X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Elche y Hércules comparten la postura de LFP y RFEF para acabar la temporada pero con reservas 

17/03/2020 - 

ALICANTE. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF), por medio de su presidente Luis Rubiales, dejaba claro este martes que aboga por reanudar la competición en todas las categorías y hacerlo además con el formato previsto aunque eso implique jugar más allá del 30 de junio. Siempre, obviamente, que la pandemia de coronavirus lo permita.

La postura de la RFEF, que no olvidemos que es la que tiene la última palabra, incluso respecto al fútbol profesional (así lo establece el Reglamento General), es coincidente con la de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), solo que esta última no es tan partidaria de extender más allá del 30 de junio la competición (o la primera no es tan optimista con la posibilidad de terminar antes de esa fecha).

Elche y Hércules, prudentes

Tanto el Elche como el Hércules reiteraban este martes a Alicante Plaza su deseo de que, una vez las autoridades lo autoricen tras normalizarse la situación sanitaria, regrese la competición para decidir sobre el terreno de juego campeonatos, ascensos y descensos, al tiempo que lo haga tal y como estaba establecido al inicio de la misma. 

Los franjiverdes son ahora mismo sextos clasificados Segunda División A a falta de 11 jornadas para la finalización de la Liga regular y de mantener esa posición o mejorarla tendrían derecho no solo a disputar el 'play-off' de ascenso también a un ascenso directo a Primera División, aunque esto último es ahora mismo mucho más complicado que lo primero (tienen a nueve y diez puntos la primera plaza y segunda plaza, mientras que están a uno solo del quinto y su colchón sobre el séptimo es de seis). El Hércules, por su parte, es antepenúltimo en el grupo III de Segunda División B cuando restan por jugarse 10 jornadas. Los blanquiazules están a dos puntos de la salvación y a uno de la plaza de 'play-out' de descenso.

No obstante, desde ambos clubes reconocen que no es fácil jugar en julio la Liga 2019/20 (incluso un play-off o un 'play-out'). Y no son los únicos que lo hacen.

El Reglamento General de la RFEF establece en su artículo 186 que la temporada acaba el 30 de junio y en el 116 y 126 limitaciones a la pertenencia de jugadores y entrenadores a más de un club en una temporada. Los contratos vencen ese día en muchos casos y otros entran en vigor el 1 de julio; pensemos también en los jugadores que acaban contrato el 30 de junio y han firmado por otro club de acuerdo con el derecho que se les reconoce en los seis meses anteriores, en el caso de futbolistas cedidos... Además, hay desde periodos de solicitud de licencias a normas de 'fair-play' económico recogidas también en el Reglamento General que chocan de entrada con que el curso liguero prosiga más allá del 30 de junio. Es verdad que el propio Reglamento contempla que la posibilidad de modificar lo anterior "por causa de fuerza mayor" y también que en los cauces de la negociación entre RFEF, LFP y sindicatos (Asociación de Futbolistas Españoles y Futbolistas On) se puede encontrar una solución, siempre bajo el paraguas de la Federación Internacional y las consiguientes modificaciones de su normativa (el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores), pero no parece un asunto fácil.

La LFP, por medio de su presidente Javier Tebas, casi daba por hecho el lunes que podría retomarse la competición con suficiente antelación no solo para no tener que jugar más allá del 30 de junio, es que apostaba por volver a competir a finales de abril o comienzos de mayo y que se pudiera llegar a disputar la Eurocopa como estaba previsto. Finalmente esta se retrasa 12 meses (también las finales de la Champions y la Europa League) por lo que junio pasa a estar disponible, lo que debería evitar en gran medida tener que jugar dos jornadas de Liga por semana.

Como todo depende de la evolución de la pandemia, cuanto antes se adelanten los partidos para evitar traspasar la línea del 30 de junio, más complicado parece que se puedan jugar con público en los estadios, algo en lo que la RFEF insiste (en no jugar a puerta cerrada) a diferencia de la LFP que prioriza el hacerlo ante las cámaras de televisión (para evitar el roto en sus cuentas).

Noticias relacionadas

next
x