por la servidumbre aérea

El nuevo centro de salud Elx-Travalón se financiará con los fondos europeos y necesitará permiso de Fomento

6/10/2021 - 

ELCHE. Hace unos días la Generalitat Valenciana anunciaba que se iniciaba el expediente para construir el esperado segundo centro de salud de Altabix, el denominado Elx-Travalón. El primer paso es la licitación de la redacción del proyecto, es decir, su diseño. Después vendrá la segunda licitación para la ejecución de las obras. En cualquier caso, finalmente la actuación se financiará con los fondos europeos de reconstrucción, los Next Generation, canalizándolo a través del Plan de Resiliencia del Gobierno. 

En este sentido, en un primer momento se consignó en los presupuestos autonómicos de 2021 una línea de 700.000 euros para esta dotación. Para el centro, que requiere una inversión de 3.210.000 euros, se había planificado esta cantidad en el presente ejercicio, y tanto para 2022 como 2023, 1,1 millones de euros cada año. Posteriormente, el Consell también anunció que esta partida estaría adscrita al Plan Crèixer+ junto a otras actuaciones como la del nuevo ambulatorio de San Fermín. Sin embargo, finalmente se ha acudido al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia —plan del Estado para absorber los fondos europeos de reconstrucción por la pandemia— vehiculando el proyecto a través de la Dirección General de Alta Tecnología, Inversiones e Infraestructuras.

Trámite de urgencia y servicio a Las Saladas, Santa Ana y Jubalcoi

Un expediente que se tramita por la vía de urgencia al tratarse de un centro de salud que se va a construir en una zona de expansión y crecimiento de la ciudad ilicitana. Actualmente Altabix tiene 47.000 habitantes, pero la cifra se incrementará conforme al crecimiento. Además, a él se adscribirán las pedanías de Las Saladas, Santa Ana y Jubalcoi. Una urgencia que también viene ante la carencia de espacio para llevar a cabo una atención sanitaria de calidad, al tener que habilitar espacios provisionales para cubrir dichas carencias. Con el nuevo centro se desdoblará el servicio sanitario reduciendo la presión asistencial del único centro de salud del barrio y liberar los espacios que en su día fueron habilitados. Por tanto, se busca reducir los plazos. 

Como curiosidad, indicativo de los tiempos de la administración, Sanitat resolvió la urgencia del trámite en diciembre de 2020 y ha sido en agosto de 2021 cuando se aprobó la licitación del proyecto básico, que ha iniciado este mes de octubre.

Afección de servidumbres aéreas 

Por otra parte, además de las soluciones ya integradas y planteadas en el proyecto por la inundabilidad al estar cerca del barranco de San Antón, como señala el plan autonómico sobre este ámbito, el Patricova, la parcela está emplazada dentro de la zona de servidumbre de operaciones de aeronaves de las servidumbres aeronáuticas del aeropuerto. Cualquier actuación sobre la misma requiere de autorización de servidumbres por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), del Ministerio de Fomento. Un trámite que en varios proyectos afectados al municipio ha acabado siendo un hueso por el largo trámite para su permiso. Hasta el 2 de noviembre tienen de tiempo las empresas para concurrir a la redacción. Lejos queda ya el año 2017 en el que se acordara la cesión del Ayuntamiento a la Generalitat para construir el centro.

Noticias relacionadas

next
x