X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

abono de las certificaciones de los meses de noviembre y diciembre 

Alicante acepta las alegaciones de la UTE y desbloquea los pagos por la limpieza de colegios

26/02/2020 - 

ALICANTE. El escrito de alegaciones presentado por UTE Limpal (la alianza empresarial compuesta por Clece y Fissa que asume el servicio de limpieza de colegios y dependencias municipales) logra el efecto pretendido. El Ayuntamiento de Alicante acaba de desbloquear el pago de las certificaciones mensuales correspondientes a los meses de noviembre y diciembre que permanecía suspendido desde principios de 2020, después de que el actual responsable del contrato en funciones, Alejandro Ybarra, haya estimado adecuadas las justificaciones aportadas por los responsables de la UTE, según confirmaron a Alicante Plaza fuentes municipales.

Como informó este diario, en ese escrito -aportado el 10 de febrero a requerimiento del propio Ybarra- los representantes de UTE Limpal rebaten las apreciaciones formuladas por la inspectora municipal a cargo de la supervisión del servicio, Amparo Candela, hasta el pasado diciembre, cuando fue trasladada a otro puesto en la Concejalía de Fiestas

En concreto, la alianza empresarial esgrimía que las observaciones de la inspectora no permitían contraste, que su labor de supervisión se había llevado a cabo horas después de que finalizase el servicio, y que las actas en las que refería supuestos incumplimientos "carecen de motivación" o describían carencias de manera general sin que, a su juicio, se identificasen con concreción "los hechos que determinen el incumplimiento alegado".

En esta línea, el escrito advertía de la posibilidad de reclamar por el perjuicio que se le estaba ocasionando al retener el pago de las certificaciones de noviembre y diciembre, puesto que había tenido que asumir el pago de las nóminas de los trabajadores a su cargo correspondientes a esos meses.       

Según las fuentes consultadas, el responsable del contrato habría aceptado las argumentaciones de UTE Limpal, de modo que habría autorizado el abono de los cerca de 1,2 millones (a razón de más de 612.000 euros mensuales) que había dejado de ingresar, después de que el propio Ybarra albergase dudas sobre la existencia de posibles incumplimientos en la ejecución del servicio. En cualquier caso, quedaría pendiente de certificación la mensualidad de enero, todavía no evaluada. Se da la circunstancia de que esa certificación es la última que queda amparada por el contrato que UTE Limpal comenzó a operar el 8 de febrero de 2018. 

Desde entonces, sigue asumiendo su prestación de manera provisional, con las mismas obligaciones y condiciones económicas, según precisaron entonces fuentes municipales, hasta que se produzca la licitación del nuevo concurso, por cuatro años de duración. Las mismas fuentes apuntaron en el momento del vencimiento del contrato que ese nuevo concurso se convocaría de manera inminente, puesto que la redacción del pliego estaba en su última fase de elaboración. 

El PSPV-PSOE solicitará copia de los pagos efectuados tras el vencimiento del contrato para "fiscalizar que se mantiene el mismo precio"

Por lo pronto, el portavoz municipal del PSPV-PSOE, Paco Sanguino, avanzó este martes a este diario su intención de solicitar copia de los pagos fuera de contrato que se realice a UTE Limpal "para fiscalizar el cumplimiento de lo manifestado por el concejal José Ramón González, que aseguró que el servicio iba a mantener el mismo precio".  En esta línea, añadió que "como sospechaba el grupo socialista, de la documentación aportada en la cuarta sesión de la comisión de fiscalización sobre el cumplimiento del contrato, se ha comprobado que efectivamente la UTE Limpal en escrito no fechado pero con entrada de registro del 2 de enero de este año, solicita un incremento de la cantidad a abonar de un 8,02%".

Según Sanguino, "tan solo constan las manifestaciones del concejal en la comisión sobre este servicio pero no consta ningún documento por parte del Ayuntamiento en este sentido". Además, la también edil socialista Llanos Cano añadió que en los seis meses anteriores a la finalización del contrato "ha habido una parálisis por parte del concejal responsable del área que explica que se esté dando la situación actual; por un lado, que se investigue si el contrato se está cumpliendo y, por otro lado, puede que nos veamos obligados a pagar más por este servicio".

Entre tanto, el comité de empresa de UTE Limpal expresó este martes, a través de un comunicado, su preocupación por el devenir del servicio. Según los representantes de los trabajadores, se trata de la misma preocupación que mantuvieron "desde que tuvimos conocimiento del pliego de condiciones en vigor, hace más de dos años", cuando ya "manifestamos nuestras reservas". "En nuestra opinión, es imposible ejecutar el servicio que exige el pliego con la plantilla y los medios actuales", añade el comité de empresa.

Los trabajadores de UTE Limpal rechazan que se les use "como arma arrojadiza" y confían en que se considere sus apreciaciones en el nuevo pliego del servicio

"El tiempo nos ha dado la razón y ahora nos encontramos con una serie de problemas que están afectando a las personas trabajadoras, así como a la prestación del propio servicio", incide el comunicado. En esta línea, añade que "las personas que trabajamos en la prestación del servicio de limpieza de colegios y dependencias no somos culpables de las desavenencias que pueda haber entre el Ayuntamiento y UTE Limpal, por culpa de un pliego que todos sabían que era de difícil cumplimiento. En este sentido, no vamos a consentir que se nos utilice como arma arrojadiza, ni por un lado, ni por otro".

"Nuestro deseo es el bienestar de la plantilla a la que representamos, de manera que esperamos que se solucione primero el pago de los servicios que se están realizando", apunta el comité. "Y en segundo lugar, deseamos que no se repitan los mismos errores de antaño en la elaboración del nuevo pliego de condiciones. Es decir, que se tenga en cuenta las recomendaciones que este comité ha presentado por escrito al Ayuntamiento, así como que se ajuste a  la realidad del servicio que se debe prestar", concluye el comunicado.

Noticias relacionadas

next
x