Hoy es 20 de julio

Los caminos del Señor son inescrutables

11/03/2024 - 

ALICANTE. El Elche atraviesa su mejor momento del curso y este tiene fiel reflejo en la tabla, toda vez que ocupa una de las dos posiciones que dan derecho a ascender de manera directa a la finalización de la fase regular

Todavía resta mucha tela que cortar (12 jornadas), el calendario de los franjiverdes atraviesa una fase amable si tenemos presente algunos de los envites que deberán afrontar en las próximas semanas, pero el crédito del equipo de cara a la consecución de la meta del ascenso es el más alto en lo que llevamos de campaña. Y lo anterior no es moco de pavo, pues el buen fútbol no siempre está respaldado por los resultados (bien lo sabe el Elche, al que le ha costado lo suyo capitalizar en la tabla las buenas sensaciones sobre el verde) y, además, hay otros rivales que persiguen la misma meta, cuyo camino se cruza con el tuyo.

Desde aquella famosa rueda de prensa en el estadio Municipal de El Molinón, en la que Sebastián Beccacece vino a decir que si en la siguiente jornada no se obtenía un resultado positivo renunciaría al cargo han pasado cinco meses y seis días en los que su equipo ha disputado un total de 21 encuentros ligueros, de los que ha ganado 12, empatado cinco y perdido cuatro. Los franjiverdes han sumado 41 puntos de 63, es decir, dos tercios de los que han estado en juego y pasado de ocupar la decimoctava posición (marcaban la permanencia con nueve puntos y uno de colchón sobre el descenso a la finalización de la jornada novena) a la segunda (y tener un colchón de un punto respecto al tercero, de dos en relación al cuarto y de tres respecto al séptimo). La tabla está muy apretada, tanto que entre el segundo y el noveno hay una distancia de solo cuatro puntos (y de siete entre el primero y el noveno), pero también ha cambiado mucho en estos cinco meses y no solo para el Elche, pues a la finalización de la jornada novena, en la que los franjiverdes perdieron en casa del Sporting, entre los seis primeros clasificados se encontraban el Levante, el Tenerife y el Real Zaragoza, conjuntos que hoy ven de lejos la zona noble. Este último protagonizaba este lunes su segundo cambio en el banquillo (Julio Velázquez era destituido) y el noveno en la categoría en lo que llevamos de curso.

Los franjiverdes acumulan cuatro jornadas sin conocer la derrota, de las que han ganado tres encuentros de manera consecutiva, algo que no hacían desde hace cinco años.

Los resultados respaldan la apuesta de Beccacece, a la que hay pocas pegas que poner, más allá de cierta lentitud en la circulación y que necesita firmar más remates a puerta que muchos de sus rivales directos para marcar

Dominar a tu rival con el balón no siempre es fácil (el Villarreal B, por ejemplo, se caracteriza también por el fútbol combinativo y, no obstante su delicada situación en la tabla, le plantó batalla en ese aspecto a los franjiverdes) y el Elche lo hace con criterio, siempre apostando por salir tocando desde atrás. El franjiverde es el equipo que tiene la defensa más adelantada (solo ha encajado un gol en las últimas diez jornadas) y el que más espacios ocupan en campo rival (con extremos reconvertidos en extremos aprovecha todo el ancho del terreno de juego), pero también muy peligroso por dentro, con transiciones que pueden estar protagonizadas por mediocentros, mediapuntas, pero también laterales reconvertidos en centrales (Mario Gaspar y Carlos Clerc). 

La decisión de apostar por un técnico sin experiencia en el fútbol español ya resultó controvertida de entrada; aún más cuando en verano perdió buena parte de los jugadores con los que había trabajado en los meses anteriores (mejorado sustancialmente el rendimiento del equipo, tanto que de extrapolarlo a todo el curso probablemente el Elche no hubiese perdido la categoría la pasada campaña y de ninguna manera en la presente); y todavía más cuando los resultados no llegaban y él insistía en una idea de juego... que se ha terminado demostrando acertada. En cualquier otro club en la situación del franjiverde, probablemente, Beccacece no hubiese pasado de octubre. Sin embargo, la decisión de esperar (del club, con Christian Bragarnik a la cabeza) se ha destapado como muy acertada... y también que el rosarino optase por no dar un portazo en su día. Ese gol de Borja Garcés en el minuto 89 del encuentro ante el Andorra en el Martínez Valero...

Noticias relacionadas

next
x