Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la expulsión aún no es oficial

Crisol solicita ser la portavoz de Cs en Elche un día después de conocerse la presumible expulsión de García-Ontiveros

21/12/2019 - 

ELCHE. Llueve sobre mojado en Ciudadanos Elche. Después de que el partido haya rechazado las segundas alegaciones presentadas por su portavoz en la ciudad, Eduardo García-Ontiveros, lo que le aboca a la expulsión, la número dos de la formación, Eva María Crisol, pasará a ser la portavoz del grupo. De hecho, el propio viernes por la mañana pasaba por el registro de la OMAC la solicitud dirigida al alcalde Carlos González para su designación como portavoz del grupo municipal. 

Un movimiento que llega tan solo un día después de que se conociera la más que presumible expulsión del cabeza de lista, aún portavoz ya que no se ha ratificado la misma. Algo que por otra parte tendrá que comunicar el partido al Ayuntamiento para que el regidor ilicitano pueda proceder a formalizar ese cambio. Crisol no ha querido realizar declaraciones sobre el tema, aunque deja entrever que será en los próximos días, puede que el lunes, cuando sea fehaciente esa expulsión y por lo tanto pueda tramitarse por el Secretario municipal el cambio de portavoz en Ciudadanos Elche. Algo que de todas formas pasaría igualmente ya que la edil pasaría a ser la única concejal de la formación naranja en la ciudad.

En lo referente al aún portavoz, al igual que se enteró por la prensa de su suspensión cautelar de militancia, se volvió a filtrar a los medios el segundo rechazo de sus alegaciones antes de que él mismo las tuviera. Algo que tampoco sorprende al edil, que está también a la espera de esa notificación oficial de la expulsión. Hasta entonces, tampoco puede solicitar pasar a ser concejal no adscrito al alcalde. Eso sí, sigue defendiendo que se le puso un expediente por lo contrario que defiende Ciudadanos, al indicar que eligió a su cargo de confianza por méritos y aptitudes profesionales. En su entorno también califican de "bochornosa" e incluso "cacicada" la maniobra, y defienden que Irene Ripoll, su cargo de confianza, fue elegida por el portavoz municipal, tal y como estipula la Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local. Así pues, otro temblor en Cs Elche tan sólo una semana después de la dimisión de Luis Crisol, que era responsable de Organización provincial, y varias después de la de Daniel McEvoy, quien llegó a estar apercibido de sanción interna.

De aquellos polvos... estos lodos

En resumidas cuentas, Crisol pasará a ser la líder del partido en el municipio al tercer intento. Estuvo a la sombra de David Caballero, que apostaba todo a su figura en su etapa como portavoz municipal —y que contaba con Juan Antonio Sempere, ambos ahora en Contigo, como mano derecha—. Antes de los comicios municipales Crisol denunció unas supuestas facturas sin pagar por vías internas para que se sancionara la situación, lo que provocó que Caballero y dos docenas de afiliados abandonaran el partido, lo cual dinamitó las expectativas de la formación a puertas de la campaña electoral. Sin embargo, ante el revuelo interno y escándalo externo, desde Madrid se apostó por una figura que fuera independiente, García-Ontiveros, que por sorpresa incluso para él fue el cabeza de lista. Tras designar como cargo de confianza a Irene Crisol, en vez de a la afín de los Crisol y Emilio Argüeso, Mari Paz Gallud, esta facción del partido —Acción Institucional encabezada por Jesús Gimeno, antes con Caballero y que ahora está con sus detractores— advirtió al edil de que no procedía ese nombramiento y tenía que oír sus recomendaciones: Mari Paz Gallud. 

Tras desafiarles y hacer caso omiso a la directriz, en septiembre llegó la suspensión cautelar de militancia que será definitiva en unos días tras el rechazo de las alegaciones. Con el nombramiento de Crisol como única integrante del grupo municipal, quedará por ver si cesa a Ripoll para colocar a su funcionaria de empleo, a quien ya nombró a semanas de las elecciones, cuando volvió a quedarse como única integrante del grupo municipal, y qué derechos le corresponden a García-Ontiveros como concejal de adscrito. Eso sí, todo apunta a que la cosa no quedará aquí. De momento el aún líder del partido ya a hablado con Toni Cantó, y parece que habrá novedades de todo el asunto en enero. 

Noticias relacionadas

next
x