Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

acto solidario organizado por el ayuntamiento y la federació de fogueres

Alicante recoge 26 toneladas de comida en la ofrenda solidaria con plante de la izquierda

22/06/2020 - 

ALICANTE. La recogida solidaria de alimentos organizada por el Ayuntamiento de Alicante y la Federació de Fogueres el día en el que debía celebrarse la tradicional Ofrenda de Flores en honor a la Virgen del Remedio, la patrona de la ciudad, se ha cerrado cerca de las 22:00 horas con la recogida de más de 26 toneladas de productos donados por festeros, empresas y ciudadanos anónimos a título particular.

El alcalde, el popular Luis Barcala, ha explicado, tras participar en la entrega de alimentos, que el propósito de la convocatoria es "facilitar ayuda a familias afectadas por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus", a las que se hará entrega de las donaciones de comida y otros productos de primera necesidad, "a través de entidades como Cáritas, Cruz Roja, el Banco de Alimentos y diversas entidades sociales y vecinales que se han dedicado a prestar ayuda durante los tres meses en los que se ha prolongado la situación de emergencia".

La distribución de los productos recopilados se iniciará este mismo martes y se prolongará durante tres días, después de que se haya superado las expectativas iniciales, según ha explicado el edil de Fiestas, Manuel Jiménez (PP). Tanto el regidor, como el primer edil y la vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez, y la edil de Acción Social, Julia Llopis, han destacado la respuesta solidaria del mundo de la fiesta y del conjunto de la ciudadanía.  Así, Barcala ha subrayado "la solidaridad y la responsabilidad demostrada por el mundo de las fiestas, y su compromiso con la ciudad". "Estamos ante un ejercicio de solidaridad; no habremos tenido hogueras, pero estamos en hogueras y a ellas se suman el resto de la fiestas", ha enfatizado, para destacar la participación del conjunto de los colectivos festeros. Además, ha insistido en que el Ayuntamiento seguirá trabajando como hasta ahora para atender las necesidades de las familias de toda la ciudad, aunque ha incidido en que la respuesta municipal debe abordarse desde el control de todos los procedimientos, sin menospreciar la labor desarrollada por entidades solidarias hasta ahora.

La recogida de alimentos ha congregado a representantes de todas las fiestas tradicionales de la ciudad, incluidas las hermandades de la Semana Santa y las asociaciones integradas en al Federación de Asociaciones Festivas de Barrios y Partidas de Alicante que organizan las distintas fiestas de los distritos de la ciudad. Todas ellas, como les Fogueres, también se han visto suspendidas por motivos de seguridad como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Por su parte, la presidenta de la Federació de Fogueres, Toñi Martín-Zarco, ha asegurado sentirse "satisfecha y orgullosa" por la respuesta de las comisiones. "Además de hacer fiesta, somos capaces de volcarnos con la ciudad cuando hace falta este tipo de ayuda", ha manifestado.

El acto, que ha comenzado a las 10:00 horas con la recogida de artículos de primera necesidad en la plaza del Ayuntamiento, ha contado con la participación de los ediles del equipo de Gobierno, el bipartito compuesto por PP y Cs, y con la de los dos representantes de Vox. Sin embargo, no ha sumado la presencia de los representantes de los tres grupos políticos que ejercen funciones de oposición: PSOE, Unides Podem y Compromís. 

Sus representantes han rechazado sumarse a la convocatoria al considerar que se trataba de un gesto con el que el bipartito pretendía "lavar su imagen" frente a su ineficacia para dar respuesta a la emergencia social que afecta a cientos de familias en la ciudad.

Así, en primer término, el portavoz socialista, Paco Sanguino, ha señalado que el hecho de que "el PP quiera blanquear su imagen por medio de un acto como este declara su nulo interés de fondo en trabajar por resolver la grave brecha económica en Alicante". "El bipartito debería haber quedado al margen totalmente de este acto. En cambio, buscan como sea cualquier salvavidas a su mala gestión de manera torticera, como es habitual en este alcalde y en este concejal de Fiestas. Menos palio y más empatía", ha señalado.

