a la espera del perte de economía circular

El calzado quiere combatir la crisis con nuevo mercado en Japón, Australia, Nueva Zelanda y reforzar EEUU

26/03/2022 - 

ELCHE. Después de la crisis por las materias primas ocasionada por la pandemia y que aún se deja notar, eso sí, más en la industria auxiliar de los componentes que en el propio calzado, ahora se ha sumado la guerra en Ucrania tras la invasión rusa, lo que vuelve a desestabilizar el panorama comercial internacional. En consonancia, desde el sector zapatero se quiere intentar suplir esta crisis ahondando en nuevos mercados para el sector como Nueva Zelanda, Australia, Japón o reforzar en Estados Unidos, cuestión esta última en la que trabajará también el Ministerio de Industria. Paralelamente, el sector está a la espera del Perte de la economía circular con los fondos europeos Next Generation. 

Una decisión que se ponía de relieve este viernes en un acto en el Parque Empresarial en el que la Federación de Industrias del Calzado (Fice) y Shoes from Spain organizaban una jornada de trabajo bajo el lema 'El calzado español: Retos y oportunidades de la política comercial'. Ante la "volatilidad" del momento, explicaba la presidenta de Fice, Marián Cano, el consumo de moda, muy de temporada, se volverá a resentir una vez más, ya que tampoco es un bien de primera necesidad y la guerra ha alterado todo en un escenario incipiente de crisis por el aumento del coste de vida. De hecho, si bien era 2022 el que se esperaba que fuera el año de la recuperación, el sector fija ahora la misma para 2023

Sobre estos mercados, "la diversificación de mercado es clave, estaba ya en la hoja de ruta de las empresas antes de la covid", señala. Más del 70% de sus exportaciones van al mercado europeo, por lo que trabajar en otras áreas comerciales se antoja "clave". Japón es en ese sentido un mercado muy importante para el calzado a pesar de que ha bajado del top ten de países a los que se exporta. "Sabemos cuál es la situación, pero sí que es cierto que en un primer momento cuando se firmó el tratado de libre comercio crecimos en exportaciones y logramos que se eliminaran las cuotas que existían". Ahora mismo el tratado está ya en sus últimos años, aún con la desescalada de los aranceles, por lo que aún quedan unos años para ver el nivel de libre comercio total que permita  al sector penetrar más claramente.

En cuanto a Nueva Zelanda y Australia, son también mercados relevantes. "Una parte de nuestro sector está especializado en producto de primavera verano y es un valor a tener en cuenta" dado que es un mercado de 'contraestación'. El hecho de que sus estaciones tengan lugar en otro periodo del año permite un despliegue comercial más intenso durante el curso. Ahora el tipo de arancel con Australia es del 5%, elevado, pero ir orientando las exportaciones al país permite fortalecer las relaciones comerciales, "lo que para nosotros es clave", indica la presidenta de Fice. Asimismo, la ministra de Industria, Reyes Maroto, también presente en la jornada, visitará en una semana EEUU para reforzar el papel de la industria del calzado allí de cara a las exportaciones tras haber sorteado los aranceles hace varios meses.

Al mismo tiempo, el sector mantiene expectativas con los fondos europeos Next Generation EU para seguir avanzando en la digitalización o la economía circular a a través de los consorcios que se han creado, como el de . Tanto la ministra de Industria, como el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, que asistieron a la jornada, incidieron en la importancia que puede tener el Perte de la economía circular al que concurran proyectos como el mencionado, ya que se espera que sirvan de acicate para reforzar la industria en el Vinalopó, pero sobre todo en municipios como Elche y Elda, los más preeminentes en el sector. "La industria del calzado va a poder financiar proyectos importantes con el Perte de economía circular con el clúster que hay en Elche y el buen trabajo que se está haciendo con la circularidad", indicaba Maroto.

Exportaciones de calzado y componentes 

En definitiva, el sector al completo está buscando alternativas para capear el temporal por la acumulación de efectos por las materias primas, la subida de la energía o el paro del transporte. En el caso del calzado se nota sobre todo en la cuenta de resultados con menor margen, al ser un sector manufacturero que no es intensivo en energía. Lo mismo que en la industria auxiliar, aunque esta le está pasando bastante factura el precio y problemas del transporte de las materias primas para la fabricación. En conjunto, ambas tienen un importante papel dentro de la exportación valenciana. En el ámbito del calzado, del total de los 2.600 millones de euros de exportaciones a nivel nacional, 1.160 millones fueron de Elche y comarca. En cuanto a los componentes, el sector exportó en 2021 sus productos por un valor de 1.274 millones de euros (entre los principales destinos, Alemania, Marruecos, Italia y en el vagón de cola del 'top ten' otros como Túnez y Turquía). En importaciones de materias primas, el valor fue de 1.256 millones de euros. Por orden de importancia: China, Italia, Alemania, Marruecos, Portugal, Francia, Polonia, India, Hungría y Estados Unidos.

Noticias relacionadas

next
x