Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

daños colaterales para el presupuesto de 2021

El precio de la nueva contrata de limpieza de Elche y la covid-19 apretarán el cinturón al presupuesto de 2021

21/07/2020 - 

ELCHE. El equipo de gobierno ya está pensando en el presupuesto municipal de 2021. Sin duda, serán unas cuentas marcadas por los estragos de la pandemia, como ya lo está siendo la actual legislatura y ejercicio. Además, a la bajada de ingresos que se producirá como consecuencia de las exenciones fiscales o una menor actividad económica, y por tanto menor recaudación, hay que sumar la entrada en vigor del nuevo servicio de limpieza, para el que la UTE Urbaser-FCC es la mejor colocada. El encarecimiento del servicio quitará más dinero a las distintas áreas.

Un presupuesto con menor margen inversor

Por el momento, la concejalía de Tributos, dirigida por Patricia Macià, ya ha avisado a las diferentes áreas de que presenten un borrador antes de este 31 de julio sobre el presupuesto que pedirán para el próximo ejercicio. En pleno verano, el bipartito engrasa la maquinaria en Hacienda para poder contar con un borrador de presupuestos en noviembre. Algo que llega después de que se haya aprobado a su vez —con la abstención de la oposición— el borrador del Plan Económico Financiero que se ha tenido que elaborar de cara a ajustar el incumplimiento del techo de gasto al haber gastado más de lo previsto en el ejercicio 2019.

A ese respecto, se ha hecho un ajuste de 1,1 millones de euros eliminando 900.000 euros del capítulo 1 y aplazando parte de la inversión prevista este año para los centros sociales de las pedanías, como contó este medio, destinando 100.000 euros a la redacción de los de El Altet, Torrellano y Arenales, en vez de 300.000 como estaba previsto. Sin embargo, este será un 'problema' menor en comparación con el reto al que tendrá que enfrentarse el año que viene el bipartito: todas las áreas se verán afectadas colateralmente por el precio del macrocontrato de limpieza. 

Si bien aún no se sabe cuál será el precio final hasta que se adjudiquen las ofertas en unas semanas, el cálculo estimado es de unos 360 millones para diez año, IVA incluido. Un precio muy elevado debido a que progresivamente se habrán de ir implementando medidas como el quinto contenedor, además de amortizaciones y otras inversiones. Aunque aún no hay una cifra de impacto segura, desde Hacienda cuentan con que el servicio se incrementará en un mínimo de 5 millones de euros

Y a eso hay que sumar como poco el casi millón de euros que el Consistorio dejará de ingresar por haber aprobado la exención de las tasas de ocupación pública en mercadillos y establecimientos con mesas y sillas en sus terrazas. Aunque se han subido algunos impuestos, entre ellos el agua, con la actualización al IPC del 1,5%. Con todo, en el departamento de Macià y saben que el próximo curso tocará ajustarse el cinturón en las concejalías. Con las modificaciones que ya se han hecho este año, en las que se han eliminado partidas enteras —modernización del Centro de Congresos,  subvención del Cheque Verde, presupuesto participativo, recuperación del patrimonio rural...— y el contexto del próximo curso, es más que posible que muchos proyectos ya no se hagan en este mandato, salvo que a final del mismo se pueda rescatar alguno. 

Por el momento, a los proyectos ya en marcha, se ha puesto la quinta para poder tener todas las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) este año y no tener que aplazarlas al próximo, que se podría dado que ya están consignadas con presupuesto. 

Las modificaciones del Plan

En cuanto al Plan Económico Financiero, se recogen dos medidas cuyo efecto económico es de 1.118.370 euros. Como ya se ha explicado, la primera medida es declarar parcialmente no disponibles diversas partidas del capítulo uno de personal por importe de 900.000 euros como consecuencia de la no ejecución parcial de la oferta de empleo —se hacen este año las pruebas para las vacantes de 24 agentes de policía local, pero se adjudicarán el año que viene—, la ausencia de servicios extraordinarios derivados de la suspensión de las fiestas de agosto y otros conceptos relacionados con este capítulo.

La segunda medida es declarar parcialmente no disponibles partidas de inversiones de la construcción de los centros sociales previstos para las pedanías. De los 300.000 euros que se iban a invertir en la redacción de los tres centros sociales, finalmente se han recortado 200.000 euros dejando la partida en solo 100.000 para redactar los proyectos de construcción, una parte ahora y otra para 2021. 

next
x