Hoy es 18 de mayo y se habla de aquaculture ACUICULTURA alicante urbanismo benidorm iglesia

negociación de modificaciones de crédito

Las cuentas de Alicante: el PSOE espera en la puerta a Cs para avanzar en los ajustes de su pacto

23/03/2021 - 

ALICANTE. El bipartito de Alicante encara la aprobación definitiva del segundo presupuesto del mandato en un pleno extraordinario previsto para este jueves, después de que la comisión de Hacienda rechazase, este lunes, las doce alegaciones presentadas por asociaciones vecinales y sindicatos representados en el Ayuntamiento.

En esa sesión, como ya sucedió en el debate de aprobación provisional, PP y Cs volverán a contar con la abstención de los ediles de PSOE y Vox, en virtud de los acuerdos alcanzados el pasado mes de diciembre, durante la fase de negociación política sobre la confección de las cuentas. No obstante, sobre todo el PSOE ya ha dejado claro que esa abstención no resulta a fondo perdido sino que pretende seguir exigiendo el cumplimiento de los términos reflejados en el pacto suscrito con la vicealcaldesa y portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez. 

De hecho, según fuentes consultadas, el PSOE ya ha hecho saber a los representantes de Cs su deseo de mantener un próximo encuentro de trabajo justo después de que las nuevas cuentas entren en vigor con la intención de emplazar a los representantes del partido de Inés Arrimadas a cumplir sus compromisos y presionar a sus socios del PP, si resulta necesario, para que se lleven a cabo las medidas incorporadas en ese acuerdo. Entre otros puntos, en ese acuerdo se incluía la retirada de la ordenanza de convivencia cívica promovida por el equipo de gobierno para la elaboración de una nueva propuesta; la separación de la Concejalía de Acción Social en dos áreas distintas (la de emergencia e inclusión social y la de servicios sociales) con el fin de mejorar la respuesta institucional a las necesidades generadas por la crisis del coronavirus; y la inclusión de un fondo de seis millones para ayudar a empresas locales, entre otros puntos. 

Por el momento, como apuntó este lunes el edil y secretario general socialista, Miguel Millana, al justificar la abstención del PSOE, en el presupuesto ya se ha incorporado una primera línea de 1,2 millones de ayudas directas a empresas. No obstante, todavía se debería desarrollar un largo listado de medidas como la elaboración de un plan para la recuperación de la partida rural de Fontcalent; un Plan Integral de Recuperación del Patrimonio Natural y Paisajístico incluido en el Catálogo de Protecciones de Alicante; la ejecución de carriles bici segregados para el corredor ciclista litoral entre el centro de la ciudad y la Playa de San Juan; la dotación de un programa de becas para deportistas de familias vulnerables; la modificación descriptiva de puntos de bases de ejecución de los presupuestos; la creación de un programa artístico-educativo de formación y exhibición ambicioso de artes escénicas para centros educativos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, o la inclusión de fondos para la construcción del nuevo colegio CPEE Lo Morant en el programa Edificant.

PP y Cs han intensificado los gestos para escenificar una imagen de unidad en las dos últimas semanas tras la crisis política desatada con el intento de moción de censura en Murcia

Esas medidas quedaban aplazadas a la aprobación de modificaciones presupuestarias en el momento en el que se pudiese disponer de los remanentes de crédito (ahorros) de los dos últimos ejercicios (2019 y 2020) que, según fuentes municipales, podrían alcanzar los 39 millones. De ahí que el PSOE pretenda exigir la consignación de fondos que resulten necesarios para que su desarrollo quede incorporado en ese próximo ajuste contable.

La negociación para avanzar en ese próximo cambio presupuestario llega en plena crisis política en el escenario nacional, que ha provocado una convulsión en las filas de Cs, a cuenta de las decisiones adoptadas por su dirección nacional, después de la fallida moción de censura de Murcia y la consiguiente convocatoria de elecciones en la Comunidad de Madrid. Nada hace presagiar, por ahora, que esa crisis pueda desencadenar un reequilibrio en la situación política del ayuntamiento, en la medida en que los representantes de Cs ya han defendido la vigencia del acuerdo de gobierno suscrito con el PP tras las municipales de 2019. Es más, su portavoz municipal, Mari Carmen Sánchez, ya ha descartado públicamente la posibilidad de que pueda producirse una moción de censura para procurar un cambio en la Alcaldía. Tampoco se prevé que se produzca una hipotética ruptura en las filas del grupo municipal de Cs que pueda conllevar la conversión de alguno de sus cinco concejales en ediles no adscritos y que pudiese estar acompañada de un hipotético acercamiento al PSOE o al PP.

Por el momento, en las últimas dos semanas los representantes de PP y Cs sí han tratado de intensificar los gestos para escenificar una imagen de unidad con hechos como la participación del alcalde, Luis Barcala (PP), y de la vicealcaldesa, la propia Sánchez, en la mayoría de los actos públicos que ha requerido representación institucional del ayuntamiento. Así que, en principio, nada permite preveer que la reanudación de las conversaciones entre PSOE y Cs vaya a tensar las relaciones entre los dos socios de gobierno, pese al malestar que sí generó en las filas del PP la forma en la que se fraguó ese pacto presupuestario, así como el acuerdo previo entre socialistas y Cs por el respaldo al catálogo de protecciones, con actos de firma y fotos incluidas.

Noticias relacionadas

next
x