paralelamente, harán falta tanques de tormenta

El proceso para la demolición del hormigonado del Vinalopó en Elche se activa: Tragsa redactará el proyecto

20/09/2021 - 

ELCHE. El equipo de gobierno continúa adelante con su plan de demoler el hormigonado del río Vinalopó a su paso por el casco urbano. Una actuación que quieren ejecutar antes de que finalice esta legislatura, y que entra dentro de la voluntad de la conselleria de Transició Ecològica de renaturalizar el río en todo el transcurso tras las indicaciones del Cedex. En lo que toca al caso ilicitano, esta semana se reunía la concejalía de Medio Ambiente con técnicos de la Generalitat, así como con colectivos como Margalló Ecologistes-En Acció Elx, el Observatori del Vinalopó, ADR (Associació per al Desenvolupament Rural del Camp d'Elx) o las comunidades de regantes de Carrizales y la Confederación del Júcar. Como primer paso, será la empresa pública Tragsa la que redacte el proyecto. La idea es eliminar la solera de hormigón, manteniendo eso sí las laderas como están. 

Fondos europeos que canalizará el ministerio

En este sentido, la reunión fue más un punto de contacto, pero de ella ya se van despejando algunas incógnitas sobre esta iniciativa. Los fondos serán del Ministerio de Transición Ecológica, aunque transferidos de los fondos europeos de reconstrucción, los Next Generation EU, y para ello lanzará una convocatoria para que se adhieran los ayuntamientos. Son líneas de inversión para la 'renaturalización' de ciudades, y se prevé que las haya también directas para la renaturalización de ríos en los tramos urbanos. En el caso ilicitano, el Ayuntamiento entregará a la administración valenciana la memoria presentada por Ecologistas en Acción, de forma que sirva como base, aunque serán los técnicos autonómicos quienes analicen su viabilidad y decidan o enmienden el documento. Por tanto, fondos europeos que canalizará el ministerio para las administraciones locales, aunque será Tragsa quien redacte el proyecto de ejecución para Elche. 

Aparte, será preciso habilitar tanques de tormenta

En cuanto salga la convocatoria, el Ayuntamiento tendrá que presentar la solicitud para la subvención para licitar la obra de ejecución que tiene que redactar la conselleria. La actuación, explica la edil Esther Díez, también precisa de "solucionar el problema que tenemos con los aliviaderos y ver hasta dónde podemos llegar con el proyecto", añadiendo que se estudiará si con el en torno al millón o millón y medio de euros es suficiente o habrá que dejar parte de la consignación para años siguientes. Asimismo, la Confederación Hidrográfica del Júcar también vería con buenos ojos la actuación. Paralelamente a la denominada renaturalización, es la responsable de acometer actuaciones de saneamiento pendientes desde hace años, lo que implica la construcción de tanques de tormenta en distintos puntos del río por los vertidos. "Los fondos son solo para la renaturalización y no para los tanques de tormenta, eso es cuestión de la confederación", matiza la edil. 

Así, tras el estudio presentado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex), la confederación y la Generalitat tienen una orientación de las actuaciones a futuro por las que el ministerio quiere apostar. En ese sentido, meses atrás la conselleria ya mostró su voluntad de renaturalizar el río a su paso por los distintos municipios con un Plan Director. En ese sentido, uno de los ejemplos que se puso desde el Cedex fue la propuesta de renaturalización del cauce del río en el tramo urbano de Elda, "que es muy similar al caso de Elche", explica Adolfo Quiles, de Margallo-Ecologistes en Acció d'Elx. “Es una obra imprescindible para todos los municipios, no es de recibo que todos los afluentes vayan a parar al río, es contrario a la legislación europea", añade. 

En este sentido, el problema es que la red de aliviadero pluvial no está separada del alcantarillado, cosa que sí se hace ahora en las urbanizaciones. En el caso ilicitano siguen juntas, por lo que se hace necesaria, explica Quiles, la actuación del tanque de tormenta "que contenga las aguas y haga una depuración". Con él se evitarían los constantes vertidos de cada lluvia torrencial, notoriamente visibles a la altura del puente de Barrachina con la cantidad de toallitas que quedan en la superficie tras el paso de las aguas. 

Un proyecto también con su polémica

Sin embargo, el proyecto despierta recelos en parte de la sociedad ilicitana cada vez que surge al debate esta cuestión, ya que no se acaba de ver la demolición por miedo a que la eliminación del hormigonado evite un drenaje rápido de las aguas. Precisamente este tipo de obras se hicieron a mediados del siglo XX para que el agua pasara rápido y se evitara la acumulación de malos olores. No obstante, el miembro del colectivo apunta que este tipo de actuaciones son viables y “está más que demostrado, la no eliminación del hormigón está cada vez defendida por menos gente, inclusive dentro del Colegio de Ingenieros", explicando que estas actuaciones son la tendencia que se va a seguir a partir de ahora. "No se trata solamente de intentar evacuar rápido, sino de frenar la virulencia con la que baja el agua, que es lo que causa muertes". "Obras como esta contribuyen a laminar la fuerza de las aguas y que no sean tan destructivas", arguye. 

Por otra parte, en su proyecto se plantearon distintas especies autóctonas para la renaturalización del cauce, entre ellas, los tarays, “son especies precisamente adaptadas a sufrir periodos de inundación y lluvias torrenciales, aguantan perfectamente y si se parte alguna de sus ramas, rebrota". Quiles pone como ejemplo que hay partes del cauce que antes de llegar a la ciudad están naturalizadas ya de por sí, con zonas de este arbolado, y con el paso del agua "quedan intactas". Respecto a la inquietud también por la posible proliferación de mosquitos, señalan que precisamente al drenar la tierra el agua se evita la acumulación de agua que es la que los atrae.

Por último, en la reunión también se empezó a plantear qué hacer con el río en general a largo plazo, así como con la desembocadura, ya que esta tiene lugar en un azarbe porque genera constantes problemas. Por otra parte una desembocadura oficial, aunque artificial. 

Noticias relacionadas

next
x