Hoy es 8 de febrero y se habla de

la conselleria autoriza la actuación, ya en marcha

Fin del calvario de los restos del Mercado de Elche: en una semana estarán cubiertos para normalizar la zona

6/03/2021 - 

ELCHE. Se acerca el final del calvario que han sufrido vecinos y comerciantes del entorno del Mercado Central en lo que a los restos arqueológicos se refiere, ya que desde que empezaran en la calle Ànimes el 6 de noviembre de 2017, esas inmediaciones, con la Plaça de la Fruita y la Plaza de las Flores después, han estado constantemente patas arriba por las excavaciones arqueológicas. Después bloqueadas en farragosos caminos de recursos, alegaciones y problemas entre Ayuntamiento y concesionaria que tan solo ahora parece que van llegan do a su fin. En cuestión de una semana, los restos de la Fase II y III de las catas quedarán cubiertas, de forma que se restablezca la ansiada normalidad en la zona. La Conselleria de Cultura ha dado su visto bueno.

Prácticamente dos semanas después de que desde Urbanismo se diera a conocer que la Conselleria de Cultura, que había denegado hace un año el permiso para cubrir las catas tras un recurso de Aparcisa, recomendaba a su vez en la resolución que se volviera a presentar la solicitud dado que el proceso de rescisión lo cambiaba todo, ahora ha dado el visto bueno. En una nueva resolución dos semanas después, la Dirección Territorial de Cultura ha autorizado la cubrición de los restos. En este sentido, el Consistorio sabía informalmente que iba a poder realizar las actuaciones, y por ello desde la Generalitat se les conminaba oficiosa y oficialmente a que solicitara de nuevo la cubrición porque cuando lo pidió hace un año no había expediente de resolución y la firma gallega era la adjudicataria de pleno derecho. Ahora sí existe ese expediente de rescisión, ya en su estadio final, queda el veredicto del Consell Jurídic Consultiu y aprobar la resolución final. La Generalitat entiende que ahora sí se dan las condiciones por esta resolución, dejando a Aparcisa en segundo plano y al Ayuntamiento al mando.

Así pues, casi un formalismo para poder empezar la actuación que el equipo de gobierno tenía ya adjudicada desde principios de 2020, cuando encargó con un contrato menor a Obras y Servicios P. Selva, contratista habitual, la cubrición. De hecho, se prevé que las obras finalicen en más o menos una semana, y las vallas serán lo último en retirarse, que podría tardar algo más. Este mismo viernes empezaban a cubrir con geotextil los restos hallados, que serán cubiertos de tierra desde este fin de semana, para empezar a echar cemento el lunes. Después de tanto tiempo, el bipartito no pierde el tiempo y quiere recuperar la normalidad de la zona. Desde entonces, además de unos restos cada vez en peor estado tras el paso de la DANA y el nacimiento de las plantas que deterioran los mismos, muestra de la pasividad de la adjudicataria por su mantenimiento —como con el restablecimiento de la calle Ànimes—, a la intemperie, cuando no del Ayuntamiento, al tener que actuar tras denuncias de vecinos o colectivos. Por medio de todo este tiempo, mosquitos e incluso ratas.

Aunque la resolución autonómica inicial hablaba de que el Ayuntamiento no podía cubrir unilateralmente ni subsidiariamente y tenía que acordarlo con Aparcisa, el equipo de gobierno está actuando ya tras el visto bueno de Cultura —que le encomendaba ponerse de acuerdo con la mercantil—, al dar por hecho que la empresa no va a tapar los restos porque ya está iniciado el expediente de resolución. Quedaría por ver si tiene interés en agotar vías administrativas o solicitar medidas cautelares contra esta cubrición.

A la espera de veredicto del CJC y de si Aparcisa lleva el caso a los tribunales

En todo caso, en el seno del bipartito son conscientes del hartazgo de vecinos y comerciantes —algunos ya han cerrado— alrededor del inmueble, así que juegan con eso y con que saben que el quid del estado de la situación a día de hoy es si a Aparcisa le corresponde indemnización. En las alegaciones presentadas por la empresa al expediente de resolución apelan a un artículo para exigir una recompensación, mientras que el Ayuntamiento entiende que no corresponde. Habrá que esperar a que finalice el expediente de resolución para ver si la mercantil gallega lleva al Consistorio a los tribunales. Será ahí cuando la administración local busque una mediación para evitar el juicio. 

En ese punto se podrá conocer también si se pueden realizar ya actuaciones urbanísticas para dinamizar la zona del mercado —el Ejecutivo entiende que sí—. Paralelamente, otro punto es si se excava la leñera, la parte que falta de los Baños Árabes hallados de los que la Conselleria exige que se tramite la protección Bien de Relevancia Local (BRL). El Ayuntamiento actuará según lo que diga Cultura. Eso sí, los restos que se van a cubrir probablemente ya no se toquen nunca más, enterrados de nuevo, con el mismo hermetismo con el que apenas se ha podido conocer qué se ha encontrado más que por alguna comparecencia puntual del Ayuntamiento o por la plataforma Salvem el Mercat que tuvo acceso a los expedientes. En el último de ellos, la empresa de las catas apuntaba a que necesitaba seguir en la Fase IV porque se había localizado un muro tapial que parecía corresponder a un edificio singular y otros baños, pero privados. Finalmente, Salvem el Mercat, ante el deterioro de los restos que se van a cubrir, también se posicionó a favor de la cubrición como una especie de mal menor. Un culebrón que va dando a su fin.

Noticias relacionadas

next
x