Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 1 de diciembre y se habla de NAVICO DIGITAL LAB altea benidorm alicante puerto dachser project h hawkers

son varias las ofertas; umh y ayuntamiento, también interesados

Inditex ya estudia una oferta vinculante de un inversor privado por el Zara del centro de Elche 

23/10/2020 - 

ELCHE. Tras el repentino anuncio en agosto de que la última de las grandes firmas de moda que quedaba en el centro de Elche, Zara, cerraría sus puertas, rápidamente volvieron fantasmas del pasado tras el progresivo cierre de las tiendas de Inditex y otras de la Corredora para reforzar su posición en las grandes superficies, como hacen otras cadenas. Sin embargo, desde multinacionales como Inditex estas decisiones no se toman de un día para otro: el inmueble ya estaba en venta y se anunció el cierre una vez se confirmó que había diversas ofertas de compra

Comprar para alquilar y con una oferta preferente

Según ha podido saber este medio, son varios los inversores privados los que se han interesado en la adquisición de este emblemático inmueble, que antes de ser propiedad de Inditex, acogió el cine Capitolio, que se ubicó donde estaba el antiguo casino. De estos fondos inversores, uno de ellos ha realizado una oferta vinculante, es decir, preferente. Su propuesta económica está 'bloqueada' y hasta que no se acepte o rechace no se analizarán las siguientes. Si en ese tiempo el fondo que ha bloqueado la propuesta no da el paso, expirará esa reserva y se tratarán las otras propuestas. Una de ellas pretendería adquirir en un mismo pack el edificio ilicitano junto a otros establecimientos de Zara que Inditex ha cerrado.

Asimismo, el objetivo de estos inversores, grandes operadores especializados en el sector inmobiliario y en operaciones de este tipo con edificios singulares o de gran tamaño, es rentabilizar el inmueble a través del alquiler. Su objetivo no es finalista. Por ahora los aspirantes se han interesado por la actividad a la que se podría se podría utilizar. Entre ellos estaría el comercial o cultural, como muestra el paso de Zara o el Capitolio, aunque también cabría la parte institucional.

La UMH y el Ayuntamiento tendrán que esperar

Precisamente sobre lo institucional, tanto el Ayuntamiento como la Universidad Miguel Hernández (UMH) se han interesado por el inmueble. Eso sí, a través de unas declaraciones públicas que por el momento más bien han funcionado como globo sonda y de las que no hay más novedades ni concreción. Por parte del Consistorio, el regidor planteó la recuperación del edificio para destinarlo a un uso cultural, algo que no se ha concretado más, aunque es un uso que ya está suscitando debate sobre si podría volver al uso cinéfilo. En cualquier caso, en una situación compleja a nivel social y económico por la pandemia, en un 2021 en el que el Consistorio tendrá que apretarse el cinturón, recuperar el edificio, al menos comprando, supondría un gran esfuerzo inversor.

Por otra parte, desde la UMH, que lleva tiempo con sus tiras y afloja para integrarse en el centro de la ciudad, en este caso a través del alquiler del Aula de la CAM de la Glorieta —ya que además de una hipotética compra, habría que reformar el edificio—, su rector lanzó un globo sonda el mes pasado con la posibilidad de instalarse en el inmueble. Aunque habría que estudiar cómo, a priori apostando de nuevo por el alquiler, aunque con la diferencia de que es un inmueble que apenas necesita reforma interior. Ubicado ahora junto a la Corredora peatonal, podría ejercer de polo atractor a la vez que cumplir con esa integración en la ciudad; dos pájaros de un tiro. 

En cualquier caso, ambas partes quedarán en un segundo plano, a la espera de que se ejecute alguna de las operaciones de compra que están encima de la mesa. Una vez estas se materialicen, Ayuntamiento y universidad podrían estudiar en todo caso si les interesa alquilar el edificio para sus respectivas actividades. 

Un edificio con protección mínima

Por último, cabe resaltar que el edificio, actualmente con el diseño intacto del arquitecto Santiago Pérez Aracil desde 1949 goza de una protección ambiental, el mínimo. Esto significa que de cara a posibles intervenciones, el nivel de protección de estos edificios recae en la singularidad de su fachada, aunque el objetivo es proteger la apariencia física del edificio, es decir, de conservar la fachada o restituirla —por lo que se podría demoler y volver a levantar con la misma apariencia, como se ha hecho con otros edificios en el pasado—. 

Según el catálogo, "la conservación va dirigida por tanto hacia el paisaje urbano, más que al edificio en sí, aunque esta escena urbana esté ya dominada por obras contiguas de nueva fachada". En el caso de este inmueble, los elementos de mayor valor son la fachada con su composición, elementos y materiales, así como las escaleras públicas con su decoración y elementos. De ahí la conservación del despacho Serrano y Valderrama Arquitectos en 2006 para la adecuación para la tienda.

Noticias relacionadas

next
x