X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Unidad Herculana: "Otro Hércules es tan posible como necesario; la clase política ha de mojarse"

16/12/2019 - 

ALICANTE. Todavía sorprendidos por la respuesta del herculanismo y no solo en relación a su propuesta de que los aficionados no accediesen a su localidad hasta el minuto cinco del encuentro ante el Badalona, también por la concentración que tras el choque protagonizó medio millar de ellos ante la puerta cero.

Así se encontraban este domingo los miembros de Unidad Herculana, el colectivo de abonados y accionistas del Hércules que días atrás iniciaba formalmente su andadura como asociación, trabaja asesorado por Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español y se ha convertido ya en una de las cadenas de transmisión de la ola de indignación que sacude a la afición blanquiazul, especialmente en las últimas semanas.

A las puertas del Monasterio de la Santa Faz, en una plaza Luis Foglietti donde año tras año se dan cita el día de la Romería miles de herculanos, varios integrantes de Unidad Herculana con su presidente Aitor García a la cabeza y Quique Tébar, su homónimo en la Asociación Herculanos, valoraban para Alicante Plaza lo sucedido 12 horas antes en el coliseo blanquiazul, al tiempo que ofrecían su punto de vista sobre "los problemas casi endémicos del club" y "cómo empezar a ponerles remedio desde ya".

"La gente está respondiendo, ha dicho basta; es algo que a nadie puede sorprender porque si le preguntas a los 6.500 abonados no creo que encuentres a ninguno que esté conforme con la situación del club", apunta Sergio Fabra, portavoz del colectivo y que repite de carrerilla el diagnóstico que hace el grupo y el tratamiento que aplicaría para curar al enfermo, un Hércules tan cercano a cumplir el centenario como a perecer a las puertas del mismo: "Es imprescindible profesionalizar el club y estamos convencidos de que si Enrique Ortiz y Juan Carlos Ramírez quieren pueden hacerlo porque es evidente que en sus empresas lo hacen (...) si no están dispuestos, pues que dejen paso a gente que sí quiere comprometerse", apuntan estos herculanos con décadas de grada a sus espaldas que, eso sí, aseguran desconocer si hay empresarios interesados en coger las riendas del club, aunque puntualizan que no creen que ellos debieran ser sus interlocutores.

"Nuestro objetivo último es lograr un cambio en la forma de gestionar el club, ya bien sea con Ortiz, Ramírez o con otra persona, pero que haya un giro y siempre mirando hacia el aficionado y al pequeño accionista", remarca Edmundo Cortés, asesor legal del colectivo. 

"Sabemos que reestructurar el club no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana y entendemos que adoptar decisiones como la de destituir a Jesús Muñoz era algo que no podía esperar, pero una vez se aparta Javier Portillo y teniendo en cuenta que el mercado de invierno está ahí, cabe esperar que fichen personas competentes, profesionales del fútbol que, para empezar, conozcan el grupo III; el resto (la profesionalización en otras áreas) debería producirse poco a poco", sostienen al tiempo que ponen como ejemplo la situación de un fútbol base que consideran "desprestigiado desde el momento en que hay que pagar para formar parte de él" y cuyo equipo más representativo, el Hércules B, tuvo que jugar este fin de semana en Sagunto con una equipación prestada por el rival.

Mir y la Copa

Volviendo a los acontecimientos del día anterior, ninguno de ellos (tampoco Tébar) llega a entender cómo el técnico Vicente Mir pudo apuntar a la grada y sus protestas para justificar que el equipo "se le cayera" en la segunda mitad del partido y creen que la afición "merece una disculpa", una exigencia que plasmaban horas más tarde en un comunicado en el que invitaban a los aficionados a no acudir este martes al partido de Copa del Rey ante el Recreativo de Huelva

Para estos herculanos la decisión del club de hacer pasar por caja a los abonados pese a la pobre trayectoria del equipo "resume bien" la situación de desgobierno de la entidad. "Es algo vergonzoso y encima al intentar arreglarlo lo estropean aún más: hablan de que no está incluido en la campaña de abonos y que es un ingreso presupuestado, pero luego te regalan el encuentro de segunda ronda si pasan (...) es un buen ejemplo de la falta de profesionalidad que reina en los despachos", dicen para referirse a continuación a la respuesta que recibieron la tarde del viernes del club en relación a su solicitud para poder mostrar carteles con la leyenda "Respetad el escudo": "Nos decían que la Policía lo había autorizado, pero no lo hacían de la manera más amistosa y la verdad es que bastante más tarde de lo esperado", destacan. 

"Vocación integradora"

"Nuestra vocación es integradora, estamos abiertos a todo aquel que persiga sacar al Hércules de la situación en la que está", insisten al tiempo que ponen el acento en la presencia junto a ellos del presidente de la Asociación Herculanos como ejemplo de "las sinergias muy positivas" que hay en marcha y que alcanzan a colectivos y peñas: "El objetivo es que los 6.500 socios alcemos la voz, pero también todos los herculanos a los que han echado del estadio, que ha dejado de ir al fútbol por hartazgo, desgana", insisten convencidos de que "con un club profesional, un buen organigrama, muchos de los 27.000 del día del Cádiz o la Ponferradina volverían al Rico Pérez".

"Aquí no sobra nadie", apunta Tébar que asegura estar "cansado" de que a la Asociación Herculanos se la tache de "próxima al club": "Hay una relación institucional que responde a que precisamente en los últimos años la entidad ha protagonizado un acercamiento a la afición, pero también a que tanto la anterior junta de la asociación como la actual llegamos a la conclusión de que había que volver a tender puentes; ahora bien, eso no está ni mucho menos reñido con ser independientes y espíritu crítico", insiste Tébar que no esconde que le gustaría que Ramírez fuera más próximo a la masa social: "Le respetamos porque arriesga su capital y tiempo, pero nos gustaría que fuera más cercano a la afición". Para el presidente de Herculanos también "es el momento de que los políticos actúen en relación con el club (...) no me gustaría que Luis Barcala, al que aprecio, fuera el alcalde del descenso a Tercera", opinión que comparten desde Unidad Herculana: "Otro Hércules es posible y necesario, ha llegado el momento de que la clase política y también otros sectores de la sociedad alicantina se mojen", sentencian.

Noticias relacionadas

next
x