X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

se ha aliado con la firma de distribución local 'súper carmela'

Sprinter se implica en la reapertura de una zona comercial de Ronda con un local de 1.000 metros

29/06/2019 - 

ALICANTE. El color verde de la enseña alicantina de artículos deportivos Sprinter sigue tiñendo el mapa al calor del plan de expansión de la firma, que en breve tiene previsto sumar una nueva 'megatienda' a su red de puntos de venta, formada ya por 140 tiendas en todo el territorio (incluido Canarias, donde está transformando las tiendas de Sport Zone). En este caso, en la localidad malagueña de Ronda, donde aún no estaba presente.

Para ello, Sprinter se ha aliado con la marca de supermercados andaluza Súper Carmela (fundada en Cádiz) para reabrir la que fue la primera zona comercial de la localidad, hoy una gran nave abandonada junto a la carretera de circunvalación del municipio. Estas instalaciones en desuso volverán a abrir en breve convertidas de nuevo en un parque comercial de 4.500 metros cuadrados, según el proyecto que tramita el Consistorio de Ronda.

El proyecto contempla una inversión de 800.000 euros en las instalaciones para su puesta a punto, según ha publicado el diario local Málaga Hoy, y además de recuperar la nave como una gran zona comercial se acondicionará la zona exterior como aparcamiento con capacidad para 165 vehículos. El interés de la operación para Sprinter radica no solo en la entrada en una ciudad de más de 30.000 habitantes en la que aún no está presente (sí está en Málaga y Marbella con varias tiendas), sino en que lo hará con una tienda de 1.000 metros cuadrados. Unas dimensiones por encima de lo habitual, ya que el tamaño medio de las últimas aperturas (tanto en centros comerciales como a pie de calle) ha estado entre 500 y 600 metros.

El grupo Iberian Sports Retail, formado por la británica JD Sports, Sprinter y la portuguesa Sonae a principios de 2018 para competir con Decathlon, ha pisado el acelerador de las aperturas en el último ejercicio, con el objetivo de alcanzar los 150 puntos de venta físicos de la marca alicantina durante 2019. A las nuevas aperturas se suma, como ha contado este diario, la transformación de las tiendas de Sport Zone (propiedad de Sonae), la marca menos conocida de las tres, en tiendas de Sprinter. En paralelo, el grupo sigue abriendo puntos de venta de JD Sports, y el próximo está previsto en el centro comercial Alzamora de Alcoy, a finales de agosto, para alcanzar las 56 tiendas.

Tras el acuerdo entre las tres enseñas (los socios portugueses tienen el 50% de la 'joint venture', JD Sports el 35% y Sprinter el 15% restante), el nuevo grupo se instaló en la sede del polígono de Las Atalayas, en las antiguas naves de Altadis, hace un año. En este complejo se ha construido un silo robotizado para impulsar la capacidad logística del grupo (está diseñado para almacenar 300.000 cajas de productos de primeras marcas deportivas). Para esta nueva sede, el grupo de Sprinter ha invertido 35 millones de euros.

Noticias relacionadas

next
x