Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

para potenciar el uso de la bici en calles como curtidors

El PMUS de Elche propone eliminar 510 aparcamientos y dejar un solo carril de circulación en el Palmeral

29/06/2020 - 

ELCHE. El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de Elche ya va tomando forma hasta su edición final. De momento, la Unión Temporal de Empresas que se ha encargado de realizar la propuesta del plan, ha presentado un proyecto inicial ante la Generalitat para que pase ahora el trámite de evaluación ambiental. Cuando consiga el permiso, se pondrá en exposición pública. En esa versión inicial, de la que ya contó este medio que crearía supermanzanas así como una red de corredores verdes, tiene una especial importancia la zona del Palmeral, en la que se sacrificará un carril de circulación en algunas calles para dar más espacio a la bicicleta. Además, entre las actuaciones de esta zona y del Pla, en una segunda fase de actuación, propone la eliminación de 510 aparcamientos.

Como ya es conocido, el plan busca pacificar el tránsito de vehículos a nivel general —sobre todo en zonas como Carrús o Pla, con especial incidencia—, pero también en el Centro, a la vez que se ayuda a poner en valor el patrimonio natural, en tanto que se reduce el uso de coches. Lo que se plantea para esta delimitación es que en aquellos puntos en los que sea posible, se quitará un carril de circulación para destinarlo a carriles bici. Los viarios quedarán formados por la baldosa, un carril de calzada, el carril bici y la acera del otro lado. En las calles que ya tienen un único carril, se suprimiría el aparcamiento para hacer en su lugar el carril bici

Carriles propios para la bici a costa de otros para vehículos o aparcamientos

Son varias las calles en las que se eliminará ese carril, aunque la de mayor relevancia es Carrer Curtidors, una por las que pasa la deteriorada ruta del Palmeral. Quedaría por tanto como calle de una única dirección y con un carril entero para las bicis, que siempre que se pueda, tendrán elementos físicos de separación con los carriles para vehículos motorizados. Con esto se busca la mencionada pacificación del tráfico así como fomentar una movilidad sensible al patrimonio natural, en este caso, el Palmeral. 

En cualquier caso, el informe indica que en esta zona hay pocas calles con doble carril de única dirección, así que en la mayoría se procedería a eliminar bandas de aparcamiento para ganar espacio para la bici, porque en las de un carril, la bici comparte espacio no segregado con los coches. Las actuaciones serían en estos viales de 'primer orden' del Palmeral: Candalix, Escultor Capuz, Porta de la Morera, Xop Il·licità, Abet y Curtidors. Se disminuiría el aparcamiento en superficie, haciendo carril bici de doble sentido, mejorando el tránsito cliclista y peatonal con un carril segregado. Una actuación valorada en 844.000 euros.

En cualquier caso, estas actuaciones en el Palmeral, aunque relevantes, no serán inmediatas, sino que son una prioridad a medio plazo, quizá más hacia final de la legislatura, explica la edil de Movilidad Esther Díez, ya que la prioridad es calmar el tráfico en barrios como El Pla o Carrús. De hecho en este último es donde se pretende crear el primer corredor, en Olegario Domarco Seller. Eso sí, cuando llegue el momento de entrar en la zona de los huertos, harán falta espacios y estudios, ya que el PMUS plantea que con estas obras, se concentren los aparcamientos en áreas habilitadas para ello, fuera de esta delimitación, para liberar de coches los huertos. Pero no especifica, por lo que sería una tarea de la concejalía el buscar posibles áreas para concentrar aparcamientos. Algo que echan en falta los comerciantes del Centro como vienen reivindicando en los últimos años. 

Por otra parte, el plan distingue entre el vial del palmeral, por donde circulan los vehículos motorizados, y las sendas del palmeral; la actual ruta del Palmeral. En estas últimas se plantea dividir y diferenciar el espacio para ciclistas y peatones para evitar conflictos entre ambos. 

Rutas culturales y ecológicas

En las rutas culturales, como la de la zona del Palmeral, se recomienda mejorar accesos peatonales a las rutas así como la conexión entre ellas, mejora de red peatonal existente, ampliar la red actual, definir la convivencia entre bici y peatón, señalización o apertura al público de caminos. Como ya contó este medio, para el Camino del Pantano (La Galia) se eliminará la circulación de vehículos, quedando para uso ciclista y peatonal.

En cuanto a las rutas ecológicas, se pretende adecuar una ruta por el cauce del Vinalopó, el barranc dels Arcs y el de San Antón, mejorando de nuevo los accesos peatonales y ciclistas. También conservando y adecuando la red peatonal existente, ampliarla con los trazados existentes, definir convivencia peatonal y ciclista. Aunque serían actuaciones más a largo plazo, ya que se contempla priorizar las obras en los barrios que sufren más el tráfico. 

Con todo, la primera actuación importante a nivel de carriles bici, tras la ya aprobada de Ronda Sur y Avenida de la Libertad, será la anunciada de Pedro Juan Perpiñán, cerrando el anillo interno por la Ciudad deportiva y Puertas Coloradas. Con ambas actuaciones, "completaríamos este anillo interno durante esta legislatura", apunta al edil. Díez vuelve a incidir en que estas propuestas urgen más que la del Palmeral, que ya está relativamente pacificado, y cuya actuación más significativa en cualquier caso es la del Camino del Pantano: "No puede ser un proyecto a largo plazo, pero no será ya, aunque no tenemos que dejarlo pasar". Sería de todas formas una intervención en sintonía con el Plan Especial del Palmeral, esperando a que el Consell tramite la Ley del Palmeral —de rango superior— para poder ser aprobado.

Medio millar de aparcamientos menos a medio plazo

Por último, el PMUS contempla una importante quita de aparcamientos, 510 entre el Centro y El Pla, para ganar 10.200 metros cuadrados de espacio público, aunque sería una actuación por etapas. Actualmente, en estos dos barrios hay contabilizadas 12.547 plazas libres, 438 reguladas y 1230 reguladas para uso de residentes. A corto plazo se reducirán sobre un centenar por el Plan Centro y la habilitación de carriles bus, pero cuando llegue el momento de este grueso, el bipartito tendrá que tener claro qué alternativas ofrecer ante el aparcamiento que se pretende eliminar.

Noticias relacionadas

next
x