el ayuntamiento pide la intervención del ministerio

Santa María en Elche acusa la falta de actuación: la piedra es su mayor problema, y sin Plan Director desde 1968

4/03/2021 - 

ELCHE. El equipo de gobierno ha tocado a la puerta del Instituto de Patrimonio Cultural, dependiente del Ministerio, para que actúe en la rehabilitación de la basílica de Santa María, no solo uno de los mayores elementos del patrimonio cultural local, sino lugar de representación del Misteri d'Elx, Patrimonio de la Humanidad. Tras un informe municipal, el alcalde Carlos González envió el 15 de febrero una misiva a la Directora General de Patrimonio y Bellas Artes, María Dolores Jiménez, pidiendo que intervenga y señalando los mayores problemas: principalmente los derivados del estado de la piedra.

Los problemas que tiene la basílica

A este respecto, en la misiva enviada por el primer edil, además de destacar su importancia dentro del barroco valenciano y su peso dentro del Conjunto Histórico Artístico, enumera los problemas físicos de la basílica, que son principalmente pétreos, es decir, de la piedra. Se trata de un problema generalizado en todos estos elementos del inmueble y sobre todo en zonas como la fachada principal, cornisas y repisas del conjunto de portadas, pináculos y moldurados de las mismas y terrazas interiores. "El estado de deterioro implica incluso un peligro real de desprendimiento, lo que ha obligado a instalar redes de protección en distintas puertas de la Basílica ante la posibilidad de caídas de fragmentos a la vía pública", destaca. 

De hecho tan solo han pasado unas semanas desde la caída del último cascote en la portada de San Juan. No se trata de un caso aislado reciente, ya ocurrió en 2019, con una mascletà de las fiestas patronales como un factor añadido al deterioro de la basílica. Unas mascletaes que por otra parte está comprobado el daño que ejercen sobre el patrimonio de alrededor, y justo encima del Museo de Arqueología de Elche (Mahe). Aquella vez se lanzó un mensaje de búsqueda de financiación estatal para rehabilitar la basílica pero el detonante ha sido el de este año. En el que como en otras ocasiones, se ha utilizado una red para la fachada. Además de instalar unos testigos para comprobar si hay nuevas fisuras.

Así, además de que el principal problema es el de la piedra, y por ello se está trabajando con la cal de Morón para intentar restaurar la piedra caliza monumental de la ciudad, a esta patología general en la sillería del edificio hay que sumar grietas y fisuras en las fábricas de los cerramientos exteriores, desprendimientos de tejas y deterioro extremo del florón del pararrayos en la cúpula principal o ausencia de impermeabilización en las terrazas superiores. Como explicó a este medio Antonio Serrano Bru, arquitecto protector de la basílica, el problema es "eminentemente económico". "Sabemos lo que hay que hacer, puesto que se han hecho muchos estudios por muchos profesionales, pero hay que arremangarse y ponerse manos a la obra, hace falta dinero".

Importancia por ser el único templo donde se celebra un Patrimonio Inmaterial 

Por todo ello González apela también al papel de la basílica como escenario de La Festa, aludiendo al peso histórico de la misma con la autorización del Papa Urbano VIII para que dicha celebración se celebre en el interior del templo. De hecho, apunta en la carta que "es preciso frenar el deterioro con el fin de evitar que su agravamiento pudiera conllevar una amenaza para las representaciones del Misteri". Por ello pide la colaboración de la Dirección General de Patrimonio y Bellas Artes y al lnstituto del Patrimonio Cultural de España, para que financie la inversión. También ha habido contactos, asevera el primer edil, con Javier García, secretario general del Ministerio Cultura. De todo ello han dado cuenta al vicario episcopal, José Antonio Valero, el párroco de Santa María, Ángel Bonavía y al presidente del patronato del Misteri, Francisco Borja. Ahora queda por ver también si el Obispado está en disposición de aportar económicamente para la restauración.

Sin protección BIC específica ni Plan Director

En cualquier caso, lo que subyace una vez más es la falta de actuación de durante décadas sobre el inmueble, propiedad de la Iglesia, pero con las competencias de cultura y patrimonio de la Generalitat y Ayuntamiento de por medio. Precisamente sobre la administración local, el propio González explicaba que hay que impulsar la protección Bien de Interés Cultural (BIC) de Santa María. Como desveló Alicante Plaza, la basílica tiene una protección genérica al estar incluida dentro del Conjunto Histórico Artístico. Pero como otros inmuebles de esta zona candente del patrimonio ilicitano, no tiene su catalogación específica como debería ni su Plan Director. Ambas cuestiones deben regir cómo se ha de gestionar el bien, qué afecciones debe tener o no, su área de influencia para saber qué actividades se pueden desarrollar... 

Una situación que lleva así desde 1968, en la que se catalogó el BIC del Conjunto Histórico. Por eso está pendiente la redacción del plan de protección del mismo para unificar sus distintos elementos y darles una coherencia como conjunto, independientemente de las figuras de protección y gestión de cada uno de los mismos. De hecho, tanto el Ministerio como la Conselleria de Cultura llevan tiempo incidiendo en que se han de elaborar cuanto antes estos planes y propuestas de catalogación BIC. Mientras tanto, las ayudas patrimoniales seguirán siendo de difícil acceso, a modo de 'incentivo' para que los ayuntamientos hagan los deberes para con su patrimonio. 

En el caso de Santa María, Serrano Bru, elaboró el informe arquitectónico y Joan Castaño el histórico para armar ese expediente —que tiene que impulsar el Obispado por ser el titular— para la catalogación como BIC. Queda la parte municipal, como reconoce el alcalde, que se tiene que encargar del informe urbanístico con respecto a su valor patrimonial y que González apunta que "se evacuará con la máxima celeridad posible". Sobre empezar la búsqueda de financiación, se hace por el Ministerio y el Instituto de Patrimonio Cultural "porque es el organismo del Estado competente para hacer frente a esta situación y eso no significa excluir a la Conselleria". En cualquier caso, es la Generalitat la que tiene que otorgar la declaración BIC. La iglesia ya ha abierto el expediente con los dos informes mencionados de Serrano y Castaño. En este ámbito, la pelota está en el tejado del Consistorio. 

Noticias relacionadas

next
x