X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la nueva sede del holding ya está operativa, tras terminar las obras

El grupo de Sprinter ya está en Alicante: unifica sus cuatro marcas en Las Atalayas

12/07/2018 - 

ALICANTE. Iberian Sports Retail Group, el nuevo 'holding' de retail deportivo del que forma parte la ilicitana Sprinter, ya está en Alicante. Como ha venido contando Alicante Plaza en las últimas semanas, las distintas empresas que participaron en esta suerte de 'fusión fría' entre marcas deportivas de toda Europa han culminado los movimientos corporativos para adaptarse a la nueva estructura del grupo, y ahora comienza la fase operativa.

Sprinter alquiló a Trinitario Casanova las antiguas naves de Altadis, compradas por el polémico empresario murciano, para trasladar a la capital alicantina su principal centro operativo, ante la necesidad de crecer en capacidad de almacenaje y distribución. Las naves, junto a Seur, han experimentado una profunda reforma en los últimos meses, para construir un silo robotizado que es la principal apuesta de la empresa de artículos deportivos para impulsar su capacidad logística (está diseñado para almacenar 300.000 cajas de productos de primeras marcas deportivas). Desde este mes de julio, la actividad administrativa ya está centralizada en estas naves, y poco a poco se trasladará toda la logística que hasta ahora se repartía entre Elche y Dolores.

De esta forma, el grupo, que tomó forma el pasado 1 de febrero después de que las autoridades europeas de Competencia dieran su visto bueno a un acuerdo cerrado seis meses antes, ha establecido su base de operaciones en España en Alicante. Iberian Sports Retail Group aúna a tres enseñas líderes en el sector de la distribución deportiva, como son la propia Sprinter, la británica JD Sports y la portugesa Sonae (dueña de Sport Zone y Size?). Las empresas del grupo, por separado, alcanzaron el pasado año una facturación acumulada de 500 millones de euros, y controlan el 11% de la cuota de mercado. Su principal rival, la francesa Decathlon, líder también en España.

Las antiguas naves de Altadis, así, acogen la sede central de las cuatro enseñas que forman el grupo, después de que Sport Zone España trasladase su domicilio social a Alicante, tal como desveló este diario. Size?, dedicada sobre todo al calzado deportivo, es la marca menos conocida de las cuatro, pues solo cuenta con un establecimiento abierto, en la calle de Fuencarral de Madrid. En total, las cuatro firmas del grupo mantienen una red comercial de más de 300 tiendas en la Península, que dan trabajo a unos 6.000 colaboradores.

Cambios en los consejos de administración

Como ha venido contando este diario, la 'joint venture' se negoció entre JD Sprinter Holdings (el grupo que ya había unificado a la marca británica, con un 51%, y la ilicitana, con el 49% restante) y la portuguesa Sonae. Tras el acuerdo, los socios portugueses tienen el 50% de la 'joint venture', JD Sports el 35% y Sprinter el 15% restante. Sin embargo, la unión estratégica de las empresas no impide que cada una continúe actuando de forma independiente, aunque coordinada con el resto.

Es por esto que en las últimas semanas (desde el pasado mes de abril) se viene produciendo un trasiego de directivos entre las firmas, de forma que todas las partes estén recíprocamente representadas en base a su peso relativo. Los fundadores de Sprinter, el matrimonio formado por Emilia Soria y Silvestre Segarra (la otra familia fundadora, los Bernad Vico, salió del accionariado con el acuerdo con Sonae), ha entrado en el consejo de Sport Zone España, al tiempo que hacía sitio a los socios portugueses en su propio consejo, donde ya 'mandaba' JD. Al final de esta cadena de movimientos, todas las empresas están presididas por el británico Peter Cowgill, de JD Sports, con el portugués Miguel Mota Freitas como vicepresidente, y dos españoles en cada consejo (formado por ocho miembros). Mota Freitas es, a su vez, el CEO del nuevo grupo, en el que la segunda generación de los fundadores de Sprinter, David y Ángel Segarra, tienen también un papel protagonista.

Noticias relacionadas

next