X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tras los trabajos de la mercantil

El Ayuntamiento de Elche pide a Aparcisa que adecúe el pavimento y los restos arqueológicos

10/11/2018 - 

ELCHE. La intervención del Mercado Central vuelve a la palestra, ya que el Ayuntamiento ha dado a conocer que ha denegado un solicitud de la adjudicataria del contrato, Aparcisa, para modificar los acabados del pavimento de la acera de la calle Sant Jaume, donde se han realizado obras de desvío de servicios como agua y gas. Algo que el Consistorio deniega al romper la estética de la calle, y además ha emplazado a la empresa a que adecúe la calle Ànimes y los restos encontrados. 

La solicitud para dicha modificación la presentó Aparcisa en octubre, a lo que el técnico responsable del contrato, el arquitecto municipal Julio Sagasta, ha señalado su improcedencia ya que en el proyecto aprobado antes de empezar esta intervención, ya se incidía en que había que reponer la obra con el mismo material de la calle, es decir acera con asfaltado, granito y mármol y no con hormigón reglado como pretendía la compañía gallega. En ese sentido, Sagasta apuntó que el tipo de granito que hay que reponer es bastante común, por lo que no se entiende por qué se ha de cambiar el aspecto de la calle. Cree que se puede sustituir con el material de la propia acera.

Pavimento sí, pero para otras calles afectadas

Por otra parte, el Ayuntamiento ha aprovechado la tesitura para pedir celeridad a Aparcisa para que pavimente de forma provisional el carrer Ànimes, donde también se excavó para después tapar con tierra, ya que el acabado no es el que se pretendía, quedando en la superficie tierra y gravilla y no el pavimento que había, lo que sigue suscitando quejas vecinales. Asimismo, la portavoz socialista, Patricia Macià, desvela que el 20 de agosto se presentó un escrito a la empresa pidiendo que tapara las excavaciones con geotextil y tierra para no dañar los restos encontrados, para evitar la aparición de basura, como ha pasado, o el nacimiento de plantas como la actual, el palán-palán, que surge entre las grietas de este tipo de restos y puede ensancharlas y producir otro tipo de desgastes. Se encuentra tanto en los restos laterales como en los Baños Árabes, que siguen esperando que se abra su expediente para declararlos Bien de Interés Cultural (BIC). Desde entonces no ha habido actuación alguna, aunque el Ayuntamiento considera que es responsabilidad de la mercantil adjudicataria. 

En cuanto a las catas arqueológicas, se encuentran en la última fase, ya que hay que excavar en la parte frontal del Mercado, hasta llegar a la misma pared del viejo inmueble, para enviar el informe a Conselleria y que esta determine si hay valor o no en los restos encontrados. Al tiempo, los placeros del mercado provisional, hartos de ver cómo la situación no avanza, con un futuro incierto sobre el proyecto actual y con parte del Centro patas arriba, han convocado una concentración la semana que viene en la que participarán junto a empresariado y asociaciones de comerciantes. El culebrón continúa. 

Noticias relacionadas

next