancias de las instrucciones delimitadas por Patrimonio, para que se frene cualquier propuesta de intervención en el edificio hasta que se refuercen sus condiciones de conservación a través del catálogo de protecciones.

Por lo pronto, el edil de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Cs), confirmó este jueves que los técnicos de su departamento ya están analizando las consideraciones del requerimiento de Patrimonio. En esta línea, señaló que el servicio de Disciplina Urbanística debe evaluar ese documento antes de pronunciarse sobre la solicitud de licencia registrada por Baraka, mientras que el servicio de Planeamiento también deberá acordar ahora la modificación de la ficha del catálogo de protecciones correspondiente al edificio del antiguo cine para incorporar "los elementos del interior que sea necesario proteger", como establece el requerimiento de Cultura.

Al mismo tiempo, los técnicos de Urbanismo también están elaborando ya el informe de respuesta solicitado por Cultura respecto a la demolición de los elementos interiores y la retirada de ciertos elementos característicos del cine, como las butacas. Según fuentes consultadas, ese informe -que ya se encuentra en fase de borrador- concreta que esos derribos internos se produjeron en el año 2003, después de que se concediese una licencia de desmontaje interno, cuando se promovió una propuesta para su transformación en una discoteca. 

En principio, según las mismas fuentes, quedaría descartada la posibilidad de que esa actuación pudiese suponer la imposición de posibles penalizaciones, en la medida en que han transcurrido 17 años desde entonces. En ese momento, según fuentes consultadas, ya estaba vigente el plan especial de edificios protegibles, que otorgaba un grado de conservación estricta al edificio del Ideal. Según las mismas fuentes, ese grado de protección se eliminó al aprobarse definitivamente en 2010 el plan especial del Centro tradicional.

En todo caso, ¿qué futuro puede tener la petición de licencia de Baraka en el momento en el que se reanude su proceso de tramitación? A priori, la obligación de conservar la estructura interna del inmueble supone un condicionamiento severo que complica su transformación en hotel, hasta el punto de que técnicos y representantes del sector inmobiliario consultados por Alicante Plaza ya aventuren que la iniciativa de Baraka podría resultar incompatible.

El proyecto de la compañía pretendía vaciar el inmueble para poder distribuir más de 60 habitaciones. Esa propuesta no tendría encaje con la obligación de proteger los elementos delimitados en el informe de Patrimonio, entre los que figuran "la estructura metálica roblonada portante de los graderíos y palcos de la primera y segunda planta, con sus refuerzos, y las barandas que recorren el frente de gradas y palcos, con su ornamentación, mejor conservadas en el segundo piso que en el primero".


Igualmente, el dictamen concreta que "también se conserva, pese a su deterioro, el gran lienzo ornamental adherido al cielo raso que cubre el patio de butacas", así como "las volumetrías y los elementos materiales preservados" que se considera que "poseen relevancia cultural, como parte del diseño original del cine y de su evolución histórica como espacio para la proyección cinematográfica y la celebración de espectáculos".

Sea como fuere, hasta el momento el Grupo Baraka no se ha pronunciado, pese a la consulta de este diario, respecto a las conclusiones del informe de Patrimonio, en el que se exigen las ya citadas nuevas condiciones de conservación sobre el antiguo cine, ni ha confirmado si mantiene su interés en el desarrollo de su proyecto. Ese interés, como mínimo, sí se conservaba hasta antes de que se conociesen las conclusiones de ese dictamen. Es más, fuentes del entorno de Baraka apuntaron en septiembre, después de que el edificio quedase catalogado con Bien de Relevancia Local (BRL) con el grado de protección integr, que la visita de inspección que debían girar los técnicos de la Conselleria de Cultura no podía ampliar el listado de elementos a proteger, puesto que el interior del inmueble está prácticamente vacío, fruto de demoliciones anteriores. Es decir, que ni existe patio de butacas ni ningún elemento adicional que recuerde que el inmueble acogió un cine, según las mismas fuentes. 

Sea como fuere, al margen de las implicaciones del requerimiento de Cultura, fuentes municipales deslizaron este jueves su extrañeza por el hecho de que el contenido de ese informe no se hubiese conocido hasta tres días después de que fuese notificado a los interesados personados en el expediente, por lo que se cuestionaron si ha existido voluntad de ocultarlo.

Noticias relacionadas

next
x