Hoy es 15 de julio

transformación del edificio del centro de alicante

La Diputación espera informes de una comisión técnica por el 'centro Thyssen' de Baraka en el Ideal

28/02/2023 - 

ALICANTE. El futuro del proyecto promovido por el Grupo Baraka para rehabilitar el edificio del antiguo cine Ideal de Alicante y convertirlo en un centro cultural bajo el nombre de Carmen Thyssen queda en manos de los informes encomendados a una comisión técnica interdepartamental de la Diputación. 

Fuentes de la institución provincial consultadas indicaron que será ese grupo de trabajo con responsables de varias áreas (Cultura, Asesoría Jurídica, Hacienda...) el que debe discernir si concurren las condiciones de oportunidad y de viabilidad necesarias para aceptar el planteamiento formulado por el holding que preside Trinitario Casanova, por el que la Diputación asumiría el arrendamiento del inmueble a cambio de gestionar ese futuro museo.

Las mismas fuentes apuntaron que la evaluación de la propuesta resulta compleja en la medida en que se debe ponderar la trascendencia cultural del proyecto, los pormenores jurídicos del acuerdo planteado y el coste económico que entrañaría. De ahí que la emisión de esos informes se haya demorado a la espera de contar con toda la información relevante que permita emitir un juicio sin que se haya podido facilitar una respuesta en la fecha requerida por Baraka inicialmente y que, en consecuencia, se haya tenido que solicitar un plazo adicional con una duración inconcreta antes de poder ofrecer una respuesta definitiva, que todavía no se ha producido.

Hasta ahora, no ha trascendido cuál sería el importe de la renta anual que tendría que satisfacer la Diputación en el plazo de arrendamiento a 20 años planteado por Grupo Baraka. Sí se ha anticipado, sin embargo, la cuantía de las obras que el grupo empresarial estaría dispuesto a asumir para recuperar y transformar el antiguo cine en espacio museístico: en torno a 25 millones de euros.

En ese coste se incluiría la ejecución de la reforma, así como la adquisición de obras de pintores de reconocido prestigio que formarían parte de la colección permanente del futuro centro, al margen de las que pudiese ceder la misma Carmen Thyssen. Según se dio a conocer en octubre, Baraka aspiraría a incorporar al menos 50 obras pictóricas de autores como Miró o Juan Gris procedentes de fondos privados, así como otros cuadros que forman parte de exposiciones itinerantes, cedidos de forma temporal por los fondos pictóricos de la Fundación Thyssen.

Entonces, también se concretó que Baraka ya disponía, incluso, del nuevo proyecto de reconversión del inmueble redactado, ajustado a los parámetros de protección de los elementos arquitectónicos planteados por el Ayuntamiento de Alicante, con el compromiso de que los trabajos de remodelación pudiesen estar ejecutados en un plazo de dos años. Y que se preveía dotar a ese centro cultural de elementos tecnológicos para proporcionar al visitante una experiencia sensorial sobre el proceso de creación pictórica, hasta el punto de posibilitar la percepción de los olores y las texturas de los cuadros.

Respecto a las características del proyecto de reconversión del edificio, se garantizaría el respeto a sus volúmenes, a sus alturas y a su fachada, y se daría cabida a su recuperación integral con una división de su espacio interior en varias salas de carácter modulable. Así, se podría adaptar el tamaño de esos espacios en función de las necesidades que conllevase la llegada de una determinada muestra. Es decir, que se daría paso a salas compartimentadas de dimensiones adaptables según las necesidades de aforo, para habilitar espacios con contenidos específicos. Eso sí, como mínimo, entre ellos se contemplaría una sala dedicada a la innovación cultural, otra a jóvenes artistas, otra a la exposición permanente y otra a las muestras temporales, por ejemplo.

La reconversión en hotel sigue en pie

En todo caso, Baraka mantiene sus planes iniciales con su propuesta de conversión del cine en un hotel boutique de unas 60 habitaciones, que sigue pendiente de la respuesta a la solicitud de licencia registrada en diciembre de 2019, en el supuesto de que acabe desestimándose la propuesta de centro cultural. Se trata de una iniciativa sujeta al catálogo de protección de edificios, a partir de las recomendaciones, observaciones o exigencias de subsanación que pueda requerir la Generalitat en cuanto culmine la revisión del documento planteado por el Ayuntamiento tras su aprobación en pleno, en septiembre de 2020.

Sea como fuere, cualquier proyecto que pretenda llevarse a cabo en el edificio debe garantizar la preservación de sus elementos arquitectónicos más representativos, ya que dispone de la consideración de Bien de Relevancia Local (BRL), después de que la Conselleria de Cultura haya desestimado la posibilidad de que deba quedar reconocido como Bien de Interés Cultural (BIC) salvo que la nueva documentación aportada por la Plataforma Salvem l'Ideal pueda añadir elementos de valoración adicional merecedores de la reapertura del expediente de evaluación.

Noticias relacionadas

next
x