X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociación sobre posibles alianzas políticas tras las elecciones municipales

Cs marca su propio ritmo y no lo pondrá fácil para despejar el Gobierno de Alicante

6/06/2019 - 

ALICANTE. El posible proceso de negociación que pueda entablarse entre las tres fuerzas de las que depende la gobernabilidad del Ayuntamiento de Alicante -PP, PSPV-PSOE y, sobre todo, Ciudadanos (Cs)-, se cocerá a fuego lento. Como mínimo, esa es la posición que mantiene hasta ahora el partido de Albert Rivera, y su comité regional de pactos, que aboga por marcar su propio ritmo en esas conversaciones sin plegarse a las condiciones, a las agendas o a las formas que pretendan establecer el resto de fuerzas. Si alguien pensaba que Cs lo iba a poner fácil, se equivocaba. Máxime cuando todavía quedan diez días para la elección de alcaldes y cuando está en juego la formación de gobiernos en decenas de ayuntamientos de Alicante, de la Comunitat y de toda España.    

Por lo pronto, la cabeza de lista de Cs a la Alcaldía de la ciudad y miembro del comité negociador para la Comunitat, Mari Carmen Sánchez, antepuso este miércoles una cita interna de carácter orgánico (de su propio partido) a la reunión que se había concertado con el alcalde en funciones, el popular Luis Barcala, con el propósito de abordar la posibilidad de compartir competencias de gobierno. La cita, anticipada por Alicante Plaza entre otros medios, no llegó a celebrarse, de modo que fue imposible que se plasmase esa primera foto de una hipotética negociación. 

Fuentes consultadas por este diario precisaron que el mero hecho de que hubiese trascendido la convocatoria de esa reunión -que desde Cs aseguraron haber interpretado de carácter exclusivamente protocolario-, había generado el malestar suficiente como para que quedase suspendida y aplazada sin fecha concreta.

A lo largo de toda la jornada, se especuló con la posibilidad de que este mismo jueves se retomasen los encuentros entre PP y Cs, bien en Alicante, o bien en València, con la probable intervención del portavoz de Cs en les Corts, Toni Cantó: otro de los miembros del comité regional de pactos. Sin embargo, nadie ofreció una confirmación oficial al respecto. Al contrario, solo hubo cruce de mensajes contradictorios.

Hasta ahora, tampoco se ha planteado ningún acercamiento significativo entre Cs y PSPV-PSOE más allá de algunos tanteos previos y conversaciones informales, como la breve charla mantenida entre el secretario general del PSPV, Ximo Puig, y Cantó, en la recepción de los jugadores del Valencia CF tras alzarse con la Copa del Rey. 

Así, los únicos hechos objetivos que siguen estando sobre la mesa son, primero, que no existe ningún acuerdo cerrado ni avances en esos posibles pactos; y segundo, que si, antes del pleno de constitución de la corporación municipal (el 15 de junio) no se da ninguna alianza entre PP y Cs o entre PSPV-PSOE y Cs, el PP retendrá la Alcaldía de Alicante como partido más votado, aunque empatado a 9 concejales con los socialistas.

Entre tanto, representantes de los tres partidos protagonistas mantuvieron sus respectivos discursos con declaraciones casi opuestas. Así, mientras la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, aseguraba que el acuerdo con Cs sobre el Ayuntamiento de Alicante y la Diputación estaba "bien encarrilado", Toni Cantó señalaba que las posibles citas que puedan producirse en las próximas horas con el PP como "socio preferente" son "una primera toma de contacto" y dejaba abierta la posibilidad de negociar con el PSOE tras recordar que el único descarte es el de entrar en un gobierno o en una mesa de negociación "con Compromís o con el populismo".             

Noticias relacionadas

next