mediante contratos menores para proyectos básicos

Arquitectos de Elche critican que el gobierno elija a "los mismos" para redactar proyectos municipales

5/03/2020 - 

ELCHE. Son unos cuantos los proyectos en marcha que empezarán a materializarse en la ciudad durante este año que han requerido un diseño previo de la actuación por parte de arquitectos, algo normal en la mayoría de actuaciones urbanísticas que se encargan desde el Consistorio. Sin embargo, desde hace unos años y aún en 2020, algunos arquitectos de la ciudad critican que el equipo de gobierno recurre siempre a unos pocos compañeros de profesión y no abren este aspecto al conjunto de los colegiados locales.

Al menos así lo ven desde el grupo de arquitectos Ruskin Coffee, que ya ha planteado en alguna ocasión esta cuestión y que la volvió a poner de relieve a mediados del pasado febrero en la comida organizada con el decano del Colegio Oficial de Aquitectos de la Comunitat, Luis Sendra, y el alcalde Carlos González y la edil de Urbanismo Ana Arabid, como invitados, así como miembros de la junta directiva del colegio territorial. Fue la misma jornada en la que el Colegio de Arquitectos ofreció al Consistorio un convenio para agilizar licencias de obra, aunque el motivo de la misma era dar a conocer el procedimiento para la 'amnistía urbanística' aprobada por el Consell

Lo señalan como una barrera para arquitectos jóvenes

En ese sentido desde el colectivo defienden que "son muchos los arquitectos en la ciudad que no tienen trabajo", y apuntan a que el equipo de gobierno suele acotar los proyectos relevantes que se van a impulsar desde la ciudad "en pocos despachos" en lugar de sacarlos a concurso. Entre ellos, denuncian que recientemente está alguna exposición, el de la reurbanización de Nuestra señora de la Cabeza o el nuevo intercambiador del Hospital General, cuyas obras podrán empezar en breve puesto que ya se han adjudicado las mismas. Son los proyectos básicos —previos a los de ejecución, es decir, a la obra— diseñados que el Consistorio ha facturado como contratos menores, como ha hecho con otras iniciativas urbanísticas, por eso ha podido elegir despacho sin sacarlo a concurso —recientemente, el Gobierno central ha aprovechado una transposición de directivas europeas para dar marcha atrás en medidas que querían evitar fraccionamiento— . Pero también se preguntan qué será de otros futuros, como el hipotético refugio de Germanías y adecuación de la plaza.

Algunos de los arquitectos que se quejan de la situación señalan que "sobre todo la situación afecta a arquitectos jóvenes", e inciden en que hace treinta años se había logrado que desde el Ayuntamiento se creara una especie de bolsa para estos profesionales y que se abrieran concursos de ideas que se hacían públicas para que los aspirantes pudieran participar. "Se repartían los proyectos con equipos intergeneracionales" para integrar así a los más jóvenes. Ante la proclama del colectivo, el gobierno justificó que saca a licitación los proyectos y que en cualquier caso se intentaba dar visibilidad, reconociendo que quizá era uno de los puntos pendientes. 

Noticias relacionadas

next
x