acuerdo por una nueva ordenanza de convivencia sin retirar el texto ya aprobado

El PP avala el pacto entre Cs y PSOE por las cuentas de Alicante con ajustes aplazados al remanente

22/12/2020 - 

ALICANTE. El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante refrenda sin tensiones aparentes el acuerdo alcanzado entre Cs y PSOE en torno al presupuesto de 2021. El portavoz adjunto del equipo de Gobierno y edil de Medio Ambiente, Manuel Villar (PP), ha sostenido este martes, al término de la reunión de la Junta Local, que el pacto negociado por sus socios al frente de la gestión municipal, conocido este mismo martes, cuenta con el beneplácito del PP, puesto que trata de ampliar el consenso que permita validar las cuentas del próximo ejercicio. "Este equipo de Gobierno ha venido trabajando en el consenso y éramos conocedores del acuerdo que se estaba negociando", ha añadido.

Eso sí, ha apuntado que, por el momento, las cifras del presupuesto trazado por el bipartito se mantienen en la propuesta que se trasladará a aprobación en el pleno y que la ordenanza de convivencia cívica elaborada desde la Concejalía de Seguridad, ya aprobada de manera inicial en Junta de Gobierno, "no se retira". En esta línea, ha considerado que los cambios previstos en el acuerdo de 18 puntos negociados entre Cs y PSOE para ampliar las partidas previstas en áreas sociales como Igualdad o Cooperación, así como las ayudas a las empresas, se abordarán a través de modificaciones de crédito posteriores en cuanto se disponga del remanente del presupuesto de 2020. 

Además, sobre la ordenanza de convivencia cívica, ha indicado que, en lugar de una retirada, "lo que se pretende es clarificarla en base a la propuesta formulada por la FEMP, que para los que no se lo hayan leído, no es un texto en el que existan tantas diferencias respecto a la propuesta que impulsamos desde el equipo de Gobierno". Es más, ha recalcado que, en algunos apartados, prevé sanciones más elevadas de las previstas en la normativa municipal planteada por la Concejalía de Seguridad. "Hay aspectos en el documento de la FEMP, cuando habla sobre mendicidad y prostitución, que contempla sanciones incluso superiores a la que plantea el documento que se aprobó en Junta de Gobierno por todos sus integrantes", ha apuntado.  Así, ha puesto como ejemplo que mientras en la FEMP "mantener relaciones sexuales en vía pública se sanciona con 3.000 euros, en el documento elaborado por el área de Seguridad esas multas ascendían a un máximo de 1.500 euros". "No sé que tienen que decir a eso los adalides de la Igualdad", ha añadido, en alusión a los grupos del eje progresista, que vienen defendiendo desde hace cerca de un mes la necesidad de acordar una nueva ordenanza basada en la propuesta de la FEMP, con su apartado dedicado a la inclusión social, y sujeto a las sugerencias del informe emitido por los técnicos de la Concejalía de Igualdad. En todo caso, Villar se ha felicitado por el hecho de que, finalmente, "Alicante, pese a las reticencias de algunos grupos de la oposición, tendrá una ordenanza de convivencia cívica".

En esta línea, tanto Villar como el portavoz del equipo de Gobierno, Antonio Manresa (Cs), se han congratulado de que las cuentas del próximo año puedan ser consensuadas con casi todas las fuerzas políticas de la oposición. Manresa, además, ha valorado "positivamente que tanto PSOE como Compromís hayan expresado su voluntad de no oponerse a las cuentas municipales del año próximo", al tiempo que ha lamentado que "Unidas Podemos se aísle y siga rechazando unas cuentas que son beneficiosas para Alicante y que son las que precisa nuestra ciudad para hacer frente a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia. Nuestro objetivo es buscar el mayor consenso posible y los dos socios de gobierno estamos a la par y unidos en ese deseo".

Como ha avanzado Alicante Plaza, el acuerdo suscrito entre Cs y PSOE prevé que los socialistas faciliten la aprobación del presupuesto siempre que el equipo de Gobierno cumpla los 18 acuerdos incluidos en ese pacto. Entre estas iniciativas, según han informado fuentes del PSOE, se contempla la "paralización del actual borrador de la ordenanza de convivencia cívica" con la intención de que el texto quede sustituido por "uno nuevo consensuado y basado en el documento de la FEMP". Además, el acuerdo incluye la "creación de dos servicios municipales diferentes en Acción Social; el aumento del presupuesto en Igualdad en un 15% sobre el borrador de Presupuesto de 2021" a cargo de una modificación presupuestaria posterior a la aprobación de las cuentas; "una mesa de trabajo para buscar soluciones para la recuperación económica y revitalización del tejido empresarial y la constitución de un censo de propietarios y residentes en la Zona Norte, entre otros puntos.

Noticias relacionadas

next
x