Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

propuesta del sector a incluir en el presupuesto de 2021

Alicante escucha al comercio y busca encaje para crear un bono-cheque de compras con descuentos

17/11/2020 - 

ALICANTE. No solo la hostelería. El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante, el bipartito en situación de minoría compuesto por PP y Cs, trata de atender las reivindicaciones del sector comercial de la ciudad y busca la fórmula adecuada para encauzar la distribución de un bono-cheque similar al bono turístico desarrollado por la Generalitat con el que, esta vez, se incentive las compras en los pequeños y medianos establecimientos alicantinos. 

¿En qué consistiría en concreto ese nuevo bono? Fuentes municipales indicaron que los dos socios aliados al frente de la gestión municipal tratan de encontrar la fórmula adecuada que permita consignar fondos en los presupuestos municipales de 2021 para que los ciudadanos tengan la posibilidad de adquirir productos con distintos porcentajes de descuento, en función del importe del ticket de compra. Así, sería el ayuntamiento quien cubriría ante cada negocio la diferencia entre el valor real del producto y el precio de la rebaja provocada por el bono-cheque. 

Por lo pronto, la edil de Comercio, Lidia López, apuntó este lunes, en la presentación de la campaña Un futuro menos black desarrollada junto a Confecomerç, que su departamento y el conjunto del equipo de Gobierno estaba sondeando el encaje económico y legal de ese nuevo bono, al margen de mantener el respaldo a las campañas de promoción comercial habituales y del desarrollo de otras convocatorias de ayudas directa que puedan volver a convocarse. A esa línea de actuación se sumaría, además, la adopción de acuerdos para favorecer las compras como el cierre al tráfico de calles comerciales durante todos los domingos comprendidos entre este mes y el 3 de enero, anunciado este lunes. Según López, esa medida podría aplicarse a calles de otros barrios y extenderse a otros días de la semana, como el sábado o incluso el viernes, en función de la solicitud que ya ha registrado la asociación de comerciantes de la calle Poeta Quintana, por ejemplo. "Vamos a tratar de atender las peticiones que se nos trasladen desde el sector, siempre que sean viables desde el punto de vista técnico", apuntó.

De hecho, el planteamiento sobre el bono-cheque responde a una de las medidas planteadas por la Federación Alicantina de Comercio de la Pyme (Facpyme) para que se produjese su incorporación en el dictamen de la llamada comisión de la reconstrucción de Alicante, el pasado julio. Se trataría de una de las acciones estratégicas que, a juicio de los representantes del sector, permitiría mitigar las pérdidas generadas desde el inicio de las restricciones que conllevó la primera declaración del estado de alarma, el pasado marzo. 

El secretario general de Facpyme, Franciso Rovira, incidió, así, en que la creación de ese bono-cheque, "que ya se ha puesto en funcionamiento en Murcia" con la implicación de la Cámara de Comercio, tendría un efecto más ventajoso que el de la simple concesión de ayudas directas, como las de las dos convocatorias puestas en marcha hasta ahora: dos líneas por un importe global de seis millones de euros (cinco para todo tipo de pymes y autónomos y uno de manera específica para los sectores del comercio y la hostelería). ¿En qué sentido podría resultar más eficaz? En la medida en que el cliente que acudiese a gastar el descuento de su bono-cheque podría optar a consumir un mayor número de artículos, y no limitarse a efectuar una compra única, en busca de un mayor importe de descuento, proporcional al volumen del gasto realizado.

La creación de ese bono-cheque complementaría, también, a la propuesta de concesión de microcréditos sin intereses que PP y Cs ya han comprometido ante los representantes de las principales asociaciones de la hostelería de la ciudad: FEPHA, ARA y Alroa. La consignación económica para poder facilitar esa financiación -que ya se ha activado en la ciudad de Zaragoza- también debería quedar reflejada en los presupuestos de 2021, como informó este diario. 

Noticias relacionadas

next
x