Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

controles sobre ruido, seguro y tipo de licencia

Alicante retoma la batida de inspecciones acústicas a locales hosteleros del Centro y encona al sector

22/09/2020 - 

ALICANTE. La concentración de la actividad hostelera en las calles del Centro de Alicante vuelve a situarse otra vez en el foco de la controversia. El Ayuntamiento de Alicante acaba de reactivar la campaña de inspecciones en restaurantes y locales de ocio situados en el Centro Tradicional, puesta en marcha por la Concejalía de Urbanismo el pasado febrero, con el propósito de evaluar si los locales cumplen los parámetros adecuados por lo que respecta a la emisión de ruido. 

Así, se conmina a los establecimientos a aportar informe de auditoría acústica en vigor en el que se justifique que se ha adoptado medidas de insonorización y que la actividad desarrollada en cada uno de ellos no supera los niveles límite previstos en la Ley de Prevención frente a la Contaminación Acústica. Además, en esas comprobaciones también se solicita que se aporte documentación acreditativa sobre la suscripción de pólizas de seguro de responsabilidad civil, así como el detalle sobre la titularidad de cada establecimiento con su correspondiente licencia. 

La campaña está amparada en el desarrollo del decreto por el que se acordó el Plan de Inspección para las Zonas de Protección Acústica Especial del Centro Tradicional. Se desarrollará a lo largo de las próximas semanas y afectará a cerca de una docena de locales a los que ya se les ha notificado la fecha de comprobación, según precisaron fuentes de la Asociación de Locales de Ocio y Restauración de Alicante (Alroa) consultadas por este diario.

Y lo cierto es que la recepción de esas notificaciones ya está generado un "profundo malestar" entre los empresarios del sector que se muestran contrariados "por la inoportunidad del momento". "Ahora que el conjunto de los establecimientos está sometido a determinadas restricciones de aforo y que siguen ciñéndose a limitaciones respecto al horario de actividad con motivo de la aplicación de los protocolos anticovid no parece que sea el momento más adecuado", incidieron. "Después de más de seis meses de crisis arrastrada por la pandemia del coronavirus, y sin que lleguen más ayudas, no es el mejor momento para que aquellos locales que no dispongan de esa auditoría acústica en vigor tengan que afrontar ese gasto adicional", recalcaron.

Los hosteleros lamentan la "inoportunidad del momento" tras las restricciones de aforo y de horario de apertura acordadas en los protocolos anticovid

La reactivación de la campaña de comprobaciones se produce en un contexto marcado por tres situaciones concretas. La primera de ellas es la nueva fase del proceso judicial iniciado por los residentes del Centro Tradicional, en la que el Juzgado de lo Contencioso número 4 dirime si corresponde acordar la ejecución provisional de la sentencia por la que se insta al Ayuntamiento de Alicante a declarar Zona Acústica Saturada (ZAS) el perímetro de calles que rodea a Castaños

La segunda es la prórroga de las restricciones acordadas por la Generalitat para el conjunto de los locales hosteleros, por la que se extiende el cierre del ocio nocturno, así como el debate abierto sobre la posibilidad de que se pueda conceder una autorización excepcional para que los pubs puedan abrir en las mismas condiciones que un bar o una cafetería: en terrazas y hasta la 1:00 horas de la madrugada. El bipartito compuesto por PP y Cs ha registrado una propuesta para su debate en el pleno ordinario de este jueves en ese sentido.

Y la tercera es la continuidad del permiso especial concedido por el Ayuntamiento para que los establecimientos hosteleros puedan situar veladores (terrazas) en zonas de la vía pública reservadas para el establecimiento de vehículos al menos durante un mes más, hasta el próximo 15 de octubre. Se trata de una medida con la que se pretendería facilitar que los establecimientos pudiesen enfrentarse a las restricciones de aforo que rigen para sus espacios interiores.

Noticias relacionadas

next
x