En segundo lugar, el grupo municipal de Unides Podem ha rechazado participar en la ofrenda de alimentos al considerarla un acto "de lavado de imagen del bipartito", especialmente de la denostada labor de la concejala de Acción Social, Julia Llopis. Para la confluencia, el bipartito está "institucionalizando la caridad con el único propósito de mejorar la opinión que los colectivos sociales y la ciudadanía tienen de su labor al frente de los servicios sociales después de que Julia Llopis ignorase de manera reiterada las peticiones del tejido social de la zona norte y acusase a las entidades de ladrar, a pesar de que están realizando el trabajo que ella elude". 

Su portavoz municipal, Xavier López, ha manifestado que "el gobierno de Barcala debería centrarse en aplicar políticas efectivas para atajar la emergencia social y olvidarse de buscar la foto". Para ello, López mantiene que "se debería garantizar una alternativa habitacional a las personas sin hogar tras el cierre por parte de PP y Cs del pabellón de Florida Babel" y, sobre todo, "es imprescindible escuchar las necesidades de las asociaciones vecinales y las entidades sociales, que son quienes están combatiendo la emergencia social en primera línea".

Para López, la concejala de Acción Social "debe dejar de una vez por todas de eludir su responsabilidad", ya que "está más centrada en maquillar su gestión con actos de caridad y publicidad institucional y en boicotear las políticas sociales del Botànic y del Gobierno de coalición, que en hacerse cargo de los servicios sociales". Por todo ello, López ha vuelto a reclamar la dimisión de la concejala Llopis "por una cuestión de honradez y responsabilidad" y ha concluido defendiendo que "si ella no es capaz de asumir sus errores, debe ser el alcalde quien tome la decisión de cesarla, en beneficio de todas las alicantinas y los alicantinos y especialmente de las personas en situación de vulnerabilidad".

PSOE, Unides Podem y Compromís consideran que el bipartito trata de "lavar su imagen" frente a su "incapacidad" para dar respuesta a la emergencia social y tilda el acto de "beneficiencia"

Por último, Compromís per Alacant ha considerado que "el intento de institucionalizar la caridad no puede ser la alternativa de una administración pública al fracaso de su respuesta ante la dura emergencia social". Según ha destacado su portavoz, Natxo Bellido, "vemos como el bipartito, que desprecia la participación ciudadana y ha abandonado al tejido asociativo en su labor solidaria, vuelve a tiempos pretéritos y pretende desde el populismo más indecente tapar sus vergüenzas y fracasos".

Por su parte, su compañero de filas, Rafa Mas, ha indicado que "agradecemos y valoramos toda la labor solidaria que el conjunto del tejido vecinal, asociativo y festivo de la ciudad está realizando en estos meses, pero lo que no podemos compartir es que el bipartito pretenda tapar sus vergüenzas con actos benéficos tan alejados su función de garantizar derechos, avanzar en justicia social y garantizar unas mínimas condiciones de vida digna a todas las alicantinas y alicantinos. La dureza de la crisis, y la descoordinada y su desafortunada gestión social, deberían haber hecho abstenerse a la derecha alicantina de aprovecharse de la vocación solidaria del tejido festivo".

A juicio de Compromís, "no son días para fotos, saraos o autobombos, ni se puede aprovechar la decepción colectiva de la no celebración de les Fogueres con fines propagandísticos. Esto es tan poco ético y edificante como pagar publicidad en medios de comunicación para intentar defender la labor de Julia Llopis. No es aceptable, y es impropio de las políticas de inclusión social de una administración socialmente responsable; y más todavía cuando la responsable de la OMES está cuestionada por toda la ciudad", ha afirmado Mas.  

Por ello, la coalición ha acordado "no participar en el acto benéfico, por la solidaridad y cercanía con las entidades que han expresado su desconcierto ante esta recogida de alimentos". "Esto no significa que militantes de la coalición puedan acudir acompañando a las entidades festivas que realizarán hoy sus donaciones desde el impulso de la colaboración y sensibilidad social", ha destacado Bellido. 

