opina que elude ser el responsable para no desgastarse

González le da una vuelta política a la denuncia de los contratos en Elche: "¿Por qué no la firma Pablo Ruz?"

15/05/2021 - 

ELCHE. A grandes rasgos, el alcalde ilicitano Carlos González defendió este viernes que su equipo de gobierno no ha cometido ninguna irregularidad en los contratos menores, respondiendo a la denuncia del Partido Popular sobre los supuestos fraccionamientos de contratos y otros reparos que ahora la Fiscalía Anticorrupción ha admitido a trámite. También que no ha habido fraccionamiento de contratos en fraude de ley. Pero fue más allá y llevó al terreno político la denuncia: "¿Por qué no la firma Pablo Ruz y todos los concejales?", planteaba el regidor.

Opina que Ruz no la firma por si no llega a nada

El primer edil, notoriamente cabreado como dejó notar en una larga comparecencia este viernes, aprovechaba para reorientar esta pequeña —de momento— bomba hacia su Ejecutivo a cuenta de anomalías en contratos menores ya conocidas, hacia el PP. "Llama la atención que quien ha cuidado tanto la escena no sea el firmante de la denuncia", señalaba, en alusión a la puesta de largo del jueves con todos los concejales de su formación, inclusive el vicesecretario Comunicación, Pablo Montesinos, así como otros miembros del partido. Aprovechaba González para sacar pecho y decir que "el primero que iría firmando una denuncia del Ayuntamiento sería el alcalde, no subordinados", apuntaba en referencia a Claudio Guilabert, personal de confianza del grupo municipal y abogado de titulación, quien presentó y rubricó la denuncia: "¿Hay miedo a errar en el tiro?", en referencia al portavoz.

El alcalde acusa a Ruz de eludir dar la imagen y plantea que por qué no firman los 9 concejales del PP la acusación, intentando así desacreditar la actuación de los populares. "¿Acaso no están todos de acuerdo?", añadía, criticando airadamente que el documento "es una tomadura de pelo; las denuncias las redactan los abogados, pero las presentan los líderes políticos". En ese sentido, cargó contra la oposición, esgrimiendo que mientras que "mientras algunos apenas han dormido en esta pandemia, concejales que hacían un trabajo discretamente, había una oposición intentando tumbar mediante los juzgados el gobierno", lo que señaló "demuestra su catadura moral".

Una intervención vehemente del alcalde en la que subrayó que "seguiremos trabajando con entereza, en el día a día y esperaremos con paciencia el fallo de la Fiscalía con normalidad", justificando que se le han dado "informes semanales a la oposición" sobre la gestión, a pesar de las reiteradas denuncias del PP, ratificadas por el Síndic de Greuges, de la falta de entrega de documentos en tiempo y forma.

Sobre las dudas en el cambio en Intervención

Por otra parte, sobre la Intervención, ya que los populares también habían dejado caer que por los supuestos fraccionamientos que la interventora de la pasada legislatura detectó en 2019 —que González defiende no son constitutivos de delito por estar en fraude de ley—, se había sustituido esta legislatura, el regidor niega la mayor. González calificó de "sesgo" estas afirmaciones, y apuntó que la podría haber cesado cuando entró a alcaldía, "como hicieron ellos en 2011", matizó, pero optó por dejar que siguiera en su puesto. En el segundo mandato eligió otro Interventor y la anterior funcionaria la destinó a coordinadora del área de Hacienda, "una muestra de la confianza, porque es una buena funcionaria", justificó el alcalde, que catalogó de "ruin" el argumento del PP. 

Sobre por qué el puesto sigue siendo accidental, es decir, no fijo, en lugar de una plaza consolidada para cualquier funcionario del Estado, el alcalde señala que tiene confianza en la plantilla "de la casa", y añade que "si tan preocupante le parece al señor Ruz, ¿Por qué no lo cambiaron cuando estuvieron gobernando", apuntaba. Por último, esclareció que en el caso de que tanto la anterior como el actual Interventor tienen el deber de denunciar alguna ilegalidad si la encuentran, tanto al Gobierno como a instancias superiores. "Cosa que no ha sucedido en estos 6 años", arguyó. Asimismo, sobre el Plan de Intervención que propuso el fiscalizador para reforzar su tarea, se espera que esté antes de verano. Como curiosidad, en la comparecencia solo estaba el PSOE, no Compromís.

Por su parte, desde el Partido Popular aseveran que han hecho lo correcto, y su portavoz adjunto José Navarro pide al alcalde y al PSOE "que no intenten confundir a los ilicitanos. Hablaba de oposición temeraria, y le queremos recordar que lo verdaderamente temerario es actuar fuera de la ley, sobre todo, cuando los interventores municipales llevan años advirtiéndole de las  irregularidades e igual de temerario sería no denunciar los hechos por parte del Partido Popular para que se diluciden estos hechos". 

Continuaba Navarro matizando que “no obstante, nos parece una buena noticia para la transparencia de este Ayuntamiento que PSOE y Compromís reconozcan, tal y como dijo el portavoz Hector Díez, que han gestionado mal las cosas, fuera de la ley, a sabiendas de que estaban siendo avisados de manera reiterada por los interventores municipales”.

Noticias relacionadas

next
x