X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

para la mejora de los bienes oriolanos

El tablero del patrimonio oriolano: ¿En qué proceso están los proyectos de cara al nuevo mandato?

3/06/2019 - 

ORIHUELA. La ciudad oriolana es la segunda más importante en la Comunitat Valenciana en cuanto a patrimonio cultural, solo detrás de València. La que fuera capital del Reino de Valencia y sede de Obispado tiene una larga colección de edificios y elementos patrimoniales emblemáticos que buscan reivindicarse. No obstante, algunos de ellos están, o bien en el olvido, o bien a medias de un proceso restauración, que no se sabe cuánto puede tardar, para volver a ser dignos de un espacio emblemático. Apostar por el patrimonio como motor cultural, económico, social o turístico para la ciudad está en el programa de todos los partidos oriolanos. Este es el patrimonio histórico que se encontrará el nuevo equipo de gobierno a partir de junio: 

Plaza de toros

La que fue el anuncio estrella del pasado mandato, la recuperación de la plaza de toros, fue una obra empezó a hacerse realidad en el último año de la Alcaldía de Bascuñana, acelerando los plazos en el último momento. Es un proyecto que ha tenido sobrecostes y obras adicionales que han conllevado fuertes críticas de la oposición oriolana. La obra se recepcionó en plena campaña electoral, como ya avanzó Alicante Plaza en la última entrevista realizada al alcalde. A pesar de que el primer plazo apuntado por el Gobierno de Orihuela para ver acabadas las obras de la plaza de toros fue octubre de 2018, no fue hasta mayo cuando finalizó este proyecto estrella del equipo de gobierno oriolano que anunció y comenzó en marzo de 2018

Tras la obra inicial, se tuvo que recurrir a otros trabajos complementarios para centrar la consolidación del graderío, la reparación de las piezas de sillería y mampostería o las barandillas de protección, así como en señalización específica para personas con discapacidad y  personas con visibilidad reducida. 

A finales de noviembre se conoció que la empresa adjudicataria de las obras de la plaza de toros debía subsanar posibles taponamientos en el sistema de evacuación de agua. La duda recaía en si esas subsanaciones son responsabilidad de acciones de la propia firma o son imprevistos ajenos a las labores de la empresa. 

Palacio Rubalcava

El proyecto para la recuperación de uno de los elementos de patrimonio cultural más emblemáticos de Orihuela, el del Palacio de Rubalcava, designó en mayo a la Universidad de Alicante (UA) como adjudicataria de la redacción de proyecto básico y ejecución, así como la dirección de obra, para la rehabilitación. El equipo de gobierno reactivó este plan a finales de octubre de 2018 y avanzó en plena cuenta atrás para las elecciones de abril y mayo. Para este monumento, se plantean 14 semanas para la redacción del proyecto y 18 meses para la dirección de obra.

La memoria de organización de los trabajos de la UA introduce los trabajos de conservación, restauración y rehabilitación de edificios históricos existentes, con matices de sus peculiaridades. Aporta que, en el Palacio de Rubalcava, se deben cumplir los tres objetivos, conservar los elementos existentes originales, restaurar los que se encuentren dañados, y rehabilitar el conjunto del edificio para recuperarlo al uso. La UA expone una propuesta de solución funcional para los espacios del edificio destinándolo a centro cultural en el que se realicen diversas actividades. El programa aúna el protagonismo del edificio como museo en sí mismo recuperando parte de su ornamentación y mobiliario, con la puesta en valor del patrimonio oriolano y la accesibilidad.


Iglesia de San Agustín

La permuta de terrenos y viviendas por la iglesia de San Agustín entre el Ayuntamiento de Orihuela y el Obispado está en stand by. El hecho de que el Pleno de marzo retirara uno de los puntos más polémicos, que era el de la aprobación del pago en efectivo de 42.000 euros a la Iglesia como compensación por la cuestionada permuta de patrimonio y terrenos  evidencia que el Consistorio echó el freno, al menos de momento, para este intercambio ante el rechazo de la oposición y de los propios socios de gobierno del PP en Orihuela, Ciudadanos, cuya intención era de votar en contra y que dejó clara sus dudas ante este intercambio. 