Además, la coalición solicitará al bipartito que informen con transparencia sobre el destino que van a dar de las aportaciones que, desde la mejor de las voluntades, realizarán a lo largo del día de hoy el mundo de las Fogueres y del conjunto de la sociedad civil que participe. Por último, Compromís ha invitado a Barcala "a ser valiente y situar al concejal de fiestas, Manolo Jiménez, al frente de la OMES si cree que pueden tapar sus fracasos". Así, ha incidido en solicitar "que cese de una vez a Julia Llopis, y ponga al responsable de fiestas a liderar la respuesta social municipal".

Respaldo explícito de Barcala a Julia Llopis

El alcalde ha guardado silencio, sin ofrecer ninguna valoración, al ser preguntado sobre la decisión de PSOE, Unides Podem y Compromís de no participar en la ofrenda solidaria. Además, respecto a la petición de un encuentro con representantes del equipo de Gobierno formulada por las asociaciones vecinales del distrito de la Zona Norte, el primer edil ha señalado que "no es una cuestión de que se celebre una reunión, que se celebran; los contactos existen y además se trabaja en las Juntas de Distrito". En esta línea, ha defendido el trabajo desarrollado hasta ahora "de manera callada, durante todo este tiempo" desde la Concejalía de Acción Social. Sin ese trabajo, según ha sostenido, "nos encontraríamos en una situación infinitamente peor", ha dicho, en un gesto de respaldo y de reconocimiento explícito a la labor desarrollada por Llopis. Así, ha animado a comparar las cifras y las realidades de otras ciudades respecto a la respuesta que se ha dado a las situaciones de vulnerabilidad.

También ha insistido en que "se está siguiendo un sistema de trabajo que está funcionando en toda la ciudad; comprendo que pueda haber personas que entiendan que se tendría que organizar de otra forma y lo respetamos, pero tenemos la responsabilidad de llevar el control más exhaustivo". "La gente tenía que recibir alimentos o que ha solicitado ayuda los está recibiendo a un ritmo mucho más rápido y con un horizonte de alcance mucho mayor que en otras ciudades", ha dicho. "Para eso es necesario ese control y que la gente esté en el sistema y que se acepten unas reglas del juego", ha añadido. 

"Aplaudo y reconozco la solidaridad de todo el mundo, pero una solidaridad bien entendida pasa por una organización para que a la gente le llegue lo que necesita, no podemos tener a la gente condenada a depender de que se le den alimentos; existen ayudas como el Ingreso Mínimo Vital que se pone en marcha ahora, que supone sobrecarga de gestión para el propio Ayuntamiento, y estamos cumpliendo de una forma muy satisfactoria", ha insistido. "Con todas esas ayudas estamos ayudando a las personas, el ritmo de trabajo está siendo muy satisfactorio, acepto las discrepancias, pero se trata de discrepancias aisladas porque la inmensa generalidad del movimiento asociativo está colaborando y trabajando dentro de los parámetros que se han marcado desde Acción Social sin ningún problema", ha recalcado.

La propia Llopis, por su parte, ha mostrado su satisfacción "por la respuesta de la sociedad alicantina" respecto a la donación de alimentos. En esta línea, ha recalcado que la crisis sanitaria ha supuesto "un esfuerzo enorme para todos los trabajadores del ayuntamiento y en especial de Acción Social, que han tenido que redoblar los horarios para atender las miles y miles de llamadas de emergencia y de pánico que recibíamos", ha dicho. Así, ha considerado que la recogida de alimentos de este lunes "está siendo muy emotiva porque vemos que nos ayudan, que nos responden, y nos da energía para seguir trabajando porque todavía nos queda mucho por delante, para que las familias puedan recuperar la normalidad y recuperar el trabajo", ha insistido. Por ello, ha agradecido la labor desarrollada por asociaciones, entidades y ONG relacionadas con el voluntariado. "Esto ha sido una crisis sanitaria impresionante para la que no estábamos preparados nadie, pero creo que en Alicante, todos en conjunto, hemos sabido se responsables, trabajarlo y vamos a seguir trabajando para que todas las familias tengan lo que necesitan y ayudarles con el tema laboral y las ayudas fiscales que se puedan tener", ha concluido. 

Noticias relacionadas

next
x