Hoy es 29 de febrero y se habla de

estuvo operativo desde 1910 a 2010

La reparación del canal de desvío de la Acequia de Elche: patrimonio, turismo y reducción de la salinidad de riego 

24/01/2023 - 

ELCHE. La Diputación provincial ha vuelto a asumir un nuevo compromiso en Elche, esta vez con la comunidad de propietarios de la Acequia Mayor del Pantano, dueña del principal legado del patrimonio hidráulico del municipio que queda en pie, aunque deteriorándose, directamente vinculada al riego del palmeral, y por ende al Patrimonio de la Humanidad. Como decía este lunes su presidente Francisco Picó, "no se entiende el uno sin el otro". Aunque primero se empezará por la reparación de varios partidores, por ahora el compromiso más importante es el de la reparación del canal de desvío, obra del ingeniero Próspero Lafarga de 1910 y que dejó de estar en servicio en 2010.

La rehabilitación del mismo, supondría un recurso patrimonial y cultural muy potente, entienden desde la Acequia Mayor. La infraestructura, detrás del pantano e inactiva desde hace más de una década, ha ido sufriendo el paso del tiempo y el abandono, por lo que ponerla de nuevo en funcionamiento permitiría no solo la recuperación de patrimonio, también mejorar la calidad del agua de riego que llega a los huertos de palmeras. La función del canal de desvío es precisamente evitar que el agua entre al pantano, donde se estropea más. Ponerla en marcha permitiría reducir su salinidad y por tanto una mejoría de la calidad del agua que llega a los huertos municipales, que es a donde va a parar en su mayoría el agua de la Acequia Mayor. 

Una mejora ecológica y patrimonial, y paralelamente también un nuevo recurso turístico al poder ver una obra hidráulica en marcha. Punto importante teniendo en cuenta que al menos en el casco urbano no son muchos los tramos descubiertos de la acequia. Vendría a cerrar un poco más el círculo de la intervención que se hizo poniendo en valor el sendero del Pantano, muy utilizado tanto por ilicitanos e ilicitanas como por vecinos de otros municipios. Serán los dos principales beneficios de la intervención, el patrimonio y la reducción de la salinidad, puesto que el pantano tiene varios nacimientos de agua, con aportaciones del Tarafa; afloramientos muy salinos. Pero el caudal del canal es mínimo, no evitaría la estampa actual de cascada del agua que cae por la presa. Una vista muy fotografiable, pero anómala.

Ya se realizó una reparación parcial a mediados de los años  90, pero estuvo funcionando en precario por numerosas fugas hasta la  rotura del canal al final de la cola en 2010. Desde entonces, está inoperativo, sin posibilidad de que circule el agua por él y en un  estado de progresivo y rápido deterioro. A partir de esta fecha, la  Acequia Mayor que riega los huertos de palmeras se alimenta de las aguas  provenientes de la base de la presa del embalse.

Sobre esta  actuación, cabe recordar que el canal se sitúa al norte, detrás del pantano. Es previo a la Acequia Mayor, que nace en la toma de tablas del mismo. De esta no se ha hablado por parte de la entidad provincial  presidida por Carlos Mazón, aunque según lo abordado, el objetivo es la  renovación integral de la Acequia. De momento, los primeros pasos son  esa actuación a corto plazo en los partidores, y después el canal de desvío, que según el presidente, podría iniciarse también en 2023. Según  la comunidad de propietarios, la reparación costaría 1,5 millones de  euros, aunque habrá que encargar otro estudio para revisar y concretar  la intervención y su coste.

Reparación de seis partidores

Por último, sobre esa actuación a  corto plazo para la que se han consignado 120.000 euros, se trata de la  reparación de seis partidores centenarios (Marchena, Asnell, Anoi, Carrell, Albinella y Candalix), manteniendo el sistema histórico.  Algunos llevan en uso hasta cerca de 200 años, por lo que han estado  sometidos a un desgaste importante teniendo en cuenta que se trata de  hierro, madera y una piedra específica. Algunos de hecho ya no se pueden  mover, están fijos, y han perdido algunos elementos. Con esos  materiales es con los que se realizará esa rehabilitación tras la  erosión. En algún caso se utiliza tierra para acabar de taparlos y que  sigan funcionando, una muestra del funcionamiento relativamente  rudimentario, artesanal, que es lo que se pretende preservar como  cultura y tradición del municipio y patrimonio Unesco. El de Candalix  por ejemplo se reparó con una escuela taller hace años, pero todos  necesitan intervención.

Cuentas pendientes

Precisamente sobre este ámbito, el Ayuntamiento tendrá que devolver 30.000 euros al Ministerio por no haber ejecutado el Plan Rector de riego del palmeral, al no prosperar una licitación que ya nacía con una contrarreloj complicada para justificar la subvención. Sobre otras tareas pendientes, el propio expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del pantano o la Acequia Mayor están caducados desde 2015. Aunque formen parte de un BIC genérico por la aprobación de la nueva Ley del Palmeral, cada elemento necesita su propia ficha y plan director para, por ejemplo, recibir ayudas públicas. Es el mismo caso que la basílica de Santa María, está en el BIC del casco histórico, pero necesita su catalogación propia para absorber estas subvenciones.

Noticias relacionadas

next
x