X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la compañía oficializa el nombramiento de su consejero delegado

Sigue el movimiento en Levantina: una inyección de 30 millones de euros para coger aire

24/07/2019 - 

NOVELDA. Casi coincidiendo con la paralización de la actividad y mientras se ultiman las últimas salidas del Expediente de Regulación de Empleo, el gigante del mármol Levantina ha realizado un importante inyección de capital de 30 millones de euros. Esa es la cantidad con la que la compañía quiere coger impulso, después de que, a finales del ejercicio pasado, el de 2018, tuviera que hacer una drástica reducción de capital, de 100 millones de euros, para enjugar pérdidas y restablecer el equilibrio patrimonial, además del despido de una parte importante de la plantilla. Además de la ampliación de capital, Levantina ha oficializado el nombramiento de Andreas Fulhrer como consejero delegado tras la renuncia de Alejandro Rodríguez Carmona, que renunció hace un mes, tal y como se comunicó a los trabajadores por una circular interna.

Con la inyección de los 30 millones, la nueva propiedad de la empresa, el  fondo de capital riesgo británico Bybrook, ya podrá poner en marcha su plan de negocio: por el camino, ha tenido que asumir las pérdidas que venía acumuladas desde 2016, hacer frente a los cambios en la dirección de la empresa -con la marcha de tres CEOs- y la reducción de la plantilla, con 234 bajas.

Reequilibradas las cuentas y restablecido el equilibrio patrimonial, el objetivo de la firma, según trasladó en su día a los sindicatos, es vender menos a un mayor precio para ser más rentable. Levantina hace valer que controla la producción de la variedad Crema Marfil, que se obtiene de la cantera del Monte Coto. Y eso es lo que justificó, en su momento, la aplicación del ERE, que redujo en 19 -en total, las bajas en todas las plantas ascendió a 234-. 

También se ha oficioalizado el nombramiento de Andreas Fulhrer como consejero delegado. Será el quinto CEO de la campañía en el último año: el primero, Martin Beck, salió en mayo de 2018, con la llegada del nuevo accionista;  Patrick Verschelde, dejó su cargo en noviembre de ese mismo año tras haber finalizado su encomienda de refinanciar la deuda de la empresa; después tomó el relevo Don Nicolson, un ejecutivo que ya llevaba dos años en el consejo -en su momento se consideró un nombramiento provisional-, que fue el encargado de ejecutar el ERE junto a Fulhrer; el financiero Alejandro Rodríguez Carmona se incorporó en mayo de este año y al mes y medio, dejó el cargo alegando motivos personales. Desde entonces, las riendas de la empresa las llevan Fulhrer, considerado un experto en levantar empresas en problemas, que compatibilizar el cargo de consejero delegado y presidente.

Noticias relacionadas

next
x