X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 20 de octubre y se habla de 10N pspv-psoe alicante urbanismo hoteles tram la vila joiosa Catalunya

diputación de alicante

Cantó busca apoyo en Madrid para cambiar los asesores de Cs; en Elche puede haber movimiento

8/08/2019 - 

ALICANTE. Calma tensa en el seno de Ciudadanos. No trasciende, pero ambos bandos, el de Emilio Argüeso y Jesús Gimeno, por un lado, y el de Toni Cantó, por el otro,  siguen trabajando para buscar un acuerdo sobre la lista de los 9 asesores que le corresponden a la formación naranja en la Diputación de Alicante. En estos momentos, hay dos listas; el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, no ha suscrito nada y por lo tanto, la formación naranja no tiene oficialmente asesores.

El líder de Cs en la Comunitat Valenciana busca apoyos en Madrid para que al menos la última lista presentada por los dos diputados naranjas -y que recoge las preferencias de Argüeso y Gimeno- incorpore alguno de los tres nombres que se cambiaron del viernes al lunes. Según ha podido saber Alicante Plaza, Cantó estaría buscando la intermediación del secretario general, José Manuel Villegas, pero de momento las gestiones no han fructificado: no hay acuerdo entre las dos partes; no hay cambios. Tanto el secretario de Organización, Fran Hervías, como el área de Institucional, José Maria Espejo, habrían validado la última lista de asesores presentada, lo que ha generado la discordia entre los dos bandos.

Cantó se escuda en el pacto firmado con el PP de Carlos Mazón, y que en uno de sus apartados figura que el presidente de la Diputación de Alicante debe autorizar el nombramientos previa consulta o consentimiento del líder de Cs. Al parecer, de momento, eso no se ha producido, y, por lo tanto, Mazón no sabe qué hacer y no firma nada. Algunos temen que el nombramiento se posponga hasta septiembre.

La pugna se puede reproducir en Elche

Donde también puede haber ruido de sables es en el grupo de Cs del Ayuntamiento de Elche, después de que el portavoz municipal, Eduardo García-Ontiveros, haya nombrado a Irene Ripoll, la número tres de la lista, como funcionaria de empleo. Al parecer, según el área de Institucional de Cs, es de ella de quien dependen los nombramientos de los asesores, y la instrucción que tenía García-Ontiveros era que siguiera en el cargo Mari Paz Gallud, número 6 de la lista, íntima de Eva Crisol, y que ya fue nombrada con este cargo de confianza a un mes de los comicios municipales de mayo. Sin embargo, García-Ontiveros, en calidad de portavoz, llevaba tiempo con la decisión tomada, tenía que ser Ripoll por cuestiones de "meritocracia", al entender que cumple con el perfil profesional que el partido promulga: cargos según capacidades. Y ha pesado que Ripoll es periodista, ya que una de las funciones habituales del funcionario de empleo en los grupos municipales es la de prensa. Considera que tiene mejor currículo, y en cualquier caso, el portavoz contaba con el visto bueno de Toni Cantó. 

El actual portavoz fue precisamente nombrado desde Madrid para evitar tomar partido entre las trifulcas internas por el poder —al considerar que él era 'independiente'—. Sin embargo, las presiones de parte del aparato del partido, de forma discrecional, no han cesado aún después del nombramiento de Ripoll. Distintas fuentes de la formación señalan que tras este movimiento, a García-Ontiveros se le ha dejado entrever que al nombrar a Ripoll puede que acarree algún tipo de apercibimiento. Incluso se pidió al alcalde Carlos González revisar la documentación del nombramiento de la periodista. Con todo el pastel, también se habla en el seno de Cs de la posible dimisión de Luis Crisol, responsable de Organización provincial, que se la habría planteado hace algún tiempo, ante la imagen proyectada tras casos como de la implosión en Elche a las puertas de las elecciones.

No obstante, el portavoz defiende que tiene plena potestad para nombrar a quien estime oportuno como cargo de confianza, y señala que Institucional no es quien decide los asesores, sino que puede proponer, pero la última palabra es suya. A este respecto, desde el entorno de García-Ontiveros aseveran que además de que es casi imposible tirar para atrás el decreto del alcalde, la designación por el portavoz está amparada por la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local (LBRL). Con todo, la propia Ripoll estaría redactando un reglamento de funcionamiento del grupo municipal para la legislatura con el objetivo de ir todos a una —lo que le ha transmitido el portavoz a Crisol, intentando suturar heridas— ya que no ha empezado muy bien con las peleas intestinas por los nombramientos. Eso sí, el ambiente que se respira en el partido es el de una calma tensa; la calma que precede a la tempestad. 

Noticias relacionadas

next
x