Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 10 de julio y se habla de inmobiliario VIVIENDA solvia benidorm Turismo alicante coronavirus

a la espera de que se publique el nuevo pliego

Un año después, el Parque Municipal de Elche sigue sin plan: se abre la puerta a otro uso si no hay interesados

20/02/2020 - 

ELCHE. Hace casi un año desde que el concurso para gestionar el restaurante del Parque Municipal de Elche quedara desierto. Dos desde que el juez aprobara la liquidación del Dátil de Oro y se planteara el buscar un nuevo inquilino para el emblemático enclave. Sin embargo, con un proceso electoral poco después, vacaciones de verano y de navidad por medio, la situación sigue siendo la misma. El manido 'estamos trabajando en ello' que se responde desde Turismo cuando se pregunta por la nueva licitación del parque, que ya sería la segunda. Un intento que debería ser el definitivo para no demorar más la situación. De lo contrario, en un hipotético segundo concurso desierto, desde el seno del bipartito ya abren la puerta a cambiar el uso de las instalaciones si no hay aspirantes.

Así lo planteaba al menos el portavoz del bipartito, Héctor Díez, el miércoles. Una opinión al calor de los nuevos catos vandálicos que han tenido lugar en el antiguo restaurante y que han provocado que el Ayuntamiento instale un vallado en el perímetro de las instalaciones para proteger a los viandantes por los grande cristales de las salas, y para evitar más desperfectos. Una coyuntura que sigue igual desde 2018, una superficie bastante grande en el corazón del Palmeral y un departamento que sigue sin avanzar novedades con el nuevo pliego, aunque desde el mismo señalan que están en contacto con el sector y trabajando en la propuesta de las nuevas características, pero sobre todo del canon. En el primero ya se ofrecía un canon de 10.000 euros inferior al que tenía el Dátil de Oro, con 57.700 euros anuales frente a sus 68.000, además de seis años de carencia.

Un pliego determinante a todo o nada

Antes el alcalde había enviado una carta al sector para estimular la presentación de ofertas, y el propio regidor planteaba después del revés del concurso desierto crear una mesa con Aete para un pliego atractivo estudiando otros posibles usos más allá de la restauración. Sin embargo, esa mesa no se ha creado y es Turismo, departamento que dirige Carles Molina, quien está gestionando únicamente el asunto. Prefieren ir despacito y con buena letra. Por ahora, sin novedades reseñables, mientras el tiempo corre en su contra: siguen sin pliego, los desperfectos van a más y la temporada estival se acerca. Todas las opiniones oficiales desde el equipo de gobierno van en ese sentido, ofrecer un canon más atractivo para el sector privado, aunque Díez ya apunta que si no se consigue adjudicatario "habrá que abordar otro tipo de usos para ese edificio porque si ya se quedó desierto con uno bastante ventajoso, si ahora pasa lo mismo con uno que lo es más, a lo mejor es que ya no resulta tan ventajoso para el sector de la hostelería".

También apunta el edil otros factores a tener en cuenta, como las dimensiones del edificio y lo que ha cambiado el sector hostelero: para encontrar restaurantes de ese tamaño hay que irse al Camp d'Elx y han proliferado muchas fincas de eventos. "La competencia no es la misma y no es fácil", apunta el concejal. Precisamente hace unos días, en una entrevista con Alicante Plaza, el nuevo presidente de Aesec, Antonio Andreu, apuntaba al Parque Municipal como un eje principal para dinamizar el centro, puesto que hay un "bajo uso" del parque y se podrían plantear en las instalaciones del exrestaurante o en el propio parque, "un incentivo de ocio bien enfocado, vigilado, que sea respetuoso con el jardín, para mí sería fundamental, se podrían montar espacios para revitalizar". 

Noticias relacionadas

next
x