Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

modificación del plan parcial a desarrollar por alicesa

Alicante y los promotores de Lomas del Garbinet corrigen el proyecto: de chalés a 930 pisos en torres

11/12/2020 - 

ALICANTE. Cambio radical en otro de los grandes planes urbanísticos pendientes de desarrollo en la ciudad de Alicante: el Plan Parcial de Lomas del Garbinet. Salvo cambio de última hora, el bipartito compuesto por PP y Cs prevé aprobar en la próxima Junta de Gobierno el acuerdo de exposición al público del documento actualizado de ese Plan Parcial, después de haber pactado correcciones sustanciales con sus promotores.

Fuentes consultadas por Alicante Plaza indicaron que los cambios introducidos suponen una profunda transformación de la propuesta que se aprobó en 1972. En ese momento, el Plan Parcial preveía la construcción de unos 315 chalés unifamiliares de lujo de grandes dimensiones, a la manera de los residenciales americanos, provistos de jardín propio, en la bolsa de suelo de más de 651.000 metros cuadrados que se sitúa entre el APA 9 de Vistahermosa, Juan XXIII y el trazado de la A-7.

No obstante, cerca de cuarenta años después de su aprobación, ese planteamiento extensivo ha quedado desestimado, de modo que se ha optado por la promoción de torres que podrían alcanzar entre seis y ocho alturas, con la intención de reducir la superficie de suelo a ocupar. De hecho, según las mismas fuentes, al concentrar toda la edificabilidad en un ámbito más reducido, el Plan Parcial permite generar un gran parque urbano público de interés geológico sobre el espacio liberado.

La modificación del proyecto ha sido fruto de un largo proceso de negociación que se inició prácticamente hace 20 años, después de que, en 1999, una sentencia del Tribunal Supremo (TS) ratificase el fallo previo, dictado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) en 1993, y resolviese que el sector debía seguir siendo suelo urbanizable, frente a la desclasificación que se acordó con la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana, en 1987 (todavía vigente).

El plan parcial, aprobado en los años setenta, se convertirá en el próximo gran desarrollo urbanístico de la ciudad, con 930 viviendas, tras la urbanización de Benalúa, Vistahermosa y el PAU 3, en cuanto supere la fase de exposición al público

Ese proceso de revisión del Plan Parcial original, que se aceleró durante el pasado mandato, se puede completar ahora, después de que los propietarios del suelo y promotores del sector presentasen su propuesta definitiva de modificación, a desarrollar por la empresa Alicantina de Construcción y Edificios (Alicesa). Según las mismas fuentes, en esa última versión, se reduce la edificabilidad prevista, aunque se aumenta el número de viviendas inicial, al reducir su tamaño. 

Así, los 199.818 metros cuadrados de edificabilidad contemplados en el Plan Parcial original, se habrían acabado reduciendo a unos 102.300 metros, en los que se daría cabida a unas 930 viviendas, en función de la propuesta que ya plantearon los técnicos municipales bajo la etapa en la que el exedil de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, ejerció como concejal de Urbanismo. Todo, pese a que, en un principio, los promotores llegaron a plantear la posibilidad de construir 1.400 viviendas.

Además, la mayoría de esa edificabilidad se concentra junto al trazado del Bulevar Norte, que debe prolongarse hasta su conexión con la Vía Parque mediante las obras de urbanización del Plan Parcial. Con todo, los detalles concretos no se han hecho públicos hasta ahora, a la espera de que se pueda desarrollar un encuentro informativo con los grupos políticos que ejercen funciones de oposición para informarles sobre las condiciones de la modificación del Plan Parcial. 

Eso sí, según las mismas fuentes, esa nueva versión ya habría superado todos los filtros ambientales requeridos por parte de la Generalitat. De hecho, su estudio de impacto ambiental y territorial estratégico quedó aprobado el 13 de diciembre de 2018. Así, según las mismas fuentes, la ejecución el Plan Parcial podría quedar desbloqueada en cuanto se supere la fase de información pública y de que se resuelvan las alegaciones que puedan presentarse. Con ello, se convertiría en el siguiente gran desarrollo urbanístico en materializarse tras los planes de Benalúa Sur, Vistahermosa y PAU 3.

Noticias relacionadas

next
x