X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

poniente, el alumno más aventajado

Benidorm dejará listo para construir todo el suelo urbanizable que le queda en un plazo de tres años

7/10/2019 - 

BENIDORM. Benidorm tiene tres suelos pendientes de urbanizar que ocupan la mayoría del terreno pendiente de acondicionar. Se trata de Ensanche Levante (antiguo Armanello), el PAU 1 Murtal y el PP 2.1. de Poniente. Este último es el más pequeño de los tres, pero el más encaminado a iniciar la urbanización. Con los plazos marcados, la concejal de Urbanismo, Lourdes Caselles, habló de que en las estimaciones más positivas y en caso de que no haya ningún problema, se podría culminar la urbanización en un horizonte tres años. 

Esto supondría tener la ciudad terminada y lista para su explotación final en suelo virgen. Hay que tener en cuenta que en todo momento se hace referencia a la urbanización, dejando fuera la edificación y construcciones. Es decir, hace alusión al acondicionamiento del suelo, con implantación de viales y la llegada de suministros, como el eléctrico.

Como se decía, dentro de estos tres grandes planes por ejecutar, se encuentra el PP 2.1. en Poniente, una bolsa de suelo que adquirió en su momento la constructora TM Grupo Inmobiliario. La compañía de Torrevieja ya tiene aprobado el proyecto de reparcelación por parte de los técnicos municipales, a falta del trámite con la corporación, así que su inclusión en el Registro de la Propiedad es inminente y por tanto, la urbanización podría ejecutarse en los próximos meses.

Al mismo tiempo, ya ha empezado a correr el plazo de 36 meses para la urbanización del PAU 1 del Murtal. Un proyecto que lleva años estancados por los numerosos recursos del agente urbanizador que han impedido que salga adelante. Hasta ahora, ya que en septiembre se inscribió en el Registro de la Propiedad y tendrá que presentar el proyecto de urbanización al Ayuntamiento para actualizar el actual, puesto que se ha quedado obsoleto por el paso del tiempo de cerca de dos décadas.

La concejal de Urbanismo en una imagen de archivo. Foto: RAFA MOLINA.

Pero por ahora el Ayuntamiento no ha tenido noticias de parte de la empresa. Por lo que esperarán un tiempo prudencial hasta dar un paso adelante si no se pronuncia la mercantil y actuar en consecuencia. Su ejecución supondrá dar pie a la creación de unas 2.500 viviendas.

Y por último está el desarrollo de Ensanche Levante. Un plan que ha sido un quebradero de cabeza para el Consistorio desde hace décadas, y donde se han asentado familias desfavorecidas de ocupas ante la inactividad en la zona. Pero los propietarios, formados en una Agrupación de Interés Urbanístico, han conseguido llevar adelante desde hace un par de años un proyecto que aún se encuentra en los primeros pasos y que podrá albergar hasta 3.500 viviendas, pero se esperan unas 2.500 según la idea de los promotores.

Según explicó la concejal, es el que más trámites le quedan por hacer. Tienen que someter a información pública el borrador del Plan Parcial, el avance de planeamiento. 

7.000 viviendas en 10 años

El conjunto de estos tres proyectos prevé que se vayan a crear unas 7.000 viviendas. Eso sí, todo dependerá de la inversión inmobiliaria que se haga en la zona. Pero al ritmo que está ahora mismo Benidorm, la edil de Urbanismo calcula que se podría culminar en unos 10 años.

Caselles cree que la ciudad ha sido un polo de atracción continuo, que ha sabido capear la crisis económica, donde el sector del ladrillo ha sido el más perjudicado. Es por esto que pone de relieve otros casos diseminados por la ciudad, que dan garantía de la buena sensación que tiene el sector en Benidorm. El icono de esta crisis fue In Tempo. El rascacielos que se quedó sin terminar durante años por la quiebra de la promotora Olga Urbana. Ahora, el fondo de Estados Unidos, Strategic Value Partners (SVPGlobal), ha comprado el inmueble para abrirlo en los próximos meses. La licencia de obra ya la tienen concedida.

Muy cerca de In Tempo, TM Grupo Inmobiliario ha conseguido levantar dos torres que están a pleno funcionamiento, y está en construcción otras dos más: Sunset Waves. En la misma zona, la Cala de Benidorm, está en proceso el Delfin Tower, un rascacielos que cambiará el skyline de la ciudad.

La inversión va más allá de lo local y regional en cuanto a lo hotelero. Además de la ampliación que está haciendo Poseidón Playa del establecimiento, H10 está finalizando el suyo en el Parque de Elche, mientras que todavía planea el proyecto de Riu en la bolsa de suelo de TM en Poniente.

Caso aparte es el de los Planes de Reforma Interior, tanto para hoteles como para edificios de otras tipologías. El caso más llamativo es el de Casino Mediterráneo, cuyo edificio de alojamientos quedó estancado cuando se construyó el casino, y ahora ha retomado el proyecto de 37 plantas con la aprobación del PRI. En una situación parecida estaba el hotel Los Arcos, abandonado en los últimos años, se reformará para darle una segunda vida.

Y como ya contara este diario en las últimas semanas, el antiguo edificio de Talleres Renault, junto a la Biblioteca Municipal, será reformado por completo para dar cobijo a un complejo de oficinas. A todo esto, habrá que sumar los ocho planes de reforma interior que se han presentado este año y que se están evaluando por el momento.

Los casos "perdidos"

Además de estos tres planes analizados, quedarían otros tantos más pequeños del sector terciario. A excepción del PP 4.1 conocido como Médico Residencial, ubicado a las afueras, y que está estancado y sin visos de mejorar la situación. El promotor está en concurso de acreedores y a la espera de la liquidación de la empresa. Y del PP 5.1 no ha habido señales de iniciar ninguna actividad.

Foto: PEPE OLIVARES.

A esto hay que sumar los dos planes ubicados en la zona "Discotecas", donde incluso el APR-3, en el que se quería crear la "Milla de Oro", ha sido desprogramada. ¿El problema? El vial que tendrían que actualizar dejaría sin apenas aprovechamiento a las parcelas actuales, por lo que para este tipo de construcciones que contempla este suelo, como por ejemplo naves industriales, se quedarían sin espacio para que valga la pena la inversión. En este sentido, la edil indicó que muchos de los negocios que están ahora mismo abiertos allí, lo hacen a través de licencias provisionales, que tienen que ir renovando cada cinco años.

Por último quedaría el PP 3.1, esto es, el polígono industrial donde irá situado el centro comercial de Benidorm. De todos los terciarios, es el único que tiene aspecto de prosperar. Por el momento, tal y como informó Alicante Plaza, la promotora del centro comercial está redactando un plan de tráfico a petición del Ministerio de Fomento, para que Conselleria pueda dar su aprobación al modificado del plan parcial. 

Noticias relacionadas

next
x