antifraude avala toda la actuación porque se modificará el pgou

Por qué el bipartito de Elche no derruyó la terraza del provisional: iba a asumir la gestión y era legalizable

25/11/2021 - 

ELCHE. Este miércoles el Ayuntamiento daba a conocer que la Agencia Antifraude, que estaba investigando el expediente del Mercado Central por una denuncia anónima realizada en 2020, ha avalado tanto la resolución, como que ahora se vaya a consolidar en zona verde, como que no se haya derruido la terraza del restaurante que el propio Ejecutivo declaró ilegal la legislatura pasada al no constar en el proyecto de obra. Todo porque el departamento de Urbanismo ha iniciado el trámite para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para cambiar la calificación del suelo y poder legalizar el mercado en esta zona verde.

Una cuestión que viene de lejos. Cuando se adjudicó el proyecto de nuevo Mercado Central a Aparcisa, el entonces ejecutivo del PP de Mercedes Alonso autorizó una obra en tiempo récord para levantar un mercado provisional en la avenida del País Valencià, en zona ajardinada. Al cambiar de gobierno, en la legislatura pasada se destapó que la terraza del restaurante del inmueble era ilegal porque la solera de hormigón con la que se había 'estirado' el edificio carecía de permiso. Sin embargo, la demolición nunca llegó a ejecutarse: se declaró su irregularidad en Urbanismo, pero no hubo más noticias tras pasar el expediente a Contratación —donde también hubo reticencias en firmar la rescisión tiempo después—.

La historia reciente es de sobra conocida, el equipo de gobierno va a hacer definitivo el mercado provisional en un área verde en la Avinguda de la Comunitat Valenciana, regularizando lo que hace seis años se calificaba de ilegal por PSOE y Compromís, entonces en la oposición, lo cual poco tardó el PP en denunciar. Un asunto, el del mercado, que lleva años destapando contradicciones en toda la corporación. Ahora, como se podía esperar por los procesos de la administración, el equipo de gobierno ha salvado las cuestiones del mercado provisional sobre las que ponía el foco Antifraude, que había pedido explicaciones porque no se había derruido la terraza, irregular y en zona verde. 

Motivos de Urbanismo para no demoler

Preguntada por el asunto de la terraza a la edil de Urbanismo, Ana Arabid, asegura que entonces se decidió no ejecutar el expediente de la demolición porque "había otras vicisitudes en el Ayuntamiento, un cambio radical de la situación porque iba a pasar a ser gestionado por el Ayuntamiento en el futuro". En ese contexto, apuntaba este miércoles, era "legalizable", aunque el acuerdo de rescisión no se fraguó hasta 2019. Asimismo, se apoya en la reciente resolución de Antifraude porque en ella se estima la posición de los servicios jurídicos de Urbanismo: si una obra de este tipo puede ser legalizable, quedará suspendido el derribo. En cualquier caso, en aquellos días que se hablaba de la terraza en 2018, el alcalde declaraba a miembros de Salvem el Mercat que se tiraría porque no era legalizable

Tras anunciar la rescisión, el bipartito evitó empantanar más la situación y comerse sus palabras y posiciones de años atrás para no confrontar más aún con los placeros, a quienes tendría que poner 'de su lado' una vez roto el contrato. De hecho, ahora que el Consistorio ha asumido la gestión, ven con buenos ojos que se remodele integralmente, además del bulevar anunciado y el aparcamiento.

Así es que el bipartito ha 'salvado' para sus intereses varios conflictos, si bien la decisión de consolidar el mercado provisional ha generado críticas entre los contrarios al proyecto del Mercado Central, de la oposición, defendiendo que aquello era temporal, y de los vecinos porque han perdido una zona verde real, ya que en la práctica, se trasladará a otro lugar del entorno la misma, pero solo la calificación de suelo en el mapa del Plan General. En su informe de Antifraude, aunque se da cuenta que en su momento no se acreditó la construcción en una zona verde porque no había alternativa, el trámite del PGOU es suficiente para justificar la actuación. Eso sí, la agencia asevera que el Ayuntamiento "debería haber comprobado si la mercantil concesionaria realizó las actuaciones de demolición y no tras el transcurso de dos años y tras el requerimiento de esta entidad". Ahora queda otro permiso que sortear, la Confederación del Júcar otorgó el permiso del provisional condicionado a su temporalidad.

Noticias relacionadas

next
x