cerrará el año con 65 empleados tras captar varios grandes clientes alicantinos

La tecnológica alicantina Mind Den dobla su negocio y entra en EEUU al cumplir tres años

26/10/2019 - 

ALICANTE. La consultora tecnológica alicantina Mind Den, especializada en el desarrollo de software y el acompañamiento a empresas en su digitalización directamente o a través de outsourcing, cumple tres años de vida con un crecimiento exponencial de su negocio y de su plantilla. La firma fundada en Alicante por Jesús Ruiz, director general y socio único, ha multiplicado por dos su volumen de negocio en el último año, y prevé cerrar el ejercicio actual con una plantilla de 65 personas, cuando lo comenzó con apenas 30. De hecho, tiene previsto incorporar a entre 10 y 15 empleados más antes de que acabe 2019, según explica su fundador.

El crecimiento de la empresa, favorecido por el contexto global de efervescencia tecnológica que viven la provincia de Alicante (Alicante Futura, Distrito Digital, AlicanTec...) y el sector en general, se ha apoyado en dos estrategias fundamentales: de un lado, extender la base de su negocio y abandonar el core business para ofrecer otras soluciones a sus clientes. Y de otro, la captación como clientes de grandes empresas de la provincia, que han comenzado a confiar a Mind Den sus soluciones tecnológicas. "Hasta ahora trabajábamos sobre todo para multinacionales que estaban en Barcelona, pero en el último año hemos captado media docena de empresas punteras en Alicante", destaca Ruiz.

Curiosamente, el mismo año en que han vuelto su mirada hacia Alicante, han firmado también su primer contrato internacional: un gran cliente del sector financiero con sede en Washington. "Aunque ya trabajábamos para otros clientes extranjeros, por ejemplo en Francia o Bélgica, tenían delegación en Barcelona, por lo que este es el primer cliente que realmente facturamos como internacional", explica el fundador de la empresa. Los clientes de Mind Den operan en sectores tan diversos como las infraestructuras, el transporte, los servicios, el retail (la firma también desarrolla ecommerces), la gran distribución, la certificación o los seguros. Y están empezando a introducirse en el inmobiliario, aunque en este caso "aún cuesta que apuesten por la tecnología", pese al auge de las proptech.

En su vertiente más comercial, Ruiz se ha marcado el objetivo de "ser creativo para vender", una necesidad convertida en virtud que "parece algo sencillo, pero al tratar con los clientes descubres que es atípico: lo que quieren de ti es que resuelvas sus problemas o cubras una necesidad". Al mismo tiempo, Mind Den ha reforzado su imagen de marca con su participación en dos eventos multitudinarios del sector: el VUE Day (dedicado a este lenguaje de programación), que se celebró en mayo en Alicante con la asistencia de uno de sus creadores y asistentes de una decena de países, y el Women Techmakers, vinculado a Google. "Hemos participado como patrocinador principal para tener visibilidad, pero también para apoyar a estas comunidades", explica.

Mind Den ocupa dos plantas en el edificio de la Avenida Salamanca, 14

Salir del core

Cuando Mind Den se fundó, lo primero que ofrecía era el desarrollo de software, pero rápidamente amplió sus servicios hacia el outsourcing (suministrar al cliente el perfil digital que necesita en ese momento cuando no tiene capacidad o no considera estratégico crear su propio departamento, o cuando se trata de una necesidad puntual). "Dentro del soporte de programa, ofrecemos lo mismo pero hecho desde dentro de la empresa", es decir, 'empotrado' en la estructura del cliente. De esta forma, Mind Den tiene aproximadamente la mitad de su plantilla como outsourcing, y está presente en provincias como Alicante, Murcia, Barcelona (sobre todo) o Madrid.

En el último año, sin embargo, la empresa ha crecido también fuera de su core. A Mind Den le han salido una tercera pata, el CAS (Customer Attention Service o servicio de atención al cliente online, función que desarrollan para varios de sus nuevos clientes), y una cuarta, el IT Help Desk (o atención al usuario de nuevas tecnologías, como un servicio técnico remoto). A través de estas nuevas funciones, además, la empresa está diseñando un plan de formación en idiomas para respaldar su proyecto de internacionalización (iniciado en Washington), dado que los equipos que forman estos equipos de atención al cliente son trilingües.

Ruiz destaca que, precisamente, otra de las claves del éxito de Mind Den es el trato a sus empleados. "Tenemos un índice de rotación muy bajo, solo se nos han ido tres personas en un año, y dos de ellas porque recibieron ofertas de las empresas de sus sueños, en Noruega y Barcelona". Y eso a pesar de la 'revolución' que vive el sector: "cada empleado de Mind Den puede recibir seis o siete ofertas al día a través de LinkedIn". El crecimiento exponencial del sector digital tensiona el mercado laboral, y la consultora de Ruiz cuida especialmente sus recursos humanos. Una estructura horizontal, equipos autoorganizados, participación a la hora de abordar nuevos proyectos... "intentamos que se sientan parte de la empresa". Y se fomenta la creatividad: "tenemos una plataforma para el desarrollo de proyectos propios en abierto, para fomentar la colaboración, que tiene mucho éxito".

Noticias relacionadas

next
x