X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la chs excluye a la actual adjudicataria de 'alicante i' por defectos de forma

Acciona 'se cae' del concurso por las desaladoras de Alicante; siguen Suez, Abengoa y Sacyr

15/04/2019 - 

ALICANTE. Primera sorpresa en el concurso para adjudicar el servicio de explotación de las desaladoras 'Alicante I' y 'Alicante II', propiedad de la Mancomunidad de Canales del Taibilla (MCT). Acciona Agua, actual adjudicataria del servicio en la primera planta (la más antigua), ha sido excluida de la licitación por presentar mal la documentación requerida. Acciona, una de las firmas habituales en este tipo de concursos, no solo explotaba la desaladora de Alicante, sino que hace lo propio en la planta de Xàbia (de titularidad municipal) y optó a adjudicarse la de El Campello-Mutxamel, pero también fue excluida.

Adelante siguen otras cuatro ofertas, todas de grandes operadores con experiencia en el sector, y muchos de ellos en UTE. Así, según ha podido saber Alicante Plaza, han pasado el primer corte las ofertas de Abengoa, la UTE de Construcciones Alpi y GS Inima (esta última opera en la actualidad la planta 'Alicante II'), Sacyr y la UTE entre Suez Treatment Solutions y FCC Aqualia. Esta última propuesta está formada por el grupo propietario de Hidraqua, que gestiona el ciclo hídrico de Alicante a través de la sociedad mixta Aguas de Alicante (que es quien al final gestiona el caudal generado), y la filial de FCC que precisamente se ha adjudicado la explotación de la desaladora de Mutxamel, por lo que estaría entre las mejor posicionadas.

El comité ejecutivo de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, órgano dependiente de la Confederación del Segura (CHS), ha decidido sacar a licitación la explotación las dos desaladoras en un solo contrato, para los próximos dos años, por un importe de 19 millones de euros anuales impuestos incluidos. La decisión, según se explica en el pliego de prescripciones técnicas, se ha tomado para optimizar la gestión y aumentar las garantías de suministro, dado que se trata de dos plantas que comparten instalaciones. La primera, que entró en funcionamiento en 2003, se promovió en régimen de concesión, que ha vencido ahora (por eso la explotaba desde entonces Acciona, que fue quien la construyó), mientras la segunda, abierta en 2008 y pagada por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, siempre ha funcionado con contratos de servicio.

Las plantas se encuentran situadas una junto a la otra en el paraje de Aguamarga, donde comparten no solo espacio sino las conducciones de distribución y, desde 2016, una conexión de sus respectivos depósitos. Los caudales aportados son consumidos directamente por los municipios de Elche, Santa Pola, Alicante y San Vicente del Raspeig. Además, en 2017 se activaron las obras para poder derivar agua desalada en la planta 'Alicante II' hasta Crevillent. Entre las dos plantas, cuentan con una capacidad de producción de 48 hectómetros anuales (24 cada una) cuando están a pleno rendimiento.

La empresa o la UTE adjudicataria deberá encargarse de la operativa normal de las plantas para mantener el suministro, así como de su mantenimiento. Será responsabilidad del nuevo adjudicatario tanto aportar los productos químicos necesarios como la gestión del personal, con subrogación de parte de las plantillas actuales.

Noticias relacionadas

next
x