la murciana Patrimonio Inteligente

Solo una empresa se presenta para reformar Germanías en Elche y retirar la cruz, que será 'paletizada'

3/07/2022 - 

ELCHE. El equipo de gobierno está quemando etapas con varios de los proyectos que tenía pendientes en materia de regeneración urbana, de los cuales el grueso de ellos, algunos Edusi, han empezado o empezarán a materializarse este año. Uno de ellos, y de los más polémicos, es el de la reforma integral del Paseo de Germanías, la puesta en valor del refugio de la Guerra Civil —pendiente desde 2018—, el de mayor tamaño y que mejor se conserva, y el punto más candente, la retirada en palés de la cruz. Tan solo una compañía se ha presentado al proyecto. 

Se trata de la empresa de Lorca (Murcia) Patrimonio Inteligente SL, compañía con dos décadas de trayectoria especializada en trabajos de patrimonio cultural del que destacan aplican esa parte de innovación. Una firma de actuaciones integrales en esta materia, dedicada a la arqueología, consultoría, restauraciones o musealizaciones en más de 70 proyectos. La Mesa de Contratación ha empezado ahora la apertura de sobres, por lo que aún no se conoce la propuesta monetaria de la actuación, para el que el Ayuntamiento ha fijado un tope máximo de algo más de un millón de euros (IVA incluido). 

La actuación contempla reurbanizar los 5.500 metros cuadrados de la plaza, actualmente "poco homogénea entre sí en varias de sus partes y altamente deteriorada por el paso del tiempo y poco funcional", han señalado en varias ocasiones desde Urbanismo. El paseo perderá viario a costa de ganar más zona de ajardinamiento y una ampliación de los juegos infantiles, rompiendo con la actual simetría y distribución de la plaza. Se procederá a una replantación de la vegetación así como a la plantación de palmeras y el nuevo trazado arquitectónico que subsane problemas de espacio actuales relacionados con el acceso al colegio Miguel de Unamuno, así como la renovación de los distintos pavimentos. 

Y se retirará la cruz. Conocida popularmente durante décadas como la 'Cruz de los caídos', esta se sustituirá por una 'acción artística tipo escultura de gran formato', probablemente de algún artista local, que según el equipo de gobierno esté vinculada con la temática de la musealización del refugio, sobre la Guerra Civil y los Derechos Humanos. La retirada del elemento se retirará de forma 'paletizada', procediendo a la identificación y numeración de las piezas que permitan su posible reconstrucción; la protección del elemento o sus partes, así como la posterior carga, transporte y traslado a almacenes municipales hasta que se decida qué hacer con ella. Estos trabajos serán realizados bajo la supervisión de equipo arqueológico municipal.

Por último, cuanto al refugio —uno de los 13 registrados en el término municipal—, la compañía tendrá que construir un Centro de Interpretación metálico y en forma de espiral en uno de los dos accesos. En él se resumirá el contenido del refugio para aquellas personas que no puedan acceder —al no poder instalarse ascensores, no será accesible—, así como el inicio de la visita. En el interior, en los más de 235 metros lineales del refugio, se dispondrán paneles y soportes gráficos que contextualicen los refugios, la Guerra Civil en la ciudad y su enmarcación en los Derechos Humanos, cuestión que se lleva trabajando tiempo con Amnistía Internacional. Eso sí, solo tendrán paneles una parte del recorrido del futuro museo, que será el primer búnker (el nº4) de la ciudad abierto al público. 

Polémica por la retirada de la cruz

En cualquier caso, el proyecto está sobre todo marcado por la cruz, levantada en plena dictadura, y que volvió a generar un intenso cruce de réplicas en el pasado debate del estado de la ciudad, en el marco de dos concentraciones que ya se han realizado contra su retirada. La portavoz de Vox Aurora Rodil acusó al equipo de gobierno de despilfarrar el dinero en esta actuación, "con la idea de retirar la santa cruz". La edil acusó al bipartito de "beligerancia anticristiana", dejando claro que "lucharemos por la cruz hasta las últimas consecuencias". No obstante, sobre las actuaciones que han emprendido, los juzgados denegaron la suspensión cautelar del trámite, como solicitaron, y a ello hacía referencia el alcalde Carlos González "los juzgados nos han dado la razón y les han archivado la causa porque la actuación es conforme a derecho". El primer edil reiteró que "no es un símbolo religioso sino de una dictadura que tanto daño y dolor ha ocasionado en España y en Elche", añadiendo que "si se tratara de un símbolo religioso, no lo quitaríamos, pues profesamos el máximo respeto al catolicismo y resto de confesiones". 

En el expediente, realizado por el despacho que ha redactado la propuesta, Rocamora Diseño y Arquitectura, especializado también en musealizaciones, se indica que la cruz se retira en base a la Ley 52/2007 de Memoria Histórica, "por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la Dictadura". Asimismo se consultó a la conselleria de Calidad Democrática a finales de 2021 con respecto a cómo actuar y se entregó informe resaltando que la cruz estaba en el Catálogo de vestigios relativos a la guerra civil y la dictadura en el ámbito de la Comunitat, "en la relación de elementos del municipio de Elche, como símbolo Cruz de los Caídos, en el paseo Germanías, homenaje a las víctimas del bando nacional, acompañado del criterio de actuación 'Retirar'".

En cuanto se formalice el contrato con la compañía murciana, el plazo de obras para finalizar toda la actuación es de 10 meses, por lo que podría empezar durante el verano o a final del mismo. Paralelamente, el equipo de gobierno ha activado los trámites para la inclusión en el catálogo de protecciones del refugio antiaéreo, el número 4, así como el de la fábrica Sánchez-Rojas del que recientemente se ha podido visitar y comprobar su buen estado.

Noticias relacionadas

next
x