Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la provincia ocupa la posición 43 en españa, apenas un 9,5% por encima del mínimo

El PIB per cápita de Alicante aumenta un 3,4% hasta 19.757 euros: apenas la mitad que Álava

10/01/2021 - 

ALICANTE. El PIB per cápita de la provincia de Alicante se incrementó en 2018, pero sin embargo la posición relativa de la Costa Blanca empeoró respecto al resto de provincias españolas. Según los datos publicados en diciembre por contabilidad nacional y recogidos por el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), el PIB de la provincia de Alicante alcanzó los 36.521 millones de euros en 2018, y el PIB per cápita de los alicantinos se situó en 19.757 euros en 2018, un 3,4% más que el año anterior (en 2017 el dato se situó en 19.066 euros).

Sin embargo, el incremento en la renta per cápita de la provincia, con ser positivo, lo fue bastante menos que en otras provincias, lo que provoca que Alicante retroceda una posición más en el ranking nacional y se sitúe en el puesto 43 (de 52), uno menos que en 2018. El PIB per cápita de la provincia, de hecho, es un 45% inferior al del dato más alto, que es el de Álava, con 36.404 euros. Es decir, la riqueza media de los ciudadanos alicantinos es apenas la mitad que la de los alaveses.

El análisis realizado por Ineca concluye que la de Alicante es la vigésimo segunda provincia donde menos aumentó (en términos relativos) la renta por habitante en 2018, con el citado 3,4%. La provincia que más creció fue Palencia, con un 7% de incremento, seguida de Soria y Jaén. La que menos, Almería con un 1%, seguida de Tarragona y Murcia (que creció algo más de un 2%). Todas las provincias españolas incrementaron en mayor o menor medida su renta per cápita en el citado ejercicio.

De esta forma, los 19.757 euros de PIB per cápita sitúan a la provincia de Alicante como la número 43 de toda España, una de las peores posiciones que ha ocupado en la serie analizada por Ineca. En 2011 y 2012 llegó a ocupar la posición 44, pero sin embargo en los primeros años del siglo, entre 2000 y 2003, la posición relativa de la provincia en función de su renta per cápita oscilaba entre las posiciones 26 y 28 del ranking nacional. El desplome se produjo en el periodo entre 2004 y 2008 (justo antes de la crisis inmobiliaria), cuando cayó del puesto 30 al 40.

El PIB per cápita más alto de España corresponde, como se ha dicho, a la provincia de Álava, con 36.404 euros por habitante. El más bajo, 18.050 euros, corresponde a Cádiz. El dato de Alicante se sitúa un 45,7% por debajo del alavés, y solo un 9,5% por encima del gaditano. Las nueve provincias con un PIB per cápita inferior al alicantino son Cáceres, Málaga, Melilla, Jaén, Toledo, Córdoba, Badajoz, Granada y Cádiz. Todo ello, teniendo en cuenta que Alicante ocupa la quinta posición por PIB (los citados 36.521 millones de euros), según los datos de 2018, pero con una población muy superior al del resto de provincias con un volumen similar.

Diversificación para ganar competitividad 

Durante la presentación del último informe de coyuntura elaborado por Ineca, correspondiente al tercer trimestre de 2020, el presidente del instituto, Rafael Ballester, se refirió a este escenario para lamentar que "esta renta per cápita nos sitúa a la cola en generación de riqueza por habitante de España, ocupando la posición 43 de 52, situación que no hace sino empeorar durante los últimos 20 años, ya que en el año 2000 ocupábamos la posición 27. Algo parecido sucede con el ranking de inversiones presupuestarias estatales en el mismo período".

Para cambiar definitivamente la competitividad de la provincia y el nivel de riqueza de sus habitantes, Ballester apostó por reforzar el ecosistema tecnológico e innovador que ha comenzado a instalarse en Alicante, "que si somos capaces de apuntalar y extender al conjunto del territorio provincial y su diversidad empresarial, pueden forjar con solvencia el camino a la ansiada diversificación".

"Es importante, desde la administración y el sector privado, acompañar el proceso de crecimiento que está representando la implantación de nuevas empresas en el entorno de Distrito Digital, Alicante Futura, los Parques Científicos de la UA y UMH, el Puerto de Alicante, y también las vinculadas a otras estrategias territoriales como la Ampliación de Elche Parque Empresarial y su Parque Tecnológico o el Clúster Agroalimentario de la Vega Baja, entre otros", defendió.

Noticias relacionadas

next
x