Este acuerdo entre Ayuntamiento de Orihuela y el Obispado ha avivado el recuerdo de prácticas similares y acuerdos entre la Iglesia y la ciudad de Orihuela que en su momento también fueron polémicas y que, bien se han resuelto o bien siguen trayendo consecuencias, latentes pero presentes, hasta el momento actual. La remodelación del Palacio Episcopalcuyo plan comenzó en 1998 con fondos del Consell, es uno de ellos. La iglesia de Santiagotambién se pagó con fondos de Consellería. La propia permuta de San Agustín viene a "arreglar" los embrollos creados con la cesión del Ayuntamiento de terrenos al Colegio Santo Domingo, años atrás. Las obras del pabellón deportivo del colegio Oratorio Festivo y algunos supuestos "bocados" a la sierra también quedan por estudiar. 

Antiguos Juzgados 

La rehabilitación de los antiguos juzgados como Orihuela tendrán, como principales focos, cuatro puntos que destacar. De ellos, la adecuación de espacios diáfanos para favorecer la creación de salas neutras, de exposiciones o multiusos, la habilitación de zonas verdes y abiertas para dar luz y respiración al edificio, la reparación de lugares para convertirlos en oficinas con distintas alas, salas de espera o de prensa y la recuperación de elementos originales y antiguos como muros. 

El proyecto para la recuperación de este elemento de patrimonio cultural emblemático de Orihuela, el de los antiguos juzgados, se reactivó en octubre de 2018, junto al del Palacio de Rubalcava, en plena cuenta atrás para las elecciones de 2019. Ante la falta de espacio necesario para ubicar dependencias municipales y tenerlas agrupadas, se estimó la rehabilitación del edificio para adaptar su uso administrativo a las nuevas demandas. Así, el enclave céntrico se considera idóneo para el uso público que se le pretende dar al estar ubicado muy cercano a otros inmuebles que albergan diferentes dependencias municipales.

Según el Plan Especial de Ordenación y Protección del Centro Histórico de Orihuela, el edificio está catalogado "sin protección específica", y solo se interviene a nivel de mantenimiento. El edificio está considerado como parte del Conjunto Histórico Artístico del centro histórico y está en el entorno de la Iglesia de Santas Justas y Rufina, Bien de Interés Cultural (BIC).

Después de que acabe la redacción, el plan deberá pasar por el visto bueno del acta de replanteo o del informe de supervisión municipal, por ser un edificio en los límites del entorno BIC de la Iglesia Parroquial de Santas Justa y Rufina. Asimismo, cualquier actuación del proyecto, que afecte al subsuelo precisará la redacción y ejecución, por técnico competente, de un proyecto de actuación arqueológica que garantice la salvaguarda del patrimonio arqueológico.

Caja de Ahorros

La restauración de la antigua sede de la Caja de Ahorros de Nuestra Señora de Monserrate, en Orihuela, da un paso adelante. El Ayuntamiento saca la licitación del proyecto básico y de ejecución de la conservación, restauración y rehabilitación de este edificio dentro del centro histórico, así como la dirección de obra. La antigua sede social y principal de la Caja de Ahorros Nuestra Señora de Monserrate, es un palacio abarrocado que conserva en su interior un artesonado en el salón de actos. Ahora ese edificio es el centro cultural Miguel Hernández, que presenta, en varias zonas del edificio, zonas ruinosas o con parte de paredes falsas, que requieren de actuaciones y más estando en uso y abierto a la entrada de público. El plazo de ejecución del contrato será de 14 semanas para la redacción del proyecto, y de 18 meses para la dirección de obra.

Castillo y Murallas

El Castillo de Orihuela busca convertirse en un nuevo punto de cohesión de la ciudad y en un monumento digno de su distinción como Bien de Interés Cultural (BIC). El Plan Director de Conservación y Restauración del Castillo y Murallas, para Orihuela fue presentado recientemente, sin consenso de todos los grupos municipales. El castillo de Orihuela ha sufrido explosiones y se encuentra en una situación muy deteriorada desde hace años. También ha pasado por demoliciones por peligro de derrumbe y, de hecho, hoy, la Torre de Embergoñes cuya edificación data entre los siglos XII y XIII, presenta grandes grietas preocupantes para su futuro. Su estado y erosión descartan por completo la reconstrucción de la fortaleza. Además, faltan datos para conocer cómo era la construcción en sus orígenes. A finales de abril, las fuertes lluvias provocaron el derrumbe de una parte de la torre Taifal en el monte de San Miguel. 

Noticias relacionadas

next